Una niña de 12 años muere por coronavirus en Bélgica

La chica tenía fiebre desde hacía tres días y dio positivo por el virus, dijo un portavoz de salud de dicho país.

Una adolescente de 12 años murió en Bélgica debido al covid-19, una enfermedad que normalmente no afecta duramente a pacientes tan jóvenes, informaron las autoridades sanitarias del país.

Por Agencia AFP

Mar 31, 2020- 07:54

Una chica de 12 años murió en Bélgica debido al COVID-19, una enfermedad que normalmente no afecta duramente a pacientes tan jóvenes, informaron las autoridades sanitarias del país.

“Es un hecho raro que nos conmueve profundamente”, dijo el doctor Emmanuel André, portavoz de los servicios de salud.

La chica tenía fiebre desde hacía tres días y dio positivo por el virus, dijo otro portavoz, Steven Van Gucht.
En Bélgica han fallecido 705 personas debido al nuevo coronavirus pero hasta ahora no había víctimas tan jóvenes, según las cifras oficiales.

El director del comité científico, Steven Gucht, agregó que esa información recuerda “que a todas las edades, desde los 10 años hasta las edades más avanzadas, se pueden desarrollar complicaciones”.

“Es importante mencionar que esto es excepcional en gente joven. No es la regla. No sabemos qué salió mal. Es importante que se investigue caso por caso”, agregó.

El Servicio Federal de Salud belga indicó que entre el lunes y el martes se registraron 876 nuevos casos con test de laboratorio en Bélgica, lo que supone 12.775 contagios confirmados.

Bélgica tiene 4.920 personas hospitalizadas por COVID-19, de las que 1.021 se encuentran en cuidados intensivos.

La semana pasada falleció en Francia una adolescente de 16 años, un hecho que conmovió a la opinión pública.

Muertes diarias por coronavirus siguen aumentando en España y pandemia se acelera en EEUU

Los muertos por coronavirus aumentaron en España el martes, cuando se registraron 849 fallecidos, el balance diario más alto desde el inicio de la epidemia, que se acelera peligrosamente en Estados Unidos, mientras casi la mitad de la población mundial sigue confinada, asustada y ve llegar una recesión sin precedentes.

La enfermedad COVID-19, que suma casi 37.000 muertos en el mundo y unos 760.000 contagiados en 184 países, provocó 11.000 decesos en Italia y 8.189 en España. En Estados Unidos y Francia, los muertos ya superan los 3.000 decesos, un umbral al que también se acerca Irán.

España, que ha instaurado uno de los confinamientos más estrictos de Europa, paralizando todas las actividades económicas no esenciales y prohibiendo hasta los funerales, como ya había hecho Italia, volvió a batir un triste récord de víctimas el martes.

En términos porcentuales, el crecimiento de la mortalidad mantiene sin embargo su paulatina desaceleración pasando del +12,4 al +11,6% diario, pero el volumen de contagios repunta por primera vez en seis días del +8,1 al +10,8%.

“La tendencia general se mantiene”, dijo la doctora María José Sierra, del centro de emergencias sanitarias. Los pacientes recuperados también aumentan de 16.780 a 19.259, según las cifras del ministerio de Sanidad.

Los hospitales españoles, sobre todo en Madrid y Cataluña (noreste), están desbordados. “Empieza a escasear medicación”, por ejemplo medicamentos para sedar, explica a la AFP Nuria Martínez, doctora de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Puerta de Hierro de Madrid.

“Estamos empezando a restringir el acceso” a la UCI. “A los mayores de 80 años no los ingresamos en la UCI”, lamentó.

– Un minuto de silencio en Italia –
La misma desaceleración porcentual se observa en Italia, que registra 101.739 casos y comienza a ver una pequeñísima luz al final del túnel, en medio de graves dificultades por la saturación de sus hospitales.

Pese a que el país espera alcanzar el pico de la pandemia en siete o 10 días según sus autoridades de salud, prolongará el confinamiento de sus 60 millones de habitantes al menos hasta el 12 de abril.

“Las medidas están dando resultados”, reconoció Silvio Brusaferro, director del Instituto Superior de Salud (ISS) de Italia, donde este martes se guardó un minuto de silencio en memoria de sus víctimas.

En Estados Unidos, un navío hospital de 1.000 camas llegó a Nueva York, epicentro de la epidemia en el país, para dar un respiro a los congestionados hospitales de la ciudad, mientras se instalan centros provisorios de atención médica en un centro de convenciones o en el Central Park.

La falta de camas de reanimación y equipos para el exhausto personal sanitario es grave en todo el mundo, incluso en los países más industrializados.

“Si hay una gran afluencia y solo tienes un número limitado de respiradores, no puedes ventilar a todos. Y a partir de ahí tienes que elegir”, teme Shamit Patel, médico de 46 años, de Nueva York.

Estados Unidos es el país del mundo con mayor número de casos confirmados (163.429) de coronavirus. El presidente Donald Trump ha sido criticado por su respuesta inicialmente lenta a la propagación del virus.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad