California impedirá que ICE tenga acceso a base de datos de licencias de inmigrantes indocumentados

A partir de 2020 entrará en vigencia la nueva ley que prohíbe que los agentes federales accedan a la información de los inmigrantes, a excepción de los casos relacionados con investigaciones criminales

Agentes migratorios detienen a una persona indocumentada en Estados Unidos. Foto de Archivo.

Por EFE

Oct 14, 2019- 15:49

Las autoridades federales de Estados Unidos no podrán utilizar a partir de 2020 las bases de datos de las licencias de conducir en California para obtener información de inmigrantes indocumentados, según una nueva ley firmada por el gobernador Gavin Newsom.

La medida “ayudará a prevenir el uso indebido de las bases de datos policiales estatales contra inmigrantes cuyo único delito fue ingresar ilegalmente a Estados Unidos”, señaló este lunes la asambleísta demócrata de San Diego Lorena González, impulsora de la medida tras la firma de la ley a cargo de Newsom.

“Garantizará que los residentes de California no sean un objetivo por obtener su licencia de conducir”, agregó.

La nueva ley solo autoriza el uso de información de inmigrantes indocumentadas que obtuvieron su licencia en casos relacionados con investigaciones criminales conducidas por las agencias federales.

Un agente del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), toma las huellas digitales de una inmigrante en un centro de procesamiento de ICE en el edificio federal estadounidense en el bajo Manhattan, Nueva York. Foto AFP/ John Moore

La iniciativa surgió después de que en algunas detenciones de inmigrantes indocumentados el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) tuvo acceso a copias de su licencia de conducir obtenida por indocumentados bajo la ley AB60 donde figuraban sus datos personales, según denuncias de medios de comunicación.

La ley además autoriza a la Fiscalía General de California a realizar auditorías para asegurar que los usuarios del Sistema de Telecomunicaciones de Agencias de Cumplimiento de la Ley de California (CLETS) cumplen con la medida.

“Nuestro estado no ha sido exitoso a pesar de nuestra diversidad, nuestro estado es exitoso debido a ella”, señaló Newsom al firmarla.

La ley AB60 que entró en vigor en 2015, ofrece a los indocumentados la oportunidad de obtener una licencia de conducir en California lo que en su momento se argumentó como de importancia para mejorar la seguridad de las vías en el Estado Dorado.

En el primer año de su aplicación se otorgaron cerca de 605,000 licencias de conducir para inmigrantes indocumentados según el Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV), y en abril de 2018 la cifra superó el millón.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad