“El asesino de Cumbres”, una historia de romance, infidelidad y sangre en México

Diego Santoy asesinó a los hermanos de su exnovia, una niña de tres años y un niño de siete. En los últimos días se ha revelado que su suegra era también su amante.

Santoy está cumpliendo una condena de 138 años. Foto Facebook

Por N. Hernández / Agencias

Feb 21, 2020- 11:49

Diego Santoy en 2006 fue el joven más famoso de México por la saña que tuvo para matar a dos niños. Los pequeños eran los hermanos menores de su exnovia, quien había decidido terminar con él y para vengarse de ella decidió asesinar a los dos niños, fue condenado a 138 años de prisión y ahora  las autoridades mexicanas abren otra investigación del caso.

El infanticidio ocurrió en Monterrey, Nuevo León, todo comenzó con un romance entre Diego, quien era un estudiante y Érika Peña Coss, hija de una conductora de televisión, quien era amante de Santoy, según información revelada en los últimos días.

Las investigaciones relacionan a Érika con el cruel homicidio de los menores de edad, una niña de cuatro años y un niño de siete. A pocas semanas de que se cumplan 14 años del crimen, el caso cumbres vuelve a resurgir después de que el pasado 14 de febrero se le otorgó a Santoy un amparo.

Tras la reapertura del proceso en contra de Diego Santoy, también conocido como ‘El asesino de Cumbres’, han surgido nuevos datos relacionados a este macabro hecho ocurrido hace más de una década, donde cada vez es más evidente la complicidad de Érika.

Un hilo de Twitter ha circulado por toda la plataforma, el cual es iniciado por una chica que afirma ser una de las exvecinas de Diego, donde además de revelar que la pareja tenía una relación bastante tóxica, también tenían un triángulo amoroso.

Según la información de las publicaciones, Santoy sostenía una relación con Tere Coss, una famosa astróloga de Monterrey, quien es la madre de Érika Peña Coss.

Diego Santoy y Érika Coss, se cree que ella está involucrada en el crimen de sus hermanos.

“Un día que llegué de la prepa me dijo que había visto a la doña entrar y salir de casa de Diego VARIAS VECES EN LAS TARDES SIN ÉRIKA”, publicó la supuesta vecina en Twitter.

Ella aseguró que Santoy era el amante de la madre de Érika, por lo que se teoriza que el asesinato pudo ser para inculpar a Diego por su infidelidad.

Además de esto se mencionó que Érika Peña Coss los había descubierto en ocasiones, pues los vieron peleando en la calle llegando incluso a los golpes, para que poco tiempo después sucediera el infanticidio, por lo que se sospecha que esta infidelidad podría estar relacionada con el crimen.

El asesino confeso

Santoy aseguró que se “volvió loco” cuando Érika decidió terminar su relación sentimental, por ello la madrugada del 2 de marzo de 2006 llegó al domicilio de la joven cubierto con un pasamontañas y guantes de látex para asesinar a los dos pequeños, María Fernanda Peña Coss de 3 años y Erick Azur de 7 años.

A pesar del amparo, la condena de 138 años de Santoy no será anulada porque él confesó ser responsable del infanticidio.

“Aquí la parte más importante y el punto central dentro de este juicio se llama asesino confeso. (El asesino de Cumbres) confesó en el juzgado que es el autor material de los homicidios. Y de ahí no hay nada que hacer. Él confesó ‘Yo los maté’”, externó Roberto Flores Treviño, el abogado de la familia Coss.

Un romance más

Una mujer que se autodenominaba Lety “de Santoy” en sus blogs creo un club de fans y perfiles en Yahoo y Facebook para pedir que la condena de Santoy fuera más corta. Ella era originaria de Chihuahua y lo defendió hasta el límite.

Tres años después se casó con él y tuvieron un hijo, pero la relación duró solo unos años y luego la pareja se separó. Sin embargo, Santoy sigue teniendo contacto con su hijo.

Actualmente Diego lleva una vida tranquila en el penal, realiza labor peniteniciaria, estudia e incluso da clases de computación a otros reos.

Te puede interesar

Erin Caffey, la mujer que cantaba en la iglesia antes de masacrar a toda su familia

A los 16 años planeó la muerte de toda su familia porque quería "quitárselos de encima" y sentir que era libre. Conoce más del escalofriante caso.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones