El misterioso asesinato de Kelly Prosser en Ohio: la policía resolvió el caso 38 años después

Las autoridades utilizaron datos genealógica para rastrear evidencia genética recuperada de la escena del crimen.

Kelly Aann Prosser secuestrada en 1982. Foto Fiscalía General de Ohio

Por C.Fuentes

Jun 28, 2020- 16:36

38 años pasaron para que la policía pudiera resolver el misterioso caso de Kelly Aann Prosser, una niña que fue secuestrada, violada y asesinada en Columbus, Ohio, Estados Unidos.

Fue hasta el pasado viernes que la policía local dijo que logró cerrar el caso identificando al asesino de la menor de 8 años gracias a la una prueba genealógica.

El secuestro se remonta a 1982, cuando un 20 de septiembre Prosser fue secuestrada mientras caminaba a su casa desde una escuela primaria. Dos días después, el cuerpo fue encontrado en un campo de maíz.

La Fiscalía General de Ohio aseguró que la menor había sido golpeada, agredida sexualmente y estrangulada.

“Este es un caso que a lo largo de los años todo el Departamento de Policía de Columbus quiso resolver, y un caso que afectó a todos a nivel personal” dijo Greg Bodker, el subdirector de la policía de Columbus.

LEE: El misterioso caso Paulette: la niña mexicana hallada muerta en 2010 de quien Netflix retomó historia

“Imagínense en 1982 recolectar algo que no sabíamos que algún día existiría: el ADN”, ahondó.

El caso se resolvió 38 años después. Foto Fiscalía General de Ohio

Y es que fue lo que quedó en la escena del crimen lo que permitió que años después la policía tuviera pistas del asesino.

La policía explicó que utilizaron Advance DNA para rastrear la evidencia genética obtenida del sospechoso e hicieron entrevistas a miembros de la familia y determinaron que Harold Jarrell fue el asesinado de la niña.

El hombre murió a los 67 años en las Vegas, en 1996. Autoridades explicaron que había sido condenado por un secuestro similar en Columbus en 1977 y liberado en enero de 1982, ocho meses antes del secuestro de Prosser.

Jarrel tenía 53 años cuando asesinó a Prosser, las autoridades quisieron investigarlo, pero no tenían la evidencia para acusarlo formalmente.

¿Cómo lo determinaron?

La policía logró obtener muestras de ADN de los parientes vivos del asesino y así confirmar el vínculo con la víctima.

Las autoridades aprovecharon las coincidencias de ADN con el perfil del mismo proporcionado por la División de Policía de Columbus.

“En el caso de Kelly no hubo coincidencias cercanas, en cambio, se desarrollaron contactos conectando una serie de primos terceros”, explicaron de la compañía que guardó las muestras.

TAMBIÉN: Según las cifras de la Policía, se han registrado 44 muertes violentas de mujeres desde el 1 de enero al 4 de mayo.

“Es satisfactorio que la familia sepa lo que le sucedió a su pequeña, aunque no la traiga de vuelta”, dijo la detective del caso.
“Cuando Kelly Ann se fue a la escuela, la mañana del 20 de septiembre de 1982, no esperábamos que nuestro tiempo con ella terminara abruptamente o que nuestro futuro cambiara en todas las formas imaginables”, dijo la familia de la menor en la conferencia donde agradecieron el trabajo realizado por las autoridades.

El cuerpo fue encontrado dos días después de desaparecer. Foto Fiscalía General de Ohio

Ahondaron “teníamos a esta deslumbrante y traviesa niña de 8 años y, de repente, todo lo que nos quedaba eran recuerdos, fotografías que nunca envejecerían, un calendario que marcaba unas nuevas terribles vacaciones, una tumba y piezas de la vida de Kelly almacenadas en una caja”.

La familia dijo que con la resolución de este caso tienen esperanza que otros homicidios se resuelvan pese al tiempo que se tarde.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad