Anthony Fauci, especialista estadounidense, hace nuevas recomendaciones para evitar contagiarse de COVID-19

El máximo experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos fue enfático al señalar otros aspectos sanitarios que serían indispensables para evitar contraer el coronavirus.

Anthony Fauci , director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos. Foto: AFP

Por H. Sermeño / Agencias

Jul 30, 2020- 15:38

La mascarilla no sería “suficiente” para que una persona no se contagie de COVID-19, según el El director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos, Anthony Fauci; quien recientemente aseguró que resulta vital implementar otro tipo de protección.

Durante una entrevista con “ABC News”, el epidemiólogo señaló la importancia de protegerse los ojos. En ese sentido las personas deberían de empezar a utilizar lentes además de continuar utilizando la mascarilla.

 LEE TAMBIÉN: Los efectos secundarios que podrían causar las vacunas contra el COVID-19, según expertos

“Teóricamente deberías proteger todas las superficies de la mucosa (ojos, nariz, boca), así que si tienes antiparras, gafas o un protector ocular, debes usarlo. No está recomendado universalmente, pero si realmente quieres estar completamente protegido, deberías usarlo si puedes”, argumentó.

A esta nueva medida sanitaria Fauci agregó que sería recomendable que los norteamericanos se vacunen contra la gripe estacional, pues eso podría darle una protección extra a las personas contra el coronavirus.

Avances sobre la vacuna norteamericana

Las conclusiones sobre la efectividad de la primera vacuna estadounidense contra la COVID-19 podrían conocerse antes de las elecciones del 3 de noviembre, en las que Donald Trump se juega la reelección, aunque lo más probable es que lleguen en noviembre o diciembre, indicó Fauci.

CONTINÚA LEYENDO: Por qué la OMS cree que el coronavirus no es estacional y propone vacunarse contra la gripe

La vacuna desarrollada por la biotecnológica Moderna en colaboración con los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EE.UU. comenzó esta misma mañana su fase 3 de pruebas, con lo que es la primera fuera de China que alcanza este punto crítico para comprobar su eficacia y seguridad antes de distribuirse en masa.

“Es un récord mundial para nosotros el haber sido capaces de pasar de la secuenciación (del virus SARS-CoV-2) a la fase 3 de una vacuna en tan poco tiempo. No se había hecho nunca antes”, explicó Fauci, quien aseguró que este proceso, que solo ha llevado unos 6 meses, no ha comprometido el rigor científico ni la seguridad de los ensayos.

El director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas dijo en teleconferencia que las primeras conclusiones sobre si la vacuna tiene visos de producirse y distribuirse entre la población puede llegar “a comienzos de noviembre, pero podría ser antes”.

“Es muy difícil poner el dedo sobre una fecha. Hoy es el primer día y habrá que ver en las próximas semanas si hay un aumento (de la respuesta inmunológica) tras 28 días (cuando se administrará la segunda dosis)”, opinó Fauci, quien dijo que no descarta que las primeras conclusiones sobre inmunidad se conozcan antes de noviembre.

Las fechas de presentación de estos resultados son fundamentales, ya que si se producen en octubre podrían entrar de lleno en la recta final de la campaña para las elecciones del 3 de noviembre y dar a la Administración Trump argumentos a favor de la reelección del republicano, cuya respuesta a la pandemia ha sido muy criticada por haber soslayado la gravedad de la situación.

Fauci afirmó que hay varias variables importantes, como la cantidad de voluntarios que se sumen a las pruebas de la fase 3 de la vacuna de Moderna, así como el origen de esos voluntarios, ya que deben representar a las regiones y a los segmentos de población con mayor incidencia de infecciones.

A las 6.45 de la mañana de hoy (12.45 GMT) una persona en Savannah (Georgia) fue la primera en recibir la vacuna de Moderna. En las próximas semanas debería administrarse a unos 30.000 voluntarios, de los cuales la mitad recibirá un placebo de una solución salina que permitirá hacer un contraste estadístico para medir la respuesta inmunológica.

El director del NIH, Francis Collins, apuntó que varios equipos de expertos determinarán qué grupos son prioritarios para recibir las primeras dosis de una vacuna que reciba todas las aprobaciones pertinentes, pero entre ellos destacó al personal sanitario,  los adultos mayores, personas con enfermedades previas, afroamericanos e hispanos.

Mientras tanto, el consejero delegado de Moderna, Stephane Bancel, aseguró que tienen garantizada la capacidad para producir 500 millones de dosis de la vacuna en 2021 y posiblemente puedan ampliarla a 1.000 millones.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad