Adolescente de La Unión que emigró a EE.UU. por temor a las pandillas fue asesinada por dos integrantes de la MS salvadoreños en Maryland

Los dos sospechosos fueron detenidos en 2018 por otros delitos y fueron liberados. La oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) no fue notificada sobre esa última decisión.

Ariana Funes Díaz

Por Agencias - Enrique Carranza

May 23, 2019- 13:44

La oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha solicitado la custodia de Josué Rafael Fuentes Ponce y Joel Ernesto Escobar,  dos salvadoreños vinculados al asesinato de Ariana Funes Díaz, crimen cometido en Maryland, Estados Unidos.

El cadáver de Funes Díaz fue localizado la semana anterior en un arrollo, aproximadamente un mes después que se reportó su desaparición. En un primer momento se ha conocido que los restos tenían lesiones provocadas con un bate de béisbol y con un machete.

Fuentes Ponce y Escobar fueron arrestados el 11 de mayo de 2018 por los oficiales del condado Prince George por intento de asesinato en primer grado, intento de asesinato en segundo grado, participación en actividad de pandillas, conspiración para cometer asesinato, intento de robo y otros cargos relacionados, pero fueron liberados sin notificar a la agencia migratoria, indicó la dependencia en un comunicado.

El 16 de mayo de 2019,  la policía del condado de Prince George PGCPD arrestó de nuevo a los mismos individuos y los acusó de asesinato en primer grado, ese homicidio sería el de Ariana Funes Díaz.

“Como agentes de la ley, debemos continuar sirviendo y protegiendo al público estadounidense y actuar primero en beneficio de la seguridad pública”, dijo la directora de la Oficina de Campo de Baltimore, Diane Witte. “Estas personas habían demostrado un comportamiento criminal violento anteriormente, y debido a que fueron liberadas a pesar de la detención legal, se les brindó la oportunidad de tomar una vida”.

Los oficiales de ICE han presentado nuevamente órdenes de detenciones ante PGCDC y buscarán nuevamente custodiar a los inmigrantes en espera del resultado de su proceso penal.

Reportes indican que los adolescentes son miembros de la pandilla MS-13.

Fuentes Ponce llegó a los EE.UU. el 23 de diciembre de 2015 como parte de una familia inmigrante, pero en 2017 le fue emitida una orden de deportación, pero no se regresó a El Salvador.

En tanto, Escobar es otro joven que permanece ilegal en Estados Unidos desde el 23 de agosto de 2016, aunque fue procesado por la autoridad migratoria, fue liberado a un miembro de la familia en el área de Washington, D.C.

Consternación en Intipucá, La Unión

Los pobladores del municipio de Intipucá, en el departamento de La Unión, están consternados por el asesinato de la joven salvadoreña.

“Imagínese la mamá se llevó a su niña por la misma situación del peligro de las pandillas en el lugar, ella creyendo que estaría en un país seguro y con mejores oportunidades; y resulta que le arrebataron la vida de una forma brutal”, agregó un residente en la comunidad consultado por El Diario de Hoy.

Ariana soñaba con regresar a El Salvador y convertirse en abogada de inmigración para ayudar a otras personas que, como ella, necesitaban asistencia legal. “Como hay muchas deportaciones ahorita y muchos padres sin hijos, ella quería ayudar”, afirmó la madre de la adolescente salvadoreña a medios locales.

Ariana era originaria de La Unión y su madre la llevó a EE. UU. para escapar de las amenazas de pandillas en El Salvador. Foto Univisión.com

Te recomendamos

Movistar “Quiero que sepan la verdad de mí”: el príncipe Harry rompe el silencio y explica su salida de la Familia Real británica
Movistar Así era la vida en los antiguos colegios internados de El Salvador
Movistar Esta es la casa que Meghan Markle eligió para vivir con Harry y su hijo en Canadá

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad