Hallan cabello de Julen, el bebé atrapado desde hace cuatro días en un pozo en España

Los rescatistas trabajan contra el reloj, consideran que el bebé aún podría estar con vida a pesar del tiempo que ha pasado desde que se precipitó al conducto.

GRAF8980. MÁLAGA, 15/01/2019.- Un guardia civil señala el orificio, de apenas 30 centímetros de ancho, del pozo de más de 100 metros de profundidad por el que cayó un niño de dos años en una finca privada de la localidad malagueña de Totalán. EFE/Bomberos Málaga ESPAÑA SUCESOS POZO / Foto Por AFP

Por EFE - Xiomara Alfaro

Ene 16, 2019- 10:25

Los servicios de rescate han hallado pelo del niño de dos años que cayó en un pozo el domingo pasado en la localidad malagueña de Totalán (sur español), informaron hoy a Efe fuentes cercanas a los equipos de búsqueda.

En concreto, se trata de un cabello encontrado entre el material sólido extraído del conducto, al que se le ha practicado una prueba de ADN, cotejado con el de los familiares.

Según las fuentes, la prioridad de los trabajos es continuar sacando el material sólido del pozo, de 25 centímetros de ancho y 110 metros de longitud, en el tercer día de búsqueda del pequeño de dos años.

Los trabajos han comenzado a las siete de esta mañana, después de que los equipos de rescate llevan horas succionando la tierra bajo la que podría encontrarse el niño de dos años, y dado que las máquinas empleadas han encontrado una masa compacta que no se puede sacar, a unos 73 metros de profundidad. EFE/Álvaro Cabrera

El director de la Guardia Civil (cuerpo español de seguridad), Félix Azón, explicó este miércoles a la prensa en Madrid que se ha comunicado a la familia que “existen restos biológicos con una altísima posibilidad de que sean del niño”.

LEE TAMBIÉN

¡Búsqueda desesperada! Abren un túnel para salvar a bebé atrapado desde hace tres días en un pozo

El menor paseaba con sus padres en una finca privada el domingo cuando cayó al conducto de 25 centímetros de ancho y 110 metros de profundidad. Las tareas de rescate se intensifican en una carrera contra el tiempo.

“Esto nos lleva a confirmar la estrategia de succionado del pozo para tratar de alcanzar el lugar donde se encuentra el menor”, añadió, aunque se mantienen otras opciones de rescate.

Los equipos trabajan contra reloj mientras toda España se mantiene en vilo y angustiada, aunque con la esperanza de que el niño pueda seguir con vida a pesar de los días pasados desde que se precipitó al pozo.

José Roselló (d), padre de Julen, el niño de dos años que cayó el pasado domingo a un pozo de más de cien metros de profundidad en Totalán (Málaga), junto a Juan José Cortés (i), durante las declaraciones a los medios de comunicación, en las que ha dicho hoy que, aunque están rotos por la situación, él y su mujer tienen la “esperanza” de que cuentan con “un ángel” que va a ayudar a que su hijo “salga vivo”. EFE/Álvaro Cabrera

¿Cómo desapareció?

“Ahora están trabajando y estoy viendo un poco de luz”, dijo el padre de Julen, José Roselló, a diariosur.es. Roselló no pierde las esperanzas de que su hijo sea rescatado con vida. Agregó que su esposa, Vicky, está rota  y que ambos están “muertos”, pero con la esperanza de que tienen a un ángel que ayudará a su hijo a salir vivo lo antes posible.

Según medios internacionales, el hermano mayor de Julen murió en 2017, a los tres años, debido a una enfermedad.

Sobre cómo fue que el menor cayó al precipicio, Roselló dijo que junto a su pareja y una prima camiban mientras Julen jugaba con una primita.

“El crío estaba a cuatro o cinco metros. Yo fui a coger un par de troncos y el niño echó a correr”, dijo. En ese momento el niño se echó a correr y su prima corrió tras él previendo que podía caerse. De un momento a otro, desapareció.

Explica cómo, en medio de la desesperación quitó unas piedras y metió su brazo hasta el hombro intentando alcanzarlo. Roselló escuchó el llanto del niño y trató de tranquilizarlo. “Solo pude decirle: “Estáte tranquilo, papá está aquí y el hermanito nos va a ayudar”.

Mientras tanto hoy también se supo que los responsables de abrir el conducto para la prospección de agua en el que cayó el niño no habían solicitado las autorizaciones necesarias, ya que al Gobierno regional de Andalucía no le consta ningún registro de dicha actividad.

Por su parte, Antonio Sánchez, el empresario que lo hizo, aseguró a Efe que selló el orificio, pero que alguien “lo modificó después”.

Ocho efectivos de la Brigada de Salvamento Minero de Asturias está en el lugar para colaborar con las tareas de rescate mientras en las últimas horas ha comenzado la construcción de dos túneles, uno paralelo al pozo y otro oblicuo, para intentar llegar al lugar donde se cree que se encuentra el chiquillo, a unos 80 metros de profundidad.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias La “Mansión Guirola” y la historia de la enigmática familia
Noticias El Salto de Malacatiupán y sus míticas leyendas
Noticias Comuna de la capital anuncia creación de Corredor Urbano