Mueren dos bebés por falta de asistencia en un campo de refugiados en frontera jordana

La Unicef aseguró en un comunicado que "las bajas temperaturas y la falta de suministros, incluidos los de primera necesidad", están poniendo en riesgo la vida de los desplazados.

Foto Por AFP Referencia

Por EFE

Dic 13, 2018- 11:02

Dos bebés menores de seis meses fallecieron durante la última semana en el campo de refugiados de Rukban, situado en la zona fronteriza entre Siria y Jordania, por enfermedad y falta de asistencia, informó hoy el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La jefa de comunicación de la oficina de Unicef en Oriente Medio y el norte de África, Juliette Touma, dijo a Efe que los niños “murieron porque estaban enfermos”, pero también por la falta de “servicios básicos” en el campamento de refugiados, ubicado en una zona desértica poco accesible.

Un miembro de las fuerzas armadas jordanas transporta a un niño desde el campamento informal de Rukban, en la frontera entre Siria y Jordania, afuera clínica médica operada por la ONU (2017) Foto: AFP

Touma señaló que los niños que viven en Rukban se encuentran en riesgo de “contraer enfermedades por las que pueden morir”, si no se levantan “las restricciones de acceso” al campamento para que las organizaciones entreguen ayuda humanitaria.

Según esta representante de Unicef, se estima que de las 45,000 personas refugiadas en Rubkan, al menos la mitad son niños.

Indicó que hace unas semanas Unicef envió ayuda humanitaria al campo de refugiados, que incluía suministros médicos y vacunas para los niños contra enfermedades como la polio.

Por su parte, el director de Unicef para Oriente Medio y el norte de África, Geert Cappelaere, aseguró en un comunicado que “las bajas temperaturas y la falta de suministros, incluidos los de primera necesidad”, están poniendo en riesgo la vida de los desplazados.

TE PUEDE INTERESAR

Las imágenes que cambiaron la vida a una niña en un campamento de refugiados

La niña siria Maya Merhi, quien nació sin piernas, fue captada por un fotoperiodista de la agencia AFP desplazándose con la ayuda de unas prótesis fabricadas por su padre con latas de conserva y tubos de plástico. Tras conocerse su caso, un médico ortoprotésico asumió el coste de las prótesis para la pequeña.

De acuerdo con Cappelaere, la ayuda humanitaria está llegando a la zona, incluidos suministros médicos, pero “se necesita mucho más”.

Hizo un llamamiento a todas las partes implicadas para que faciliten el acceso a ayuda humanitaria a “todos los niños necesitados en Rukban y en otras partes de Siria” y para que apoyen “el regreso seguro y voluntario de las personas desplazadas” a sus hogares.

Rukban está situado en la zona fronteriza entre Siria, Jordania e Irak y los refugiados se encuentran bloqueados en el área, debido a la negativa de Jordania a dejarles acceder a su territorio.

Además, en junio de 2016, las autoridades de Ammán declararon “zona militar” el territorio donde está el campamento, después de que en un ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) murieran siete soldados jordanos en la frontera.

Las organizaciones humanitarias han denunciado reiteradamente las duras condiciones en las que viven los desplazados en el campamento, al que rara vez tienen acceso, debido a la prohibición del Ejército jordano.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias La inspiradora historia del chef salvadoreño que ganó la lotería en EE. UU.
Noticias Las ventajas y desventajas de alquilar una casa
Noticias ¿Sabes quién diseñó los planos del Hospital Rosales?