×

Síguenos en

Perspectiva

¿A quién favorece la reforma fiscal de Trump?

Los opositores del presidente Donald Trump sostienen que la reforma fiscal significa un espaldarazo a los millonarios estadounidenses y a las grandes corporaciones.

Por Guadalupe Hernández

Ene 09, 2018- 05:00

ESTADOS UNIDOS. La ambiciosa reforma fiscal que incluye notables recortes de impuestos para empresas y trabajadores fue firmada por el presidente estadounidense, Donald Trump, el pasado 22 de diciembre.

La reforma, considerada el gran triunfo legislativo del primer año de mandato de Trump, implica, entre otros aspectos, la rebaja del impuesto que pagan las empresas del 35% al 21%, y en menor medida para los trabajadores.

Los principales beneficiados de la nueva ley, no solo en términos de dinero sino también como un aumento porcentual en el ingreso, serán las corporaciones y los estadounidenses más adinerados, sostiene una publicación del diario New York Times.

El mismo Trump lo confirmó, al decir: “Las empresas se van a volver literalmente locas”. En efecto, la propia familia de Trump se beneficiará de los recortes fiscales a las propiedades inmobiliarias corporativas, que serán mantenidos o extendidos, y sus herederos tienen motivos para celebrar el aumento a las exenciones para impuestos inmobiliarios: con este proyecto de ley, los hijos y nietos de Trump podrían heredar 22 millones de dólares libres de impuestos, revela el Times.

Lee además: Gobierno de EE.UU. cancela TPS para salvadoreños

Los aumentos de sueldo

Asimismo, las grandes multinacionales comenzaron a anunciar aumentos de sueldo para sus empleados, luego de que la propuesta legislativa fuera aprobada por el Congreso, con el respaldo de la mayoría republicana en la Cámara y en el Senado, antes de la Navidad.

AT&T, por ejemplo, anunció el reparto de bonos de 1,000 a 200,000 dólares a sus empleados estadounidenses.

La compañía de telecomunicaciones con sede en Dallas también reiteró su promesa de invertir 1,000 millones de dólares en Estados Unidos en 2018.

“El Congreso, trabajando estrechamente con el Presidente, dio un paso monumental para ajustar los impuestos pagados por las empresas estadounidenses al resto del mundo industrializado”, dijo el presidente ejecutivo de AT&T, Randall Stephenson, justo antes de Navidad.

La compañía tiene un total de más de 250,000 empleados, por lo que estima que los bonos le costarán al menos 200 millones de dólares.

Lee también: Las tres mejores inteligencias artificiales de 2017

 

Otras empresas

AT&T no es la única compañía feliz con la reforma fiscal. Fifth Third Bancorp dijo que elevaría su salario mínimo por hora a 15 dólares para todos los empleados y repartiría bonos de 1,000 dólares a más de 13,500 empleados como resultado de la nueva ley.

Wells Fargo también aumentará su salario mínimo a 15 dólares por hora. La medida fue anunciada en un comunicado de prensa. Mientras que Boeing anunció que avanzaría con 300 millones de dólares en donaciones e inversiones para sus empleados.

Pese a los aumentos de salarios anunciados, algunos expertos consideran que la estructura del recorte fiscal tiende a favorecer a los propietarios de grandes negocios por encima de quienes recogen los cheques, pues mientras que los recortes en impuestos para las corporaciones serían permanentes, los destinados a individuos tienen una fecha de vencimiento.

Además, es probable que con la reforma aumenten los impuestos para millones de contribuyentes de clase media, aunque quizá no será notorio hasta este año.

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios