EL manejo de las emociones en el trabajo

¡Aprende a controlarte! Percibir, razonar, comprender y manejar las emociones con inteligencia, te permite crecer como profesional.

Manejar las emociones con inteligencia puede ayudarte a ser productivo y a estresarte menos. Foto EDH/Archivo.

Por Claudia Batres

Jul 13, 2018- 15:46

Ansiedad, frustración depresión, enojo ¿Has sido víctima de algunas de estas emociones en el trabajo?

Para toda persona, en especial quienes ya cuentan con un empleo, es determinante tener control y dominio propio sobre las diferentes circunstancias que se enfrenten día a día ¡No dejes que te afecten!

El concepto de Inteligencia Emocional popularizado en 1995, se dio luego de la publicación del libro
“La Inteligencia Emocional” del psicólogo Daniel Goleman, quien la describe como “la capacidad de una persona para manejar sus sentimientos de manera que estos se expresen adecuada y efectivamente”. Para Goleman además, es un factor fundamental en el éxito empresarial.

Conoce las diferencias entre los siguientes conceptos y evita confundirlos

Emociones: Sentimientos de corta duración pero intensos, están centrados en un objetivo o causa específica como: objetos, personas, recuerdos o sucesos; pasado el tiempo inicial se convierte en un estado de ánimo.

Carácter personal: Hace referencia a la forma de ser de cada individuo al momento de responder en una determinada situación, es decir la personalidad de cada quien: serio, enojado, amable, divertido etc.

Estados de ánimo: Suelen presentarse sin motivo, con una duración superior y prolongada , en ocasiones no son percibidos por el emisor, son descritos como un forma de pertenecer o estar.

 

Inteligencia emocional: El Ing. Alex Molina, director de Molina Consultores, describe lo siguiente: el hecho de que las personas cuenten con alta inteligencia emocional, no las hace menos propensas a tener que enfrentar emociones negativas, más bien tienen la capacidad de identificarlas y entenderlas mejor, por lo que logran reaccionar adecuadamente en el trabajo y en su vida.

5 Tipos de emociones que puedes aprender a desarrollar
en el trabajo para sentirte pleno

Habilidades sociales: Este conjunto de conductas que permiten interactuar y relacionarse entre sí. Son habilidades aprendidas a lo largo de la vida y se van desarrollando mediante las experiencias y el aprendizaje. Poseer las habilidades sociales adecuadas evita la ansiedad en situaciones sociales difíciles, facilitando la comunicación emocional, la resolución de problemas y la relación con los demás.

Comúnmente están relacionadas con la capacidad para escuchar activamente, saber recompensar, elogiar, llegar a acuerdos e iniciar y mantener una conversación.

Conciencia de sí mismo: Reconocer una emoción, ser conscientes de la misma y expresarla adecuadamente es una capacidad central en la inteligencia emocional, es necesario estar atentos a los estados internos y a las reacciones en sus distintas formas como respuestas fisiológicas o conductas.

Autorregulación: Actuar con inteligencia es tener la capacidad de controlar las propias emociones, mantener la calma ante un acontecimiento, desprenderse totalmente de la ansiedad, la tristeza o la irritabilidad.

Quizá te interese:

¡No te gusta tu empleo? Es momento de cambiarte

Hay diversas razones que pueden llevar a un colaborador a renunciar a su trabajo, pero determinar si es el momento adecuado y si está tomando la decisión correcta, es una tarea difícil. ¿Cómo saberlo? Un experto en talento humano, indica algunas señales claves para hacerlo de forma segura y feliz.

Comúnmente suelen desencadenarse cuando se recibe una amenaza, no se trata de reprimirlas totalmente, pero sí de controlar el tiempo que dura una emoción y no dejar que afecten.

Motivación: La automotivación es uno de los requisitos para la consecución de metas importantes y para realizar tareas complejas, está definida en cuatro competencias emocionales: el afán de triunfo, la iniciativa, el compromiso y el optimismo. Especialmente están a prueba cuando surgen dificultades, cansancio o fracaso, aquí es importante recordar que las cosas suceden por una razón y pueden mejorarse.

Empatía: La capacidad de captar los estados emocionales de los demás y reaccionar de forma apropiada a ellos. Es ser capaz de ponerse en el lugar de los demás y comprender sus reacciones, dando paso a darse cuenta de los sentimientos y perspectivas de los compañeros de trabajo, atender a las necesidades de desarrollo de otras personas, reforzando sus habilidades, anticiparse, reconocer y satisfacer las necesidades reales de los clientes y cultivar las oportunidades laborales a través de distintos tipos de individuos.

Lee además:

Talentos disruptivos: un activo importante para las empresas

Los talentos disruptivos son una fuerza laboral que busca cambios en las empresas, conócelos y cómo obtener buenos resultados con ellos.

 

Tips para manejar las emociones en el ámbito laboral

Identifica las emociones propias y reconoce actitudes tomadas en las diferentes situaciones.

-Escucha con atención lo que los demás quieren comunicar, interpretando su lenguaje corporal.

-Deja pensamientos negativos y propón ideas positivas.

-Actúa con empatía.

-No hagas críticas destructivas

-No pretendas controlar las emociones de lo demás, sino más bien saber reaccionar ante cualquier situación.

-Habla de lo que te molesta con una actitud profesional, buscando siempre el bien mutuo.

-No olvides dar las gracias y reconocer lo logros obtenidos por tus compañeros.

El ser humano cuenta con la capacidad de ejercer y tomar decisiones bajo el concepto de inteligencia emocional, esto no solo garantiza un mejor desempeño y mayor satisfacción laboral, estas habilidades además brindan salud física y mental.

Otro aspecto a considerar radica en la idea de que una empresa u organización esta en la obligación de velar por el bienestar de sus colaboradores; esto mediante la realización de programas que incluyan y abonen al desempeño e integración de los mismos, evaluando finalmente los resultados.

Las compañías también pueden influir en el desempeño y estado emocionar de sus colaboradores, los siguientes datos lo demuestran:

*El 40% de los empleados no se sienten apreciados por su empresa

*El 77% de los trabajadores afirma que se implicarían más en su trabajo si sintieran que se reconocen sus logros.

*Un programa de incentivos o beneficios sociales motiva a más del 60% de los empleados a permanecer en sus puestos de trabajo.

Datos estadísticos realizados por Endered,  líder mundial en soluciones transnacionales para empresas.

 

“Ante cualquier acontecimiento que suceda en tu vida, las emociones, tanto positivas como negativas, van a estar ahí, y pueden servirte de ayuda y hacerte feliz o hundirte en el dolor más absoluto, según cómo sea tu capacidad para manejarlas”, Ing. Alex Molina, experto en capacitación empresarial

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Julia Haydeé Mora, la Miss El Salvador de 1985 que nunca envejeció
Noticias Cinco hermosos lugares que te pagan por vivir y trabajar en ellos
Noticias Las caricaturas del prófugo Mauricio Funes, nacionalizado para evitar extradición y ser juzgado por corrupción

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad