Familia busca a niña que desapareció el domingo

La niña se suma a la larga lista de personas; entre niños, jóvenes y adultos que a diario desaparecen en El Salvador. Según la Fiscalía son seis casos por día, en promedio, los que son denunciados.

Por Jaime López

Jun 30, 2020- 11:53

Un nuevo caso de desaparición de una persona se registra en El Salvador, se trata de Alejandra Estefani Mangandí Peñate, de 14 años, quien fue vista por última vez por sus familiares el domingo anterior en la colonia zacamil de Ahuachapán, según informa el programa Ángel Desaparecido de la Fiscalía General de la República.

Los familiares y amigos de la menor de edad han recurrido a las redes sociales para exponer su fotografía y de esa manera poder tener información que lleve a dar con su paradero lo antes posible.

Alejandra Estefani residente en la colonia en mención, desapareció luego de que salió sola de su casa el 28 de junio en horas de la noche, según reporte de la denuncia interpuesta por su madre. 

Las autoridades piden a toda persona que tenga conocimiento del paradero de esa niña que llame al 2511-1118 o acceder a la página desaparecidos.pnc.gob.sv que administra la corporación policial.

Las cifras de la Fiscalía General detallan que 542 personas desaparecieron en el primer trimestre de este año. Febrero registra la mayor cantidad de casos de desaparecidos (198), seguido de enero (187) y por último marzo (157).

Desapariciones no paran en El Salvador, pese a cuarentena

En este último mes comenzó la emergencia nacional por la pandemia COVID-19 y el 21 de marzo se declaró cuarentena domiciliar obligatoria, lo que impactó en menos casos de personas desaparecidas.

Si bien estos datos dan un promedio diario de seis personas desaparecidas para este año, significa que hay una reducción con respecto al mismo período de 2019, cuando hubo 829 casos equivalente a nueve desaparecidos diarios.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad