Conoce a las artesanas de las flores de cera en Quezaltepeque

El oficio de las flores enceradas es una tradición que se ha dado por décadas en Quezaltepeque y ha llegado convertiste en patrimonio cultural del municipio.

Por Yessica Hompanera

Nov 02, 2019- 14:00

YH Flores enceradas en Quezaltepeque
En Quezaltepeque mujeres hacen y comercializan flores de papel encerado para el dos de noviembre, Foto EDH/ Yessica Hompanera

YH Flores enceradas en Quezaltepeque
Patricia Escobar, de 44 años, lleva 9 de ellos haciendo flores enceradas. Foto EDH/ Yessica Hompanera

YH Flores enceradas en Quezaltepeque
Escobar explicó que todo consiste en montar las flores de papel, sumergirlas en parafina derretida e inmediatamente llevarlas a un recipiente con agua fría para que se terminen de solidificar. Foto EDH/ Yessica Hompanera

YH Flores enceradas en Quezaltepeque
Rosa Lidia Santos de Gómez, 94 años, es una de las artesanas apasionadas por su trabajo. Foto EDH/ Yessica Hompanera

YH Flores enceradas en Quezaltepeque
Santos comenta que cursó hasta segundo grado en la escuela y que la necesidad de aprender un oficio la motivó a los 13 años de edad a ingresar al taller de flores de papel que impartió Juana Sarabia Duke. Foto EDH/ Yessica Hompanera

YH Flores enceradas en Quezaltepeque
La artesana comenta que también ha compartido su conocimiento con otras generaciones de artesanas quezaltecas y por su trayectoria ha recibido varios reconocimientos. Foto EDH/ Yessica Hompanera

YH Flores enceradas en Quezaltepeque
En Quezaltepeque existen 51 talleres dedicados al arte de las flores enceradas. Foto EDH/ Yessica Hompanera

YH Flores enceradas en Quezaltepeque
Esta manuealidad fue un arte que surgió en 1892 impulsado por la quezalteca Juana Sarabia Duke, años despúes se convirtió en el sustento de muchas mujeres quezaltecas. Foto EDH/ Yessica Hompanera

YH Flores enceradas en Quezaltepeque
Ana Ruano tiene 66 años y es la propietaria de la floristería San Judas. Le puso ese nombre debido a su devoción al santo. Foto EDH/ Yessica Hompanera

YH Flores enceradas en Quezaltepeque
Ruano transmitió el arte al resto de sus parientes de quienes espera que sigan la tradición. Foto EDH/ Yessica Hompanera

YH Flores enceradas en Quezaltepeque
Aunque el producto se elabora durante todo el año, la mayor demanda se tiene el 2 de noviembre, Día de los Difuntos, comentan floristas de Quezaltepeque que luchan por mantener viva su tradición. Foto EDH/ Yessica Hompanera

YH Flores enceradas en Quezaltepeque
Ana Beatriz Flores, de 29 años, prepara una corona de flores enceradas en la floristería San Judas. Flores comenta que aprendió el oficio por curiosidad y le terminó gustando. Foto EDH/ Yessica Hompanera

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad