Agricultor salió a comprar pupusas pero en el trayecto fue acribillado por pandilleros

“Mamá ya vengo voy a ir por unas pupusitas” fueron las últimas palabras que Santiago Cruz Guevara de 34 años, dijo a su madre la noche del pasado sábado, minutos después fue acribillado a balazos por pandilleros que operan en Zaragoza.

Por Menly Cortéz

Feb 10, 2019- 11:47

Homicidio15
Cruz Guevara tenía varios impactos de bala de arma 30 milímetros, que le provocaron la muerte al instante, indicó la PNC. Foto EDH/Menly Cortez

Homicidio2
De acuerdo con la Policía Nacional Civil el hecho ocurrió ayer a eso de las 9:30 de noche tras una balacera, sin embargo el homicidio fue reportado a las 6:30 de la mañana de este domingo mediante llamada al sistema 911. Foto EDH/Menly Cortez

Homicidio9
“Viera que la mamá lo esperaba y esperaba anoche y nunca llegó él y fue donde comenzaron a imaginarse lo peor”, manifestó un familiar. Foto EDH/Mnely Cortez

Homicidio4
La fuente policial agregó que según lo comentado por la familia de la víctima escucharon la balacera pero lo salieron a ver al sector por temor a las pandillas, “al ver que ya no llegó por la noche, salieron a buscarlo ahora temprano y encontraron el cadáver”, reveló la Policía. Foto EDH/Menly Cortez

Homicidio6
Chaguito era un joven amigable, bromista y muy trabajador, según una señora de 85 años que llegó hasta la escena a llorar la muerte del agricultor que le ayudaba año con año en sus cosechas. Foto EDH/Menly Cortez

Homicidio5
Un familiar contó que “Chaguito” como era conocido acostumbraba cada sábado ir por pupusas para cenar junto con su madre y el día en que lo asesinaron no fue la excepción. Foto EDH/Menly Cortez

Homicidio3
La familia pide justicia por la muerte del joven y esperan más controles policiales en el sector dominado por la mara 18. Foto EDH/Menly Cortez

Homicidio1
“Ay cuanto siento la muerte de mi muchachito, el siempre me andaba ayudando con mis cultivos, siempre me sacaba de mis apuros con mi cosechita. Los buenos se van y los malos se quedan eso no puede pasar más” dijo entre lágrimas la señora. Foto EDH/Menly Cortez

Comentar