Valentina, la responsable de arruinar la vida de Alejandra Guzmán y otras famosas con sus cirugías

Valentina de Albornoz era una cosmetóloga famosa entre actrices y cantantes, sin embargo, su reputación fue manchada después de varios malos procedimientos.

Por Marcela Moreno

Ene 11, 2020- 14:03

Valentina-Albornoz-esteticista
Valentina de Albornoz, cosmétologa con varias clínicas de belleza y una de las favoritas de las famosas. Estuvo presa en 2010 por los cargos que Alejandra Guzmán presentó contra ella. Foto EDH/ Agencias

tu-puedes-ser-bella-y-exitosa-por-valentina-de-albornoz-D_NQ_NP_687259-MLV28554085155_112018-F
Al ser acusada muchas de las artistas negaron haberse tratado con ella, sin embargo, luego de que la cosmetóloga publicara un libro en el cual revela los nombres de los artistas que trató, muchas de éstas lo admitieron y la criticaron, mientras otras aún la defienden. Foto EDH/ Agencias

Alejandra
El ejemplo más famoso es Alejandra Guzmán, quien tras acudir a la clínica de Valentina Albornoz para mejorar el tamaño de sus glúteos terminó con una fuerte infección, ya que le aplicaron metacrilato de vinilo. La cantante fue operada de emergencia y entró al quirófano 22 veces, durante las cuales le retiraron la sustancia nociva que mató el tejido. Foto EDH/ Agencias

diana-herrera
El caso más grave fue en 2016, Diana Herrera falleció por problemas de salud debido a una operación estética en sus glúteos realizada por la cosmetóloga Valentina de Albornoz. Foto EDH/ Agencias

641897
“Fui de sus primeras clientas hace como 15 o 18 años. Con toda su maquinaria nos mantenía el cuerpazo a todas las Tropicosas. No puedo hablar mal de ella por lo que le pasó. Por ella aprendí a quererme, lo que me hizo, lo hizo muy bien. Fue tan responsable, que dio la cara y purgó una condena”, dijo Lina Santos, una de las famosas que la defiende. Foto EDH/ Agencias

552FB905-DBA7-43CC-8A5F-318F4AF19ACD
La actriz Rosita Pelayo la condenó por el daño que aún asegura sufre debido a sus tratamientos. “Fui a verla, porque me recomendaron unas ampolletas que aplicaba y bajaban de peso. Me inyectó en la cintura y el abdomen, pero me cayeron mal. Han pasado cinco años y sigo en tratamiento, porque el ardor es un suplicio”, recalcó Pelayo. Foto EDH/ Agencias

descarga
“Valentina estuvo en muchos programas, era una mujer reconocida en el mundo de la cosmetología. Me puse en sus manos por convicción propia, hace ocho años. Me aplicó hilos rusos que, en su momento, ayudaron. Y aunque con el tiempo la flacidez regresó, los hilos no me estorban. Después tuve que someterme a ejercicio y dieta”, contó por su parte, Mayra Rojas, hermana de Lorena Rojas. Foto EDH/ Agencias

e9ecc24b11703cd80fcbacae6a84ad96
Gaby Ramírez fue otra víctima de esa clínica, ya que enfrentó fuertes consecuencias por querer modificar su cuerpo. La conductora se tuvo que someter a una cirugía para extraer la sustancia que le inyectaron, debido a que le produjo quistes en los glúteos. “El problema es que salió en la resonancia magnética nuclear unas bolitas muy pequeñitas y el miedo del doctor es que se vayan por los vasos sanguíneos. Una consecuencia garrafal sería una trombosis pulmonar”, explicó la joven. Foto EDH/ Agencias

0ea8ded91e38b18320e5952620c6e2bf
Mientras tanto, Lourdes Mungia aceptó haber sido tratada por Albornoz y admitió que no le gustó lo que le hizo. “Me realicé sólo masajes, entre ellos uno de relajación. ¡Ah!, y un facial, que no me gustó. Pero eso tiene más de 20 años, ya ni me interesa acordarme. Eso es pasado y no vivo de él. ¿Por qué acudí con ella? No sé, eso ya sucedió hace muchos años”. Foto EDH/ Agencias

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad