Las curiosas prácticas sexuales del Antiguo Egipto

Según historiadores los egipcios eran "bastante pragmáticos" con respecto a la sexualidad.

Imagen de referencia/Pixabay

Por N. Hernández / Agencias

Jun 26, 2020- 18:11

Para los antiguos egipcios era importante preservar la “sangre azul”, para ello empezaron a casarse entre primos, los padres con hijas, se permitían matrimonios entre hermanos y todo con el objetivo de preservar la pureza del linaje. Estas prácticas en la actualidad son delitos en algunas sociedades y resultan asquerosas, chocantes y son consideradas pecado.

La sexualidad era interpretada por los egipcios de una forma más abierta, incluso el incesto estaba permitido entre monarcas y la circuncisión era de carácter ritual en la ceremonia de iniciación a la adolescencia.

El sexo en el Antiguo Egipto

Los egipcios tenían una visión demasiado pragmática del sexo, la pasión desenfrenada les era difícil de entender, quizás por esto un violador era condenado a la castración porque actuaban como animales sin poder contener sus bajas pasiones.

Jorge Roberto Ogdon en su obra titulada “Apuntes sobre las eróticas egipcias y la sexualidad del Antiguo Egipto” asegura que “el acto sexual, en el Egipto faraónico, según la evidencia disponible, se representó de una manera natural y sin tapujos”.

Pero el egiptólogo francés Jean – Francois Champollion (1790 – 1832) sumergido en la moralidad de su época, encontró estas prácticas como chocantes. “Había imágenes de monstruosa obscenidad que realmente me dieron una extraña impresión acerca de la sabiduría y compostura egipcia”, dijo en referencia al Papiro Erótico de Turín.

Este es uno de los pocos documentos que registran la conducta sexual de los antiguos egipcios y muestra a miembros de la corte, sacerdotes y altos cargos en orgías. Todas las imágenes están acompañadas de frases poco sutiles.

Orgías, componentes religiosos 

En el Antiguo Egipto, así como en la Antigua Grecia, se cree que habían ceremonias religiosas que incluían práctica de sexo en grupo que estaban relacionadas con la fertilidad.

Uno de los registros que se tiene es el de Herodoto, historiador griego del siglo V, describió a detalle una de las orgías celebradas en nombre de la diosa felina Sejmet Bastet en la ciudad de Bubastis: “Las barcas, llenas de hombres y mujeres, flotaron cauce abajo por el Nilo: Los hombres tocaban flautas de loto, las mujeres címbalos y los panderos, y quien no tenía ningún instrumento acompañaba la música con palmas y danzas. Bebían mucho y tenían relaciones sexuales. Esto era si mientras estaban en el río; cuando llegaban a una ciudad los peregrinos desembarcaban y las mujeres cantaban, imitando a las de esa ciudad”.

Podrías leerLa historia de la monja que fingió su muerte para escapar de un convento

Otro aspecto a destacar de esta cultura es que los enlaces eran con fines reproductivos, tenían lugar  a una edad muy temprana. Las mujeres solían casarse de 14 años y los hombres de 17, no se acostumbraban ceremonias de casamiento o permisos de autoridades, ya que bastaba con vivir juntos y tener un contrato sobre la crianza y custodia de los hijos. Además, las mujeres tenían más independencia a comparación de otros pueblos, tampoco eran desvalorizadas sino llegaban vírgenes al matrimonio.

El hecho de no encontrar pruebas de ceremonias de casamiento ha intrigado a los historiadores. Sin embargo, el egiptólogo Monteten en su obra “La vida cotidiana en Egipto en tiempos de Ramsés” narra el testimonio de una joven recién casada con uno de los hijos del faraón y dice que el matrimonio empezó el día que ella se fue a vivir con él.

“Me llevaron como esposa a casa de Naneferkaptah. EL faraón ordenó que me entregaran espléndidos regalos en oro y plata y todas las personas de la casa real me los presentaron”, dice el texto.

Y es que para los antiguos egiptos, el matrimonio era con el objetivo de reproducción y la infertilidad era motivo de divorcio. La poligamia era permitida y bastante frecuente, sobre todo entre las clases dirigentes, siempre y cuando se respetara la posición de la esposa en el entorno familiar, era permitido tener varias concubinas.

Recomendamos: En la época medieval la orina era usada para la salud bucal

Por ejemplo, Ramsés II murió a los 91 años y aseguraba haber tenido 20 reinas y una multitud de concubinas. Los textos antiguos registran más de 100 hijos. Para los faraones también estaban reservados los matrimonios incestuosos.

La prostitución

En aquella época las prostitutas eran conocidas con el nombre egipcio de “kat tahut” (vulva) y el Papiro Erótico de Turín también describe que eran bailarinas y músicas. Estas mujeres se caracterizaban por usar pelucas llamativas, perfumes y pintalabios.

Desde lo religioso eran consideradas mujeres impuras y estaba estigmatizadas socialmente. Herodoto asegura que el faraón Keops al quedarse sin dinero obligó a su hija a ejercer la prostitución como un acto de maldad.

El sexo era sagrado

Los egipcios creían que el dios Atum (“el que existe por sí mismo”) se formó de la nada, después se masturbó y de su semen nacieron los dioses que le ayudarían a crear y gobernar el universo. Por esto, para ellos el semen era sagrado y consideraban el flujo del Nilo como parte de la eyaculación de Atum. Además, apreciaban que el faraón contribuyera a mantener vivo el río por eso cada faraón de turno encabezaba cada año una ceremonia en conmemoración al acto del dios. Esta ceremonia consistía en ir hasta la orilla del Nilo, y dejar que el semen cayera dentro del río y no en la orilla. Después, el resto hacía lo mismo.

En esta cultura también era aceptable la necrofilia (conducta sexual de la persona que tiene relaciones sexuales con cadáveres humanos, considerado en la actualidad un perversión o una desviación sexual), no estaba censurada como lo estaba y ha estado en todas las civilizaciones a los largo de la historia.

Según el Papiro de Ebers durante el reinado de Amenhotep I se descubrió que los embalsamadores cometían estas prácticas y ninguno de ellos era castigado, pero esto no significa que fuera aceptado socialmente, pues los familiares de las mujeres fallecidas comenzaron a contratar guardias que vigilaran los cuerpos.

Una de las historias que surgen de la época y respalda este hecho es que el dios Osiris, la primera momia, fue resucitado por su esposa Isis; entonces se estableció que todos los muertos tenían que copular con su Ba (alma) antes de pasar al otro mundo.

Como se ve, algunas de las practicas sexuales que en la actualidad se rechazan por las sociedades, al parecer en el Antiguo Egipto eran normales.

Recomendamos

Las cinco prácticas sexuales más extrañas del mundo

Estas conductas eróticas inusuales se catalogan como parafilias. Conoce la razón

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad