Joven queda impotente tras sufrir erección de un mes y ser operado de forma negligente

El inglés Nat Thind, de 26 años, culpa a los médicos de su incapacidad. Asegura que es devastador no poder tener vida sexual saludable.

El joven inglés tuvo que ser intervenido quirúrgicamente un mes después de que tomara una pastilla para tratar la disfunción eréctil, la cual le provocó una prolongada erección. Tras la operación quedó impotente. Foto EDH / Shutterstock

Por Osmín Monge

Oct 09, 2019- 06:41

Nat Thind nunca imaginó que tomarse una pastilla para tratar la disfunción eréctil le cambiaría la vida por completo. El joven de 26 años, originario de Hampshire, Inglaterra, quedó impotente después de que se le practicara una operación en su pene para arreglar una erección que le duró un mes.

En junio, Nat se tomó una “pastilla azul” para tener un rato placentero, sin embargo, cuatro semanas después tuvo que correr directamente al hospital ya que su erección no disminuía y era dolorosa, una condición conocida como priapismo. Este problema ocurre cuando la sangre que fluye hacia el pene y crea la erección no puede salir nuevamente.

No era la primera vez que Nat utilizaba la pastilla para contrarrestar al disfunción eréctil. Foto EDH / Shutterstock

El joven asegura que los médicos probaron varios métodos para bajar su erección durante tres días, pero ninguno de ellos funcionó. Finalmente, una cirugía con bisturí para drenar la sangre fue la única opción que le dieron los médicos.

Tras el procedimiento quirúrgico la erección desapareció de forma natural, pero dejó un daño severo.

“En los meses siguientes y al hablar con otros médicos, descubrí que realmente los otros doctores no sabían lo que estaban haciendo. En sus intentos de cirugía causaron un daño nervioso severo. Como resultado, me quedé con un pene mutilado, una punta adormecida, la incapacidad de lograr una erección o alcanzar el orgasmo, dolores punzantes y ardientes y fibrosis del pene”, ha expresado Thind al sitio GoFundMe.

Nat Thind dice sentirse devastado por no tener una vida sexual saludable. Foto EDH / Facebook

Según los informes, los médicos hicieron dos intentos fallidos para drenar la sangre del miembro viril, para ello, utilizaron agujas, analgésicos y anticoagulantes.

Finalmente, realizaron un procedimiento quirúrgico, que generalmente se usa cuando los medicamentos no funcionan.

La operación, realizada bajo anestesia general, crearía una ruta de escape para que la sangre atrapada regrese a la circulación normal. Esto implicó poner una o más agujas grandes en el glande.

El joven lamenta la situación tan devastadora que le ha tocado vivir en plena juventud.

“Pasar de tener una vida sexual saludable a no tener vida sexual es devastador y está afectando las relaciones. Definitivamente no es fácil vivir con este oscuro secreto del que me siento tan avergonzado”, añadió.

El joven se ha sometido a otra operación para tratar de solucionar su impotencia. Foto EDH / Facebook

El pasado 5 de octubre Nat se sometió a otra operación menor para tratar de “arreglar las cosas”, pero sabrá si fue afectiva dentro de unos meses.

Antes del percance, Nat había usado el fármaco varias veces sin ningún problema.

Te recomendamos

Movistar Mujer muere el día de su boda, vestida de novia, cuando se dirigía al altar
Movistar “El amor de mi vida se fue… ¿para qué quiero vivir?”, La Chilindrina rompe el silencio tras la muerte de su esposo con desgarrador mensaje
Movistar Así luce en la actualidad “el niño diva”, el máximo admirador de Lady Gaga

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad