6 partes del cuerpo humano que ya no sirven para nada

En el pasado, algunas de esas piezas corporales tuvieron alguna función específica. Con la evolución fueron desapareciendo, ahora solo quedan vestigios de ellas.

El cuerpo humano tiene ciertas partes que no cumplen con ninguna función. Foto EDH / Shutterstock

Por Osmín Monge

Jul 06, 2019- 06:41

Aunque resulte difícil de creer, el cuerpo humano tiene algunas partes que no tienen ninguna función específica ni representan utilidad alguna. En el ámbito antropológico se les conoce como “sobras evolutivas”.

Se trata de partes que ya no son necesarias para las funciones que las personas desarrollan actualmente.

Todas ellas cumplían una función específica y vital para nuestros antepasados, sin embargo, a medida que el humano evolucionaba, fueron quedando algunos vestigios.

Según Dorsa Amir, antropóloga especialista en evolución del Boston College, en Estados Unidos, estas son algunas de esas partes del cuerpo innecesarias, las cuales no todo el mundo las conserva. Entre ella destaca una que “pone la piel de gallina”.

1- El apéndice

Esta es la parte inservible del cuerpo más conocida. Según estudios científicos, este órgano ayudaba en la digestión de las plantas con exceso de celulosa que formaban parte de la dieta de nuestros ancestros.

Foto EDH / Shutterstock

2. Las muelas cordales

Las función de estas muelas era la de triturar las carnes duras y los cereales crudos con los que se alimentaban nuestros ancestros. Ahora, debido a que la dieta es mucho más suave y no es necesario masticar con tanta intensidad.

No a todo el mundo les salen las muelas del juicio (como se les conoce) Las personas que las tienen suelen experimentan dolor; en estos caso se recomienda extraerlas .

Foto EDH / Shutterstock

3. Músculos erectores del pelo

En el pasado teníamos mucho más pelo en nuestro cuerpo que ahora. Los músculos erectores del pelo, conectados a los folículos capilares, ayudaban a erizar el pelo y así parecer más grandes ante una situación de riesgo o amenaza.

Hoy en día no necesitamos esto, pero sí puede observarse que lo mantienen muchos mamíferos con pelo, por ejemplo los gatos.

Foto EDH / Shutterstock

4. Coxis

Es un vestigio que queda de lo que alguna vez fuimos antes de ser humanos tal cual nos conocemos.

Entre las cinco y las ocho semanas después de producirse la concepción, el feto comienza a desarrollar una cola que, previo al nacimiento, desaparece.

Esta cola servía para moverse y mantener el equilibrio. Cuando los humanos aprendieron a andar parados, la perdieron porque ya no resultaba útil.

Foto EDH / Shutterstock

5. Músculos en las orejas

Alguna vez sirvieron para mover las orejas como lo hace los conejos u otros animales. Estos músculos son los responsables de mover la parte visible del oído, pero muy poca gente tiene control sobre ellos. Algunos mamíferos los usan para detectar presas o depredadores y se cree que los humanos los usaban para tal fin.

Foto EDH / Shutterstock

6. Pezones masculinos

Los pezones cumplen, biológicamente, una función específica: facilitar el amamantamiento. Pero dado que son las mujeres quienes amamantan ¿por qué los hombres nacen con ellos? La razón es que el cuerpo de un embrión, sea hembra o varón, empieza a desarrollarse de la misma forma.

Cuando las testosterona, encargada de la formación de los órganos sexuales masculinos empieza a actuar, los pezones ya se han desarrollado.

Foto EDH / Shutterstock

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias VIDEO: Los mitos y la casa Guirola de la Hacienda El Paraíso que muy pocos conocen
Noticias Agua de pepino, la bebida que hace maravillas en tu cuerpo
Noticias Así es el plan de Yamil Bukele para que la Selecta clasifique al Mundial 2022