¿Viajar después del confinamiento? 7 aspectos que indudablemente cambiarán en el turismo

Vuelos más vacíos, hoteles certificados en higiene, servicios personalizados y digitalizados son algunas de las transformaciones que sufrirá esta industria.

Foto Por EDH-Shutterstock

Por Sara Castro

Jun 24, 2020- 05:20

¿Cómo? y ¿cuándo? Son las preguntas que ahora determinan el turismo a raíz de la pandemia. Es evidente que la forma en cómo el mundo viajará cambiará drásticamente. Ya muchos han comenzado a plantearlo y discutirlo: cuándo se abrirán las fronteras, quién estará interesado en dormir en otra cama y tener que ducharse en otro baño sin saber cómo han sido los protocolos de limpieza, entre muchas otras dudas.

El pasado 19 de junio, la Organización Mundial del Turismo (OMT) confirmó que, después de muchas evaluaciones a nivel internacional, Europa y Asia lideran en el tema de implementación de políticas específicas para el turismo, por supuesto están basadas en “protocolos higiénicos y sanitarios, las certificaciones y etiquetas para prácticas limpias y seguras y los ‘corredores’ de seguridad turística entre países son las medidas más comunes”. Claro, las estadísticas del COVID-19 en estos continentes ya han pasado sus puntos más críticos.

Y aunque estas medidas significan una garantía para quienes se interesen en viajar, ello no garantizará que muchos decidan emprender una aventura poco tiempo después de una crisis sanitaria mundial; incluso la analista económica Helane Becker señaló a la revista Forbes México que podrían pasar de dos a cinco años para que el número de pasajeros en un vuelo comercial regrese a los niveles que hubo en 2019. Todo un desafío para este rubro.

Puede interesarte: El Esterón, la playa salvadoreña catalogada como una “joya escondida” en el mundo

Es un hecho, el miedo continuará en el equipaje de millones de personas. Pero el confinamiento también ha acrecentado la necesidad de viajar, de estar lejos de casa, de estar en contacto con la naturaleza, entre otras actividades ligadas a la exploración y a la distensión.
Para el jefe de investigación de Turismo y hospitalidad en la Universidad de Bournemouth, en el Reino Unido, el interés por viajar a otros lugares no ha mermado, “pero van a ser necesariamente mucho más cautelosos sobre lo que hacen. Y no solo van a necesitar ser persuadidos de que es seguro viajar, sino que necesitarán ver los cambios físicos reales hechos para que los viajes sean más seguros”.

Y entre estos cambios concretos puede conocerse ya lo que hizo la aerolínea Emiratos Airlines a sus pasajeros durante un pre-cheking de un vuelo que iba de Dubái a Túnez: les realizó una prueba de sangre para detectar si eran positivos a COVID-19. O saber que muchos hoteles muestran sus certificaciones de desinfección para que sus clientes se sientan más confiados.

Sea que decidas viajar al interior de tu país o que vayas más lejos después de que toda esta crisis pase, deberás sumarte a la nueva tendencia de hacer turismo: protocolos minuciosos de limpieza en aeropuertos, aviones y hoteles, banquetes al dormitorio, entre otras que explicamos a continuación.

Gastronomía: muchos consideran que el servicio premium es el que prevalecerá luego de la pandemia, como las comidas a la carta llevadas directamente al dormitorio, por ello la figura de un mayordomo será clave. Los bufés libres no se consideran una opción muy acertada, pues en estos amplios salones pueden concentrarse muchas personas y se manipulan demasiados utensilios, el ‘showcooking-izado’ podrá sustituirlo.

Foto EDH/ TripAdvisor

 

Fronteras y vacunas: el mundo tiene los mismos protocolos de higiene: mascarillas, lavarse las manos constantemente y mantener el distanciamiento. Y los expertos en turismo señalan que cada país puede tener sus propias medidas frente al COVID-19. El portal La Vanguardia señala que así como muchos Estados exigen una certificación de vacunación por algunas enfermedades, así sucederá con este nuevo coronavirus.

Las vacunas ayudan en la prevención de enfermedades. Foto Pixabay

Lee: 7 lugares remotos en el mundo donde puedes hacer turismo

Turismo wellness: el turismo centrado en el bienestar, donde los masajes, los circuitos de agua o los saunas son los grandes seductores, sufrirán cambios considerables. El inevitable contacto físico de este rubro puede jugar en contra, por lo que el ritual deberá incluir protección respiratoria, facial y ocular. Aunque algunos estudios indican que la transmisión de este virus en agua es bajo, la descontaminación de saunas y piscinas deberá ser recurrente.

Los 10 mejores hoteles para hacer turismo "wellness" en CentroaméricaFoto de referencia. Mukul Beach & Spa, en Nicaragua.

Hoteles: los alojamientos (hoteles y hostales) deberán comprobar a sus clientes que los rituales de limpieza se efectúan, todo para tener un voto de confianza. Se sugiere que haya un período de 24 a 72 horas para que una habitación esté inhabilitada con el fin de hacer una limpieza aséptica profunda en ella: edredones, sábanas, almohadas, toallas, alfombras, baño deberán ser lavadas a altas temperaturas y utilizando productos de limpieza que eliminen bacterias y virus.

Tickets electrónicos: lo digital ha sido parte de la estrategia para evitar el contacto físico y, desde algún tiempo, era ya una norma entre los turistas, como entradas y boletos electrónicos. Tras la crisis sanitaria se introducirán métodos innovadores: los procesos de check in o check out se podrán realizar en la nube, accesibles desde el móvil; el reconocimiento facial podría servir como medida de seguridad o el smartphone podrá abrir la puerta de la habitación sin necesidad de la entrega de una tarjeta magnética.

Aeropuertos: luego de los atentados terroristas del 9-11 de 2001, los aeropuertos cambiaron sus medidas de seguridad y las endurecieron. Con el nuevo virus también se implementarán protocolos específicos, según Forbes México. De esta manera, los procesos para ingresar a un país o las escalas significarán más tiempo, y algunas jornadas de tráfico aéreo podrían recortarse.

Foto EDH / Archivo

Transporte: los expertos en turismo consideran que los viajes cortos, en carretera y al interior de un país serán más demandados que un viaje por avión. Pero si es indispensable el uso del transporte aéreo, algunas aerolíneas pondrán a disposición del cliente la toma de temperatura previa, la digitalización del acceso del pasajero, flexibilidad en las reservas y los viajes irán más vacíos.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad