Liérganes, el hermoso pueblito español donde nace el mito del hombre pez

La fascinante historia tiene sus inicios en 1674 con la desaparición de un hombre de la localidad.

Cuenta de Instagram @estherbeltran

Por N. Hernández

Mar 22, 2019- 07:12

Liérganes es un municipio de Cantabria, situado en la comarca de Trasmiera. En 1978 fue declarado interés histórico artístico nacional por la concentración de una valiosa arquitectura clasicista de los siglos XVII y XVIII.

El núcleo urbano está asentado a los pies de dos pequeñas elevaciones: Marimón y Cotillamón. La historia de Liérganes está ligada a la leyenda del Hombre – Pez, en esta historia no todo es mito, ya que su protagonista sí existió.

Según publicación de ABC, Francisco de la Vega, un hombre que nació en la localidad en 1660, era un experto nadador y un día decidió ir con sus amigos al río Miera para nadar, como era costumbre se arrojó al agua. Nadie se preocupó por él, hasta horas después cuando no apareció. Después de días de búsqueda fue declarado muerto.

Estatua en honor a la leyenda del Hombre Pez. Foto cuenta de Instagram Rafamartin Photography

Esto ocurrió en 1674, pero cinco años después pescadores dijeron haber visto un ser acuático con apariencia humana en la bahía de Cádiz.  Sin embargo, la extraña criatura desapareció cuando ellos se acercaron. Las apariciones siguieron hasta que finalmente un grupo de pescadores lanzó pan al agua y lograron capturarlo con una red.

“Comprobaron con asombro que era un hombre joven, corpulento, de tez pálida y cabellos rojizos y ralo. (…) Tenía escamas que le descendía de la garganta hasta el estómago, otra que le cubría todo el espinazo y unas uñas gastadas como corroídas por el salitre”, se lee en el Ayuntamiento de Liérganes.

El joven fue llevado al convento de San Francisco donde después de varios días pronunció la palabra “Liérganes”, fue entonces cuando recordaron la desaparición de Francisco de la Vega. Fue llevado a la localidad, contactaron a sus padres y hermanos, la familia lo reconoció de inmediato.

Foto cuenta de Instagram @lic_aap

Durante dos años Francisco de la Vega vivió con su familia, pero sin mostrar interés por nada y rehuyendo el trato humano. ABC cita el relato de Gaspar Melchor de la Riba Agüero, quien decía que el hombre pez “andaba siempre descalzo y lo mismo le daba ir vestido que desnudo. No solicitaba la comida, pero si se la ponían delante o veía comer, comí y bebía mucho de una vez y después, en tres o cuatro días no volvía a comer (…) solo decía tabaco, pan y vino”, según publicación de la revista Alrededor del Mundo del 12 de marzo de 1913.

“Cuando le vi por primera vez ya no tenía escamas, solo mucha espereza en el cutis y las uñas muy gastadas”, decía De la Riba.

La misma publicación aseguraba que la historia era real y por el testimonio de personas importantes de la época no se podía dudar de su existencia. Sin embargo, después de estar diez años en Liérganes desapareció y no se volvió a saber nada de él.

Casa de Liérganes. Foto de Instagram @doigres13

A parte de la fascinante historia del “Hombre pez”, el pueblo de Liérganes tiene otros atractivos como un balneario rodeado de una magnífica finca. También se puede pasear por El Mercadillo, que es una zona histórico-artístico en el que se encuentran casonas populares, el Palacio de Rañada o Cuesta – Mercadillo; la iglesia de San Sebastián, parroquia de San Pedro Ad Víncula, las capillas del Humilladero y el Carmen. Además del museo – palacio de Elsedo, en Pámanes.

En gastronomía Liérganes se caracteriza por sus exquisitas carnes y pescado de río, sus reconocidos quesos frescos y la famosa repostería a base de “sacristanes” o el chocolate con churros.

Churros con chocolate, uno de los típicos de Liérganes. Foto tomada de la cuenta de Instagram de Saboreando Cantabria

¿Te animarías a visitar Liérganes?

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar