5 destinos con las rarezas naturales más impresionantes del mundo

Un mar apestoso, un volcán con fuego azul y un lago con burbujas de metano congeladas son algunos de los destinos turísticos más raros del mundo.

Lago Abraham, en Canadá. Foto EDH / Archivo

Por Osmín Monge

Abr 25, 2019- 19:07

En el mundo existen lugares turísticos donde la naturaleza se manifiesta con todo su esplendor y con una dosis extra de peculiaridad y espectacularidad.

Son sitios que parecen como sacados de una película con temática postapocalíptica, pero en verdad se trata de espacios de interés tan reales como cualquier otro, pero con la salvedad de que estos dejan con los pelos de puntas a más de alguno.

Si ya te aburriste de visitar playas paradisiacas, montañas, pueblos pintorescos, cascadas, ríos, lagos o bosques nebulosos y quieres contemplar y disfrutar algo totalmente diferente, considera estos cinco lugares turísticos propuestos por Skyscanner.

Puedes optar entre un volcán en plena erupción que emana fuego de color azul o un lago que, en la temporada más seca del año, adquiere un olor nauseabundo. También puedes decantar por un lago canadiense que contiene burbujas congeladas de metano o por una vasta meseta africana en donde se forman unos misteriosos círculos. Si lo prefieres, elige Nueva Zelanda, un país al suroeste del océano Pacífico, donde se aprecia de manera única la espectacular aurora austral.

Al descubrir estos lugares quedarás convencido de que el mundo está lleno de sitios con fenómenos naturales extraños, algunos de los cuales todavía no tienen una explicación certera.

 1. Aurora austral en Nueva Zelanda

Es común escuchar hablar de las auroras boreales, un fenómeno natural que ocurre en el hemisferio norte, pero poco se oye decir de sus “hermanas gemelas del sur”: las auroras australes.

Se trata de una manifestación atmosférica, en la cual aparecen manchas y columnas luminosas de varias tonalidades. Este espectáculo de la naturaleza ocurre cuando las partículas solares y los átomos cargados eléctricamente chocan en la atmósfera con diferentes tipos de gases, como el oxígeno y el nitrógeno.

Nueva Zelanda, en el suroeste del océano Pacífico, es uno de los países donde se puede contemplar este show celestial.

El mejor momento para observarlo es entre marzo y septiembre.
Australia, Tasmania y la Antártida son otros destinos donde se aprecia la aurora austral.

Aurora austral en Nueva Zelanda. Foto EDH / Archivo

2. Fuego azul en el volcán Kawah Ijen

El Kawah Ijen, en la isla de Java, Indonesia, es uno de los volcanes más impresionantes del mundo. En los últimos años ha ganado notoriedad por mostrar uno de los fenómenos naturales más extraños del planeta, el fuego azul.

En el interior de este coloso hay una gran concentración de azufre, que al estar en combustión produce llamas de ese color.

Este fenómeno se presenta en verano, cuando el clima es más cálido y seco.

A los “escupitajos” de fuego azul se le suma el lago color turquesa en su cráter; dicha tonalidad es producida por sus 36 millones de metros cúbicos de ácido sulfúrico y ácido clorhídrico. Es el lago más grande del mundo con esta peculiaridad.

Volcán Kawah Ijen, en la isla de Java, Indonesia. Foto EDH / Archivo

3- Burbujas de metano congelado en Canadá

El lago Abraham, del Parque Nacional Banff, en Alberta, Canadá, presenta una rareza natural impresionante durante la época invernal.

A simple vista parece estar inundado de medusas blancas bajo el agua, pero en realidad son cientos de burbujas de metano congeladas.

Estas bolsas de gas se forman cuando hojas secas o animales caen al agua, se hunden y son consumidos por bacterias que excretan metano, un gas altamente inflamable.

Estas burbujas quedan atrapadas bajo el agua; el paisaje que forman es surrealista.
Aunque la emanación de metano desde la superficie del lago es relativamente inofensiva, podría ser catastrófica si alguien lanzará un cerillo encendido.

Lago Abraham, del Parque Nacional Banff, en Alberta, Canadá. Foto EDH / Archivo

4. Anillos de las hadas en Namibia

Considerado “uno de los grandes misterios de la naturaleza”, los círculos o “anillos de las hadas” en las estepas de Namibia han asombrado a la humanidad desde siempre.
Son parches de tierra árida rodeados por un anillo de pasto alto y verde.

Siempre se ha creído que su origen es mágico y que cada uno de los aros es una puerta a un lugar sobrenatural; sin embargo, existe la hipótesis de que este fenómeno se produce por la interacción entre insectos que viven bajo tierra y la vegetación del lugar.

Anillos de las hadas, Namibia. Foto EDH / Archivo

5. El mar podrido de Ucrania

En Ucrania se encuentra el mar de Sivash o Mar Podrido. Recibe este nombre porque sus aguas son poco profundas, inferior a un metro, y en verano se calientan tanto que empiezan a desprender un olor muy desagradable. El calentamiento va acompañado de una gran evaporación, por lo que el agua es muy salada.

El color rosa de este mar se debe a la presencia de microalgas que producen altos niveles de betacaroteno, que les protege de la luz solar intensa. A este tipo de agua se le llama salmuera.

El mar de Sivash separa la península de Crimea del continente europeo y tiene una extensión de 2.5 kilómetros cuadrados.

Los turistas que han llegado a sus orillas aseguran que el hedor que emana se asemeja mucho al olor de los huevos duros. La pestilencia es tan fuerte, que muchas personas terminan vomitando.

Mar podrido de Ucrania. Foto EDH / Archivo

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar