¿Eres usuario activo de PayPal? Así es como puedes protegerte de los fraudes

Esta plataforma de pagos es una de las más seguras para realizar transacciones financieras. Pero ESET también revela las amenazas más comunes que pueden enfrentar los usuarios y que se deben tener en cuenta al comercializar bienes o servicios.

Si bien se trata de una plataforma de pago segura, también puede haber algunos fraudes. Foto: Shutterstock

Por Mireya Amaya

Abr 05, 2021- 05:30

Con un volumen de pago total de 247 mil millones de dólares y 28 millones de comerciantes registrados, PayPal sigue siendo uno de los proveedores de pagos en línea más populares entre las principales marcas y entre una variedad de pequeñas empresas y proveedores de productos y/o servicios.

TE PUEDE INTERESAR: Usuarios de Tinder podrán consultar los antecedentes penales de las personas con las que quieran salir

A diferencia de las grandes empresas, los proveedores más pequeños, especialmente aquellos que venden artículos como una actividad secundaria, no cuentan con profesionales de la ciberseguridad a su disposición. Como resultado, los proveedores más pequeños son mucho más susceptibles a los posibles ataques y diversas formas de fraude. En este sentido, los expertos en seguridad informática de ESET advierten cuáles son algunas de las amenazas más comunes y que se deben tener en cuenta al comercializar bienes o servicios:

De acuerdo con ESET, el sobrepago puede ser una clara señal de fraude. Foto: Imagen de carácter ilustrativo y no comercial/ www.pixabay.com

Sobrepago
Se trata de una de las estafas más populares, donde el delincuente, que se hace pasar por un cliente habitual, enviará un pago a través de PayPal por una suma mayor que la del precio del producto. Luego, le notificará al vendedor que cometió un error al enviar más dinero del que se le cobró y le pedirá al comerciante que le devuelva la diferencia.

Hecho esto, el estafador se pondrá en contacto con PayPal y presentará un reclamo citando varias razones, como que el producto entregado era de calidad inferior o que su cuenta se ha visto comprometida y no compró nada. En este caso, el vendedor puede perder tanto el dinero como los bienes, si el estafador es elegible para un reembolso completo.

LEE TAMBIÉN: WhatsApp permitirá elegir la velocidad para escuchar los mensajes de voz

Además, es posible que el ciberdelincuente haya utilizado una cuenta de PayPal o una tarjeta de crédito comprometida. Si el titular de la cuenta/tarjeta se da cuenta de que ha habido actividad no autorizada en sus cuentas, lo reportará y el vendedor perderá el producto que envió y el pago de este, además de incurrir en los gastos de envío.

Consejo: “Los errores ocurren de vez en cuando, pero en el caso de sobrepagos, es mejor pecar de cauteloso. La mayoría de las veces, el sobrepago puede ser una clara señal de fraude, por lo que la mejor opción es cancelar la compra”, sugiere Camilo Gutierrez Amaya, jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Una forma de protegerte es prohibir al comprador que cambie la ruta de las entregas. Foto: Imagen de carácter ilustrativo y no comercial/ www.pixabay.com

¿Es – o no es – enviado?
Los cibercriminales suelen recurrir a distintas tácticas en lo relacionado con las estafas de entrega de paquetes, siempre con el objetivo de obtener dinero de terceros.

Por ejemplo, un malhechor puede intentar convencer al vendedor de que use la cuenta para envíos del estafador, porque puede obtener un descuento u ofrecer un precio mejor que utilizando uno de los servicios de entrega habituales. Sin embargo, si el comerciante está de acuerdo con eso, el delincuente puede fácilmente solicitar al servicio de envío que desvíe la entrega a otra dirección; esto les permite presentar un reclamo y afirmar que la mercancía nunca se entregó.

El vendedor no tiene comprobante de entrega y eso significa que fue víctima de un triple golpe: está fuera del alcance del producto, pagó las tarifas de envío y tiene que compensar la falta de entrega, todo esto pese a que el producto se envió.

NO TE PIERDAS: ¡Alerta gamers! Los ciberdelincuentes podrían tenderte una trampa

Otra táctica común es el cambio de dirección. El estafador da intencionalmente una dirección envío incorrecta y con mucha paciencia hace el seguimiento a través de Internet. Una vez que la empresa de envío avisa que el paquete no se pudo entregar, el malhechor se comunica con el vendedor e indica su dirección “correcta”, para finalmente recibir el producto. Dado que no hay prueba de la entrega, se desarrolla el mismo escenario y el vendedor es víctima de un triple golpe.

Consejo: “Para protegerse de este tipo de estafas, es mejor atenerse a su cuenta de envío y evitar transferir dinero a alguien que no conoce. También debe enviar siempre el producto a la dirección que el comprador indicó en la página “Detalles de la transacción”. Además, puede ponerse en contacto con su empresa de envío y prohibir al comprador que cambie la ruta de las entregas”, recomienda Gutierrez Amaya.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones