Seis salvadoreños que brillan en el exterior

En la edición 200 de revista Mujeres les presentamos a seis artistas que con su talento están representando al país en plataformas internacionales.

Por Nancy Moncada

Jun 25, 2019- 03:58

Rossemberg Rivas/ Diseñador y director de arte

Premio de la Cultura 2014, del Centro Cultural Salvadoreño Americano (CCSA), y embajador Marca País (desde 2017, junto a otros destacados salvadoreños), Rossemberg Rivas sigue cosechando logros en escenarios locales e internacionales.

“¡Inspirar es un compromiso precioso! Es natural, te sumerges en tu pasión codificándola para los demás. La ofreces como una experiencia de aprendizaje, y donas tus plenitudes espirituales en beneficio de otros para compartir felicidad”, dice el director de arte, diseñador de vestuario, creador de espectáculos y organizador de eventos.

“A esto me he dedicado en mi vida desde la academia, desde mi experiencia como educador y catedrático universitario”, cuenta, “de no solamente transferir conocimientos que no sabían mis alumnos, sino, hacer nacer en ellos alguien que no existía, a hacer creer lo increíble. Por eso me quedé aquí, donde nací, para proponer, para hacer y para heredar”.

Rossemberg cuenta con una especialización en Diseño de vestuario para espectáculos del Fashion Institute of Technology, de Nueva York. Sus propuestas combinan escenografía, teatro, danza y otras artes. Ha llegado a escenarios internacionales como el Cirque du Soleil, el Carnaval de Río de Janeiro y en el Tropicana, de La Habana, Cuba.

“Por mi trabajo como artista y diseñador, he conquistado latitudes con muchos esfuerzos, inversiones, méritos logrados por iniciativas personales. He expuesto la mente, las ideas, las manos y la producción salvadoreña al mundo. Cada una de mis creaciones y servicios llevan el sello de la belleza salvadoreña”.

Rossemberg Rivas, diseñador y director de arte.

Instagram: @RossembergRivas

Twitter: @RossembergRivas

 

Andrea Ayala / Diseñadora de modas

“A mí desde súper pequeña me encantó jugar con telas, hacerme cosas diferentes. Pero todo esto nació porque mi mami siempre lo hizo, su mamá siempre lo hizo, su abuela lo hizo”, dice la diseñadora Andrea Ayala sobre su pasión por la moda. “Nací comprando telas, viendo telas; probando diseños en Barbies”.

Andrea siempre quiso estudiar diseño de modas, pero en 2010 no existía la carrera en el país. “No quería estudiar algo que no fuera diseño de moda. Necesitaba la manipulación de las telas”. Y como siempre pensó en tener su empresa, decidió estudiar Economía y Negocios. “Estudié en la ESEN (Escuela Superior de Economía y Negocios). Para mí es un complemento que va de la mano (con el diseño de modas). Ocupo mucho el razonamiento que aprendí en la ESEN_todos los días”.

Andrea creó su marca en 2013 y, desde que se graduó en 2015, viaja cada año a Londres. “He ido a hacer diferentes cursos, a la universidad Central Saint Martins, de patronaje, dibujo, textiles, confección, diseño de modas. Este año planeo hacer uno de branding porque creo que es importante saber manejar la identidad de la marca, hacerla más fuerte”.

Desde que fundó su marca en 2013, cuando estaba en cuarto año de universidad, los diseños de Andrea ya han estado expuestos en Vancouver, Honduras, Londres, Guatemala, Panamá, Nicaragua, Milán y Miami.

Este año estuvo en London Fashion Week y en Miami. “En lugar de hacer pasarelas, he hecho showrooms fuera del país”, reconoce. “Comencé a vender en línea en Londres, en Miami, Nicaragua y Costa Rica”. Además, sus piezas están en Guatemala y Panamá.

“Yo comencé súper chiquito y con lo mismo que he generado he ido creciendo. Gracias a Dios estoy aquí. Estoy súper feliz, cada día con más trabajo, con más ideas, más metas”, dice con alegría. Este mes, Andrea tiene un evento en Panamá y en septiembre volverá a la semana de la moda de Londres.

Andrea Ayala, diseñadora de moda

Instagram: @byandreaayala

 

 

Eva Innocenti / Diseñadora de bolsos

“Empecé mi sueño, Eva Innocenti, en marzo de 2015, a raíz de una realización personal”, reconoce la diseñadora del mismo nombre. Se preguntó qué le faltaba para ser feliz. “Uno de mis sueños fue tener mi tienda de carteras de diseño propio. Fue la primera vez que lo dije en voz alta, y las cosas comenzaron a fluir”.

Eva se ha dado a la tarea de promover su marca en el exterior. “Estuve en Mercedes-Benz Fashion Week Panamá como parte de Women Designers of El Salvador. En Nicaragua tengo presencia. Por la crisis había retirado temporalmente mis diseños, pero a raíz de la demanda volví”, cuenta.

A finales de 2018, una editora senior de Vogue Inglaterra la contactó porque vio su perfil de Instagram y su página web. “Me propuso para salir en la sección ‘Designer Profile’, una lista de diseñadores emergentes a los que la revista les ve talento y potencial para promoverlos. En el correo decía que mi marca podía ser una fuente de inspiración para sus lectores”.

Tras ese reconocimiento internacional, a Eva le llegaron más propuestas. “Me invitaron, en el marco de London Fashion Week, a un pop-up de diseñadores emergentes. Sin que nadie te conozca, poner en alto la calidad de la mano de obra salvadoreña y el diseño salvadoreño de verdad que es un honor”, dice.

Y es que sus bolsos de cuero son especiales. “Mis carteras son para una mujer elegante, segura de sí misma y amante de la moda. A una persona así le gusta complementar su outfit con algo único. Me gusta incorporar ese elemento diferente, hecho a mano”, afirma.

Este año, a través del bufete Romero Pineda, los diseños de Eva llegaron a abogadas destacadas de empresas como Google, Facebook o Chanel, que asistieron al International Trademark Association (Inta), en Boston. “Todas esas personas importantes en el mundo tienen algo hecho en El Salvador”, afirma Eva.

El sueño de la diseñadora se consolidará con la pronta apertura de su tienda en el centro comercial Hillside, en la calle La Mascota.

Eva Innocenti, diseñadora de bolsos.

Instagram: @byevainnocenti


Eduardo Franco / Estilista

Conocido por su habilidad en el corte de cabello, Eduardo Franco se dio cuenta de lo que quería hacer a los 16 años, cuando se inscribió en clases de cosmetología. Hoy es un profesional cuyo talento lo ha llevado a los círculos privilegiados de marcas internacionales.

Además de ser director artístico de la marca alemana Artdeco en El Salvador y de ser embajador de Moroccanoil y Schwarzkopf en el país, Franco fue escogido por la línea australiana EVO para integrar las filas de su selecto grupo de educadores en América Latina.

Él se siente orgulloso de ese logro; de ser reconocido como un educador internacional. “Sé que hay mucha gente en nuestro país tan o más capaz, entonces estoy seguro que ser elegido es una bendición de Dios. Y luego que Dios me haya dado esos talentos no solamente para poder hacer o crear un corte de cabello, una obra de arte, o un estilo, sino saberlo comunicar, saberlo transmitir y tener esa paciencia”, subraya.

Para ser educador de EVO se necesita llenar un perfil. Según el prospecto de EVO Education, debe ser un profesional talentoso y motivado, lleno de integridad e individualidad y con deseo de desarrollar su carrera. “Son líderes en la industria, e innovadores, que desafían el status quo e inspiran el cambio en el salón… y más allá”.

Eduardo cuenta que todo se dio en un viaje. “Voy a una capacitación a Nueva York, que me mandan de Intrade para ver si a mí me gustaba la marca, para poder trabajar con ellos a nivel local… Cuando fui, me enamoré de la marca. Vi trabajar a la par mía más de 100 personas de diferentes países; de Centroamérica solo estaba yo. De repente un par de chicas preguntan si había posibilidad de escalar al rango de Top Gun, que es la escala de educadores internacionales y no estaba abierta la posibilidad, porque querían embajadores locales. Al final de la capacitación me llaman y me dicen: ‘A ti sí te queremos ofrecer un contrato’”.

Cuando no está de viaje, Eduardo se divide entre sus dos casas: en el centro comercial Multiplaza y en Soho Cascadas, y ahí mantiene una agenda apretada con sus clientes.

A futuro, le gustaría crear una escuela de peluquería que fuera generadora de oportunidades para gente que no tiene cómo incorporarse a la sociedad. “Poderles enseñar bien una carrera, no un curso de paso. Sino que realmente puedan convertirse en artistas de cabello o de maquillaje”, dice.

Eduardo Franco, estilista y educador internacional.

Instagram: @eduardo_franco_estilistas

 

María Elena Padilla / Diseñadora de accesorios

“Alma Weaving comenzó como un sueño con mi cuñada, de crear un modelo de negocio que pudiera dar oportunidades en el área de educación, con un producto que fuera innovador y que pudiera competir con productos de afuera”, cuenta María Elena Padilla, directora creativa de la marca de bolsos y accesorios Alma Weaving.

Aunque surgió hace cinco años, tiene tres de estar en el mercado. Sus objetivos son claros, según cuenta María Elena: “Seguimos trabajando localmente para llevar el diseño local afuera con la idea de competir en mercados internacionales, empoderando a nuestros jóvenes del proyecto con la parte de educación que es lo fundamental, dándoles oportunidades de trabajo a los artesanos para que suban su nivel de vida y trabajando en el producto usando materiales sostenibles”.

“Tuvimos la oportunidad de participar en Latin American Fashion Summit (LAFS), el año pasado. Nosotros producimos la bolsa que llevaron las 400 personas que atendieron el evento. Fue todo un éxito”, recuerda.

De ahí surgieron muchas oportunidades para Alma Weaving. “Se acercó a nosotros Eva Hughes, quien es ahorita una súper embajadora de la marca y está trabajando con nosotros para abrir mercado internacional”.

Este año, la marca estuvo en “Fashion and Textures”, en Miami, una plataforma para diseño emergente latinoamericano. De ese show salió otra oportunidad de mandar producto a un pop-up en Ecuador.

“Empezamos a entrar a la parte de e-commerce. Ha sido un trabajo de campo hacia afuera, la página web, y luego entrar en plataformas como Cooperativa Shop que es diseño emergente de lujo; Fashion Kind que es una plataforma de Nina Farran, de Nueva York, y ella solo está comprando diseño sostenible y con una historia social. Se nos acercó también una plataforma que se llama Coveti, de Emiratos Árabes. Estamos vendiendo ahí”, cuenta.

“Cuando vio las fotos de los lookbooks de Alma, Eva Hughes me dijo: ‘Es impresionante lo que tienen de talento en El Salvador’. Yo creo que ese ha sido mi mayor orgullo, saber que estamos a la altura en cuanto a lookbooks, a fotos, a producto en todo sentido, hacia afuera. La gente se da cuenta de que El Salvador es chivo. Dios nos ha puesto gente excelentísima en el camino”.

María Elena Padilla, directora creativa de Alma Weaving.

Instagram: @almaweaving

 

Lula Mena / Diseñadora artesanal

Su talento creativo la ha llevado a galas del espectáculo internacional, a codearse con la realeza y, lo más importante, a apoyar el talento y la mano de obra de los artesanos salvadoreños.

“Me siento tan afortunada de poder representar a El Salvador de una forma tan positiva. De ver que la gente aprecia que en nuestro país también pasan cosas buenas. Que hay gente espectacular con habilidades lindísimas que aprovechan las oportunidades”, dice Lula Mena, diseñadora artesanal, sobre sus salidas a eventos internacionales.

Y es que el camino de Lula Mena está tapizado de logros. Su trabajo lo ha enfocado en la preservación de técnicas tradicionales a través de la innovación en sus diseños. Con esta labor la logrado impactar social y económicamente a comunidades de mujeres y artesanos y sus familias.

Por ello, en 2014 recibió de Coexport el Premio a la Mujer Exportadora del Año y, en 2016, el Premio Mujer Emprendedora Vital, de Voces Vitales. En 2016 y 2018 fue finalista de la Bienal de Diseño de España como Mejor Diseño Sostenible. Y podemos seguir enumerando sus premios y reconocimientos.

Este año creó su primera línea de indumentaria y viajó a Londres, donde recibió el premio Dahrendorf 2019 de manos de la princesa Ana de Inglaterra. La presea se entrega a líderes empresariales exitosos que aplican los principios de responsabilidad moral y social en sus negocios, combinando compromiso social e innovación en los procesos.

Las piezas de su marca han estado presentes además en las galas de regalos (gifting suites) que se realizan como antesalas a las entregas de premios de espectáculos. Entre ellos, ha estado en la de los Emmy 2013, Óscar 2014 y 2016, Grammy 2015 y Cannes 2018.

A través del arte, Lula transforma vidas. Conecta el diseño, el rescate de las tradiciones artesanales, la sostenibilidad y la cultura con el trabajo para mujeres, creando oportunidades para ellas y sus familias.

“Es un privilegio poder ser la cara positiva del país; pero en realidad sólo represento a todas las mujeres salvadoreñas que le echamos ganas todos los días”, dice.

Lula Mena, diseñadora artesanal.

Instagram: @lula_mena

 

Te recomendamos

Movistar Mujer muere el día de su boda, vestida de novia, cuando se dirigía al altar
Movistar “El amor de mi vida se fue… ¿para qué quiero vivir?”, La Chilindrina rompe el silencio tras la muerte de su esposo con desgarrador mensaje
Movistar Así luce en la actualidad “el niño diva”, el máximo admirador de Lady Gaga

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad