Mascarillas en casa con Mujeres at Home

Avena, miel y leche para lograr un cutis resplandeciente. Consiéntete y regálate un momento de relax.

Foto EDH / Shutterstock

Por Nancy Moncada

Abr 14, 2020- 04:30

Si dispones de tiempo para consentirte, te traemos algunas opciones de mascarillas que puedes hacer en casa, con ingredientes naturales y para diferentes fines.

Banano
Machaca un banano hasta lograr una pasta suave. Aplica la pasta sobre el rostro, de 10 a 20 minutos. Luego, retira con agua fría. Es un hidratante que le devolverá el brillo a tu piel, según mejorconsalud.com.

Aguacate y miel
Tritura medio aguacate maduro y mezcla con dos cucharaditas de miel. Deja actuar por 20 minutos. Retira con agua tibia. Según el sitio nuevamujer.com, esta mascarilla permite la regeneración de la piel a través de la producción de colágeno, que vuelve la piel más elástica.

Aceite de oliva
El aceite de oliva es un desmaquillante natural. Puedes usarlo todas las noches antes de dormir. Con un algodón, aplica desde la frente hacia abajo, pasando por la nariz, las mejillas, el mentón y el cuello.

Yogur y miel
El yogur tiene propiedades astringentes y la miel natural tiene propiedades antibacterianas. Contiene enzimas y probióticos beneficiosos para la piel. Reduce la inflamación, previene la aparición de granitos y ayuda a cicatrizar heridas, cortes y quemaduras. También equilibra la piel grasa e hidrata la piel seca.
Mezcla cuatro cucharadas de yogur con dos cucharadas de miel. Remueve bien, aplica en el rostro y deja por 20 minutos. Retira con agua limpia.

Pepino y yogur
El pepino es uno de esos ingredientes básicos en las rutinas de belleza natural. Refresca y limpia. Corta la mitad de un pepino en cuadros y licua con tres o cuatro cucharadas de yogur natural. Aplica la mezcla sobre rostro limpio. Deja por 20 minutos y aclara con agua tibia.

Zanahoria y miel
El sitio mejorconsalud.com comparte esta mascarilla para pieles sensibles: Pon a cocer tres zanahorias. Cuando estén blancas, córtalas en rodajas y añade dos cucharadas de miel. Macera en un recipiente hasta crear una pasta. Cuando esté fría, aplica y deja actuar por 15 minutos. Enjuaga con agua templada y seca con una toalla limpia dando suaves golpecitos.

Huevo y almendras
Mejora la salud de la piel con una mezcla de cuatro almendras molidas y un huevo que propone mejorconsalud.com. Coloca la pasta en el rostro, dejando que actúe 20 minutos antes de retirar con agua tibia. Puedes usarla antes de dormir, para nutrir la piel.

Azúcar
Para exfoliar, el sitio mujeresfemeninas.com ofrece la mascarilla de azúcar, que se puede utilizar una vez al mes o cada 15 días. Busca azúcar de grano fino y aplica de manera circular con las yemas de los dedos. Eso hará que las células muertas se desprendan. Retira con agua fría y aplica crema humectante para cerrar los poros y nutrir la cara.

Andrea Bonilla, bloguera que aborda temas de moda y belleza, nos comparte una hidratante mascarilla con avena, leche y miel, para todos tipos de piel.

Por sus propiedades, esta mezcla aporta humedad, sana la piel, limpia los poros y al retirarla el rostro queda resplandeciente.

INGREDIENTES

1/2 taza de avena natural.
3 cucharadas de leche entera.
Una cucharada de miel orgánica.

PASOS

– Tritura un poco la avena.
– Mezcla muy bien todos los ingredientes para crear una pasta.
– Realiza una prueba contra alergia. Coloca un poquito de la mezcla en un algodón o gasa y aplícala por 10 minutos sobre un área poco expuesta de la piel (puede ser a un lado del cuello).
– Si no eres alérgica, limpia muy bien el rostro, quitando cualquier residuo de maquillaje. Aplica la mascarilla en el rostro y cuello. Puedes poner rodajas de pepino sobre los ojos para hidratar esta área también.
– Deja que la mascarilla actúe de 10 a 15 minutos.
– Retira la mascarilla con un poco de agua tibia.
– La leche puede reemplazarse por aguacate, que aporta aceites nutritivos a la piel.

RECOMENDACIONES

– Haz una prueba de alergia sobre un punto de piel sensible. Hay ingredientes que podrían provocar alergia, así es que es mejor asegurarse, por seguridad.
– Antes de aplicar la mascarilla, asegúrate de tener el rostro y el cuello limpios.
– Cuando la apliques, extiende la mascarilla por el rostro, hacia abajo, hacia el cuello y, si puedes, hasta el escote.

 

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad