×

Síguenos en

Falsos influencers, el engaño al descubierto

El deseo de destacar entre los demás y anhelar atraer a las marcas, viajar mucho, lucir ropa de “chic” y comer gratis en restaurantes han hecho que muchos usuarios de redes sociales hagan uso de una artimaña: la compra de grandes cantidades de seguidores.

Por Osmín Monge

Mar 13, 2018- 19:04

Un influencer es una persona que tiene la capacidad para influir en las decisiones de la gente. Ese poder lo ejercen gracias a su exposición constante en redes sociales: Instagram, Facebook, Snaptchat, Twitter, Pinterest o YouTube. Sus palabras, imágenes y opiniones son tomadas como referencia, y en consecuencia las empresas realizan acuerdos de colaboración con ellos para mejorar el posicionamiento de la marca.

Si hacemos un recorrido por Instagram, por ejemplo, nos damos cuenta de que existen muchas personas, en su gran mayoría jóvenes, que dicen ser influencers. Los hay de varios tipos: los que promueven un estilo de vida saludable, los aventureros que dan a conocer lugares turísticos, los que saben mucho de moda y belleza, los que se dedican al entretenimiento, los expertos en videojuegos (gamers), los que aman y saben de gastronomía y los que se dedican a probar productos o servicios para luego dar su opinión.

Y, por supuesto, también están los influencers VIP, que son celebridades en áreas diversas, como el arte, el cine, la cultura o el deporte, que en un momento dado llevan a cabo una colaboración con una marca.

“No se puede considerar influencer a la persona que lo único que hace es publicar cientos de fotos o videos de sus muecas, de su abdomen y trasero y de sus fiestas con amigos. Ellos pueden ser muy populares y tener muchos seguidores en sus cuentas, pero no por eso se les puede llamar influencer”, expresa Sara Pozuelo, experta en Marketing de contenidos.

Cuentas infladas
Cada vez hay más jóvenes, y adultos también, que desean convertirse en personas influyentes. Sus aspiraciones incluyen atraer a las marcas, viajar mucho, lucir ropa de marca, comer gratis en restaurantes exclusivos, pasar la noche en algún hotel de lujo o asistir a eventos importantes.

TE RECOMENDAMOS:

Conoce a los influencers de moda más destacados de El Salvador

Las redes sociales, Youtube y los blogs son los espacios en internet donde varias personas influyen en otros para que mejoren su imagen, luzcan a la moda o aspiren a tener un estilo de vida diferente.

Sin embargo, muchas veces esos deseos se ven truncados frente a tanta competencia. Es por ello que algunos recurren a una artimaña: comprar grandes cantidades de seguidores y así llamar la atención de alguna marca o empresa.

En este contexto, saber quiénes de estas personas han conseguido miles de fans de manera orgánica y quiénes lo han hecho mediante la compra de “bots” (usuarios fantasmas) , se ha convertido en todo un reto.
Los “bots” sirven para inflar una cuenta y crear una falsa comunidad.

“Hoy en día es muy fácil comprar miles de seguidores, solo hace falta buscarlo en Google para que te salgan muchas páginas donde puedes comprar e incluso seleccionar el tipo de seguidores que quieres tener”, explica Laura Raimundo, campaign manager de H2H, agencia española especializada en el marketing con influencers.

En los últimos años, los sistemas de compra de seguidores para crecer artificialmente se han sofisticado y perfeccionado.

¿Cómo funciona el uso de “bots” en Instagram? Los programas para comprar seguidores tienen “granjas” de “bots” o de perfiles falsos. Estos perfiles se crean en grandes cantidades y se mantienen activos para que no parezcan sospechosos.

Los perfiles falsos son millones de pequeñas inteligencias artificiales que reciben diversas “órdenes” por parte de sus programadores.

Miles de teléfonos móviles conectados a una computadora central actúan como seguidores falsos y cualquiera puede acceder a ellos. En los últimos años estos programas se han sofisticado increíblemente.

Hace algún tiempo, cuando alguien compraba seguidores falsos, todos esos perfiles eran cuentas recién creadas que se detectaban con facilidad. Hoy en día es más complicado descubrir el truco, ya que esas cuentas fantasmas tienen su foto de perfil, dejan comentarios y reaccionan a las publicaciones para no parecer ficticios. La entrega de estos seguidores demora apenas unas horas.

El grave problema que produce este engaño para las empresas y marcas es que esos falsos seguidores no les generan conversión.  Aunque haya miles de cuentas “suscritas” a un falso influencer, el efecto es nulo.

Gracias a estas herramientas tecnológicas ahora es sencillo convertirse en un “influyente” en cuestión de horas. Solo basta invertir un poco de dinero y dejar que las cuentas fantasmas hagan de las suyas.

Estas son seis formas para detectar un falso influencer:

1. Fijarse muy bien en las cuentas que les dan like a las publicaciones del influencer. Verificar si hay comentarios que denoten que el lector lo conoce.

2. Observar que la cantidad de seguidores de todas las redes sociales del influencer sean similares. Por ejemplo, que en YouTube, Instagram o Facebook tengan un número de seguidores parecido.

3. Verificar la trayectoria y el tiempo en el mercado. Un nuevo influencer que tiene menos de seis meses activo no puede llegar a tener orgánicamente a 300,000 seguidores o un millón sin tener escándalos ni salir en medios masivos.

4. Ver que la reacción a las publicaciones no solo quede en likes. Que los comentarios tengan que ver con la publicación o que haya comentarios acordes al número de likes. No es normal que una foto con 10,000 o 20,000 likes tenga solo seis comentarios.

5. Buscar en Google. Si “googleas” el nombre de un influencer y no sale nada más que su Instagram, quiere decir que podrías estar siguiendo a una persona que solo ha hecho una carrera a través de esa red social. Si es un auténtico influyente aparecerán entrevistas y notas de él en medios, publicaciones de su propio blog, fotos de Pinterest…

6. Fijarse si hay una crecida en poco tiempo de seguidores o en likes.
Es anormal que una persona que acaba de subir una foto tenga 1,000 likes después de cinco minutos. Ese es otro indicio de compra de likes.

Tags Influencer Moda

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios