Will España: “Estoy agradecido con Dios por haberme regalado una guitarra y no una pistola, ya que yo crecí en tiempo de guerra”

Con mucha humildad y sinceridad, el cantante salvadoreño, líder de La Máquina, habló de sus inicios en la música tropical, de las decisiones que cambiaron su vida, de las maravillas y dificultades de ser artista y su fe en los jóvenes.

Will España es uno de los artistas salvadoreños más populares a nivel regional. / Foto Por EDH / cortesía Will España

Por Elis Silva

Feb 04, 2021- 07:09

Música tropical, enérgicos bailes, vestuario extravagante, una sonrisa de oreja a oreja, piel morena, cabeza afeitada y cien por ciento salvadoreño, todos estos son los rasgos que juntos identifican a una sola persona: Will España.

Al escuchar su nombre, de inmediato la mente viaja hacia el título La Máquina, agrupación que por años se ha mantenido entre las favoritas de la audiencia por su pegajoso ritmo y autenticidad.

Lee también: Sí se puede vivir de la música en El Salvador, así lo afirma el músico y empresario Oswaldo González

En una entrevista con elsalvador.com, España habló de cómo fue ese primer contacto con la música, de cómo cambió los juegos “con chibolas, capiruchos, trompos” por una guitarra de madera que marcó para siempre su futuro.

Este famoso rostro del mundo del entretenimiento creció en el barrio San Miguelito de Mejicanos y según sus propias palabras proviene “de una familia humilde, llena de amor a Dios y al prójimo”.

Will España y su grupo La Máquina han llevado su propuesta a diferentes países del mundo. Foto EDH / cortesía Will España

Fue un niño como todos, practicó deportes y los típicos juegos de infancia: escondelero, arranca cebolla, esconde el anillo “y todos esos juegos lindos de mi país”.

Pero todo dio un maravilloso giro cuando su hermano le regaló una “guitarra de palo”. “Crecí con la música y con ello mi sueño de cantar y bailar en escenarios. Estoy muy agradecido con Dios por haberme regalado una guitarra y no una pistola, ya que yo crecí en tiempo de guerra”.

Con los días, a ese peculiar instrumento se le añadieron “como diez libritos” de guitarra con canciones y acordes de José Luis Rodríguez “El puma”, José Luis Perales, Roberto Carlos y Franco de Vita.

Desde muy joven figuró en Grupo Hierro y Espíritu Libre. Foto EDH / cortesía Will España

Al crecer se interesó más en los grupos musicales, sus primeros pasos los dio con Grupo Hierro, luego con Espíritu Libre y pronto decidió lanzarse al agua y crear su propia agrupación: La Máquina.

Pero no todo ocurrió de la noche a la mañana: “Lo que me ayudó a llegar a estas agrupaciones fueron siempre las ganas de cantar y bailar, eso me apasionaba. Me acuerdo ir preguntando sobre cómo podía hacer para estar en una agrupación o en algún programa de televisión”, detalló.

No te pierdas: El intérprete salvadoreño de “El baile del sapito” revela que huyó del país tras los terremotos del 2001

Fue aquí que por cuestiones del destino se topó con las personas idóneas: “Ahí llegó Alfredo José, gran amigo, ‘El Hombre de La Colección’ y me llevó donde Daniel Rucks. Él comenzaba con su programa ‘Domingo para todos’ y ahí fue mi debut”. Fue es esta producción televisiva, aún activa, que el entonces dueño de Espíritu Libre, Luis Felipe Aguiñada, se sintió particularmente encantado con España.

“Después de toda una vida como integrante de Espíritu Libre tomé la decisión de formar mi propia agrupación y hacerme compositor, administrador y empleado. Se sintió muy diferente (…) pero estoy muy satisfecho de mi trabajo, estoy orgulloso de todos los logros que he hecho y de representar a nuestro país con mi música, por supuesto con los colores de la bandera azul y blanco”.

El rumbo de su historia llevó un camino parecido al que tomó el de varios reconocidos artistas nacionales: la necesidad de salir del molde y la inclinación por lo tropical y bailable forma parte de su pasión, por lo que al “lograr crecer económicamente para poder cubrir los gastos” arman su propio conjunto; en su caso La Máquina.

Legado musical

A pocos meses para celebrar 27 años sobre los escenarios, Will España ha logrado descifrar la manera de estar a flote, lo que no ha resultado nada fácil.

Por décadas ha luchado por mantenerse activo en todos los espacios posibles. Foto EDH / cortesía Will España

“Se necesitan varias cosas: mucho, pero mucho trabajo, tenacidad, disciplina en cantidades, amistades y además mucha transparencia y amor por la música, Sin dejar de lado la humildad para saber escuchar consejos. Y, por supuesto, estar de la mano de Dios”, afirmó.

Añadió: “Una clave es estar grabando continuamente, innovar y componer tus propias canciones. Y lo más importante: ser uno mismo”. El secreto: “Estar claro dónde estás parado, dónde vives y el entorno que te rodea en el gremio y el amor por la música”.

Pero como todos los grandes de la música lo afirman, consolidarse no es sencillo. Así como muchos íconos internacionales de la música se han enfrentado a duras pruebas, en el país no hay excepción.

La Máquina ha realizado giras internacionales desde hace muchos años. Foto EDH / cortesía Will España

“Lo más difícil es cuando las personas no valoran tu trabajo. Por ejemplo, no le dan valor cultural a la música salvadoreña y la gente no ve la diferencia entre una canción para mi pueblo y una canción para el mundo”, señaló.

“Otra cosa muy difícil es estar la mayor parte del tiempo lejos de mi familia. Es triste saber que hay gente que todavía cree que nosotros los artistas no tenemos ningún gasto en nuestra vida y que solo la pasamos de fiesta. Y encima de esto, hoy en tiempo de pandemia, somos los primeros en salir afectados y los últimos en poder trabajar de nuevo”, explicó.

Lee también: Hija de Alfredo José, Fátima Calderón, quiere convertirse en la Reina del merengue en El Salvador

Al igual que en la mayoría de expresiones artísticas, los grupos musicales también hacen lo posible por mantenerse positivos y con una amplia sonrisa en su rostro.

“Mantengo la sonrisa porque me encanta mi trabajo y lo disfruto. Realmente soy superfeliz cuando estoy en escenarios y eso se proyecta en mi vida diaria. Cuando uno ama lo que hace, no trabaja, ¡se divierte!”, recalcó.

En la sangre

Como todos saben, el legado musical de Will España también está en su ADN, tanto así que su hija siguió sus pasos y ahora está al frente del conjunto Teffy España y sus Bellas Indomables.

“Me siento superorgulloso. Para mí, que le guste la música es un regalo de Dios. Si ella logra vivir de eso, pues bienvenida al paraíso, siempre le aconsejo que lo tome en serio, con mucha disciplina y con mucho respeto para este arte”, comentó sobre la joven.

Además, admitió que la aconseja en todo lo que puede: “Le digo que la música es un don muy especial que solo Dios puede dártelo, pero también es una gran responsabilidad el poder representar a los salvadoreños”.

Junto a su hija Teffy España, quien también forma parte del mundo del entretenimiento con su grupo Bellas Indomables. Foto EDH / cortesía Will España

“Son tantas las amenazas que hay en este medio y si ella quiere seguir en esta carrera, que trate de hacer las cosas bien. Para que los resultados sean buenos debe respetar y ganarse el respeto de sus colegas músicos y valorar mucho a las grandes estrellas salvadoreñas”, añadió.

Y no está de más decir que Will siente mucho respeto y aprecio por sus colegas.

“Admiro mucho la tenacidad de los Hermanos Flores, el esfuerzo y la organización de Marito Rivera, el talento de René Alonso, la devoción y la voz de Ligia Morales. También admiro la dirección de Julissa Ventura, la tenacidad de Alfredo José y a todos mis amigos que nacieron con sus propios sueños desde mi agrupación”, sostuvo.

En más de una ocasión, ha dicho que ama poner el nombre de El Salvador en alto. Foto EDH / cortesía Will España

“La Máquina ha sido como un vivero de artistas, tales como Copland de la LL, Alfredo Gutiérrez de La República, Beto Swing de La Calle. A todos ellos los admiro mucho porque los considero mis amigos y realmente me siento super halagado de haberlos tenido conmigo”, agregó.

Cuando se le preguntó ¿qué consejo le daría a los artistas que apenas comienzan?, respondió: “Sueñen con sus objetivos, disfruten su trabajo, hagan lo que ustedes quieran hacer y conserven muchos amigos. Pero por sobre todas las cosas, amen y confíen en Dios, porque él es respeto, constancia, amor, disciplina y todo”.

Te puede interesar: A sus 12 años, la cantante Beverly Pérez lleva el nombre de El Salvador a sitios poco explorados

Al hacer un recuento, Will España agradece las cosas bonitas que ha vivido, viajar a sitios jamás esperados, cantar para los Hermanos lejanos -a quienes él llama Hermanos cercanos “porque son los que están más cerca de nosotros en muchos aspectos”-, estar alegre de lo que hace y “no me arrepiento de absolutamente de nada”.

Y a pesar de los malos momentos, “huracanes, terremotos, inundaciones y muchas experiencias que nos ha afectado para trabajar, perder amigos músicos”… no hay nada que lo saque de los escenarios.

“La única razón para abandonar los escenarios es la muerte, no hay otra. Quiero morirme arriba del escenario”, concluyó.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones