Shaila Dúrcal de la extrema delgadez a ser una mujer curvilínea

La hija de la fallecida cantante española Rocío Durcal, confiesa que ha aprendido a vivir con sus "problemas" de peso, pero dice sentirse feliz tal cual es.

Foto: Instagram

Por S. López

Oct 23, 2019- 16:17

La cantante española, Shaila Dúrcal siempre ha sido criticada por su peso. Y es que tal y como ella misma a confesado, enfrenta un problema con la tiroides.

Hace unos años, la intérprete de “No me interesa” estaba sumamente delgada por lo que también estaba ligada a la polémica. La prensa insinuaba que ella tenía problemas de anorexia o bulimia.

Foto: Instagram

Ahora su estado corporal vuelve a captar la atención tras haber subido unas 40 libras; pero esta vez por que Shaila se ha convertido en una mujer ‘curvy’.

La cantante ha comentado que no quiere someterse a tratamientos agresivos por su hipertiroidismo. Sin embargo asegura que está tratando de dejar de fumar y comer más saludable.

Por su parte los haters llenan de comentarios inapropiados las publicaciones de la cantante. Por lo general arremeten contra ella por su aumento de peso; sin embargo Shaila se mantiene positiva y alienta a sus followers para que se acepten como son.

Foto: Instagram

Foto: Instagram

Se mantiene vigente en la industria musical

Dúrcal, de regreso en México para la Expo compositores, un evento que se celebra este martes y miércoles en el centro de la capital mexicana, explicó que se siente en casa cuando vuelve al país en el que vivió de los 22 años a los 30, ya que ahora reside en Estados Unidos, donde quiere seguir progresando en su carrera artística.

“Me visualizo bastantes años en Estados Unidos desarrollando partes nuevas. Un nuevo disco, nuevo sonido, buscar cosas nuevas o intentar hacer “crossover” (cruce) en la parte anglo en algún momento, pero no tengo prisa. Aunque también me visualizo volviendo a España más adelante”, comentó.

Desde niña, Shaila ha vivido rodeada de música y ha tenido “la suerte” de que además se ha convertido en su pasión y en su trabajo y, aunque se considera muy afortunada, no le gustaría enfrascarse en exceso en su profesión.

“Lo que es fácil es perderse en el trabajo. (…) Mi madre quiso enseñar las partes bonitas y las partes feas y a mí me han tocado bastantes feas, pero creo que la persistencia de las mujeres me ha ayudado”, explicó, refiriéndose a que en ciertos momentos de su carrera no gozó de gran reconocimiento.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad