Daniella Álvarez revela que no tiene sensibilidad en su pie derecho como secuela de la isquemia

Luego de la amputación de su pierna izquierda, la colombiana compartió con sus followers un video para mostrar cómo camina.

La modelo mostró parte de su terapia para recuperar la movilidad de su pierna.

Por S. López

Jun 28, 2020- 10:41

A poco más de 12 días de haber sido sometida a una intervención quirúrgica para apuntar su pierna izquierda debido a una isquemia, la modelo y exmiss Colombia 2011-2012, Daniella Álvarez muestra cómo va su recuperación.

A través de sus redes sociales, Daniella no solo ha compartido su nueva imagen sino que también está documentando todo el proceso de su rehabilitación para volver a caminar.

IMPERDIBLE: Elton John estuvo casado con una mujer y ahora ella presenta una medida legal contra el cantante

Daniella ha recibido muestras de apoyo no solo de sus followers sino también de los famosos. Foto: Instagram

En su más reciente video, la colombiana explicó que debido a las secuelas de la isquemia, no tiene sensibilidad  y todavía no tiene movilidad.

Para recuperarse, Daniella explica que debe utilizar una órtesis y un zapato tipo botín para darle soporte a su pie derecho.

CONTINÚA LEYENDO: Eiza González y Timothée Chalamet fueron captados en comprometedora situación

“Nunca me conformaré hasta que lo bueno sea mejor y lo mejor sea excelente (…)hasta hoy no he dejado de dedicarme a superar mis obstáculos hasta llegar a mi meta. Aquí voy llena de fuerza y sueños”, escribió la colombiana junto al video de su terapia.

Esta fue la primera fotografía que Daniella compartió tras su cirugía. Foto: Instagram

Un proceso que empezó en mayo

La modelo, que además es propietaria de Daniela Alvarez Boutique, contó que todo comenzó en mayo cuando le iban a hacer una “operación que supuestamente iba a ser sencilla”: el retiro de “una masita muy pequeña, como una moneda (…) que tenía en mi abdomen”.

“Pero resulta que cuando los médicos entraron a sacarme esta masita, se dieron cuenta que estaba absolutamente pegada a la aorta y en las personas jóvenes las arterias no funcionan igual que en los adultos. En estos momentos cuando me fueron a retirar mi masita, mi aorta (…) se cerró”, relató.

Agregó: “Enseguida tuve que tener una segunda operación el mismo día, segunda operación donde los doctores me hicieron una reconstrucción de la aorta con un injerto que no funcionó bien con mi cuerpo y tuve que entrar a una tercera operación, donde con otro tipo de injerto la aorta quedó muy bien pero me causó una isquemia -estrés celular por la disminución transitoria del flujo sanguíneo- desde la parte de mi ombligo hacia abajo, hasta mis pies”.

Tras esa operación sus piernas reaccionaron bien pero no así sus pies que se vieron afectados, especialmente el izquierdo.

“Esta isquemia específicamente no permitió que llegara sangre a mi pie izquierdo, eso llevó a mi cuarta cirugía donde me hicieron cuatro rajitas acá (en la pierna) para ayudar a mi pie, pero finalmente nunca logró llegar la sangre suficiente”, añadió.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad