Meghan Markle se marcha a Canadá y deja solo a su esposo Harry en Inglaterra

La duquesa de Sussex se ha reunido con su hijo Archie, que se había quedado en Toronto al cuidado de una niñera. Su marido tendrá que enfrentar la furia de su abuela y deberá atender otros compromisos.

Meghan Markle ya se ecuentra en Canada junto a su hijo Archie. Foto AFP

Por Osmín Monge

Ene 10, 2020- 19:05

La duquesa Meghan Markle fue la primera en trasladarse a Canadá, tras anunciar su decisión de abandonar sus funciones dentro de la familia real británica. Ahí se reunió con su hijo Archie, quien se había quedado en Toronto bajo el cuido de su niñera. Por su parte, el príncipe Harry no viajó con ella, se quedó temporalmente en Londres. Se espera que regrese a Canadá muy pronto.

Al parecer será el príncipe Harry quien tendrá que enfrentar el enojo de su abuela, la reina Isabel II, y de los demás miembros del Palacio.

El príncipe Harry se quedó en Inglaterra atendiendo otros compromisos. Foto AFP

Según algunos medios británicos, antes de que se desatara todo el escándalo, la pareja fue persuadida para mantener en privado dicha decisión, sin embargo, ellos hicieron caso omiso a la petición.

“Las fuentes dijeron que ‘no habían planeado’ permanecer en el Reino Unido por mucho tiempo, después de llegar a Gran Bretaña el lunes al final del receso de siete semanas de la familia de los deberes reales en Vancouver. Ella pasó solo tres días en Gran Bretaña”, indica el medio británico Daily Mail.

Tal información se dio a conocer a través de una vocera de los duques de Sussex.

“Puedo confirmar las informaciones de que la duquesa está en Canadá”, expresó la vocera.

En una breve declaración en respuesta a toda esta situación, el Palacio de Buckingham dejó en claro su malestar. A pesar de comunicar que entendían el deseo de la pareja de hacer cosas “diferentes”, señalaron que esos eran “asuntos complicados” que debían trabajarse cuidadosamente.

Harry se reunirá próximamente con su esposa e hijo. Foto AFP

Según el medio inglés, la Reina Isabel II le ordenó a su familia una solución que le permitiera a su nieto y a su esposa abandonar solo los deberes reales de primera línea.

La reina se reunió con Carlos, el príncipe de Gales; el príncipe William y Harry. Ella les dijo que encontraran una “solución viable” para la crisis en cuestión de días, y encargó a los asistentes que presentaran una serie de opciones para solucionar la situación.

Según la prensa inglesas, a Harry y Meghan se le brindarán una seguridad continua. Esta situación ha preocupado a los contribuyentes ingleses ya que esto implicaría un costo el cual no estarían dispuestos a pagar.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad