Julissa Ventura, “La loba”, se recupera de proceso gripal tras cuidar de sus hijos enfermos

Las últimas semanas, ella y sus dos pequeños han tenido que cuidarse ante la posibilidad de ser positivos a COVID-19. Su esposo, el productor Zonaí Alvarado, afirma que por el momento ella y los niños están estables.

La popular cantante y su banda enfrentan los estragos de la crisis económica por la cuarentena. Foto EDH / Archivo

Por Rosemarié Mixco

Jul 02, 2020- 10:00

“Ha sido difícil, July y mis hijos pasaron una situación de salud complicada. Aunque ya están bastante estables, gracias a Dios. Pero es angustiante, se imaginará”, expresó el productor Zonaí Alvarado, quien además es esposo de Julissa Ventura, mejor conocida como “La loba” en la escena musical salvadoreña.

Aunque no hay confirmación de que Julissa y sus hijos hayan contraído el coronavirus, ella y su esposo han decidido acatar las recomendaciones de las autoridades de salud y poner en práctica los protocolos para evitar más contagios. El primero en presentar los síntomas de un proceso gripal fue el papá de la artista, hace ya más de 15 días, quien en la actualidad se encuentra bien.

Entérate: Julissa Ventura, La Loba, paga las infidelidades “Con la misma moneda”

“Luego fueron mis hijos, hace 8 días, y July hace 5 (aproximadamente), por cuidarlos. Yo estoy aislado por mi condición de diabetes e hipertensión. Me toca estar en la parte de abajo de la casa y les subo alimentos, medicina y lo que necesitan. Es difícil. Aunque están ya estables y nuestra doctora de cabecera está pendiente, da impotencia”, enfatizó el director propietario de Sonora Maya.

Lo difícil es saber todo lo que ocurre actualmente en los hospitales y comenzar a padecer síntomas similares al COVID-19, enfrentándose a las mínimas posibilidades de conseguir una prueba que aclare el diagnóstico. Por ello, Alvarado y su familia han tomado todas las precauciones posibles, mientras siguen pendientes de los demás integrantes de su agrupación musical.

Esta bonita foto familiar fue compartida por Julissa Ventura en su cuenta de Instagram en diciembre de 2019. Foto EDH / @julissaventurasv

“Son 48 empleados y sabemos de algunos a los que les ha tocado enfrentar la enfermedad en sus casas, ya que los hospitales están colapsados”, comentó.

Si bien al inicio de la cuarentena domiciliar Julissa y él trataron de ayudar a sus compañeros con bolsas de alimentos, después de más de cuatro meses sin opciones para trabajar, la crisis económica en su hogar se agudizó. En estos momentos, ellos y el resto de miembros de la banda han paliado la escasez de alguna manera, con las bolsas solidarias que recibieron por parte del Gobierno.

Lee además: Hijo de Tito Mira: “El ‘delivery’ ha sido mi tabla de salvación en momentos en que los artistas nacionales seguimos en el limbo

“Nosotros como empresa, ZONA-I Producciones, empezamos a hacer gestiones propias con nuestros clientes y alcaldías que se solidarizaron con nosotros y nos han ayudado. El Gobierno nos contactó hace unos 15 días y se nos entregaron paquetes alimentarios para nuestra empresa y otros colegas, como Eventos Premier, que representan a varias agrupaciones”, explicó el compatriota.

Asimismo, enfatizó que la pandemia por coronavirus ha dejado al descubierto la falta de unión y organización del gremio artístico nacional, y cree que esta situación debe retomarse como una prioridad a futuro.

La admirada “Loba” distribuyó bolsas de víveres a los empleados de ZONA-I Producciones, gracias a la ayuda de clientes amigos y algunas municipalidades, en los primeros meses de la cuarentena. Fotos EDH / Archivo y cortesía Zonaí Alvarado

Como empresa también han buscado la forma de reinventarse para salir adelante con todos los gastos. “A muchos empresarios de nuestro rubro nos ha tocado buscar otras opciones de ingreso”, afirma. Ellos optaron por “poner nuestro transporte a trabajar -un camión-, y hemos hecho algunas presentaciones vía Zoom, en el caso de Julissa, para algunos amigos en el extranjero. Definitivamente creo que tendremos que reinventarnos”, agregó.

¿Considera que será posible volver a la actividad artística, en la fase que se ha programado para los conciertos y ferias?
Se anuncia que nuestro rubro abriría en agosto, pero la verdad creo que será mucho, mucho más adelante. Es una situación complicada que no depende de nadie, solo de la voluntad de Dios. Esperaría que podamos empezar a trabajar por lo menos en noviembre o diciembre, pero aunque estamos claros que la necesidad apremia, prevalece la vida de las personas.

Te puede interesar: Muere Napoleón Rajo, exbaterista de la vieja Fiebre Amarilla, víctima del COVID-19

¿Han pensado en continuar trabajando desde las plataformas digitales, creando música y realizando lanzamientos?
Es muy difícil, pero será una modalidad nueva. Aunque la magia de la música, las luces, el escenario y el contacto con el público no tiene comparación. Lo extrañamos.

 

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad