El mensaje y el baile con el que los duques de Sussex cautivaron a su llegada a Sudáfrica

La pareja real continuaba con su visita oficial que por primera vez realiza con su bebé Archie

Los duques de Sussex iniciaron su visita por Sudáfrica, donde fueron recibidos con música y danza tradicional. Meghan Markle cautivó con su discurso. Video/Redes sociales

Por EFE/ L. Alas

Sep 24, 2019- 12:30

Los duques de Sussex comenzaron el lunes en Sudáfrica su primer viaje oficial en familia desde el nacimiento de su hijo Archie, que consiste en una gira de diez días por el sur de África.

El príncipe Enrique, su esposa, Meghan Markle, y el pequeño Archie, que aún no ha cumplido cinco meses, llegaron por la mañana en un vuelo comercial a Ciudad del Cabo.

Su agenda inició con una visita a un centro infantil solidario, ubicado en uno de los antiguos guetos de las afueras de la turística urbe costera sudafricana.

La joven pareja apareció sonriente y con ropa desenfadada y fue recibida con música y danza tradicional.

Relajados, saludaron y abrazaron a los niños y adultos congregados en el recinto e, incluso, bailaron entre la gente y se sentaron en el suelo para participar en las actividades.

Harry y Meghan durante su bienvenida a Sudáfrica. Foto/ AFP

Meghan Markle cautivó a los pobladores al mostrar sus dotes artísticos con la danza sudafricana, según videos que circulan en redes sociales.

También fue aplaudida por el emotivo discurso que pronunció durante el recibimiento que tuvo junto a su esposo.

“Mientras esté aquí, con mi marido, como miembro de la familia real, quiero que sepas que estoy aquí como madre, esposa, mujer, como mujer de color y como hermana de ustedes”, fue el mensaje de agradecimiento que  Markle externó tras tomar el micrófono, palabras que arrancaron las ovaciones de los presentes.

“Estoy aquí con ustedes y estoy aquí para ustedes y agradezco mucho que nos muestren a mi marido y a mí el espíritu ‘ubuntu’ (termino bantú que significa humanidad y comunidad)”, dijo la exactriz nacida en Estados Unidos.

En la primera aparición pública, no les acompañó el pequeño Archie, aunque se espera que sí se le pueda ver en algún momento del viaje pese a que la discreción viene caracterizando el comportamiento de la pareja respecto a su primogénito.

Durante la primera jornada, los duques visitaron también el denominado Distrito Seis de Ciudad del Cabo y su museo, creado para recordar el desplazamiento forzoso de unos 60,000 habitantes no blancos durante la década de los 70, por parte del régimen segregacionista del “apartheid”.

Meghan, duquesa de Sussex, sonríe durante una visita a una ONG en el municipio de Nyanga en Ciudad del Cabo. Foto/ AFP

Mientras, en la segunda jornada de su gira, los duques de Sussex acapararon todas las miradas en la playa de Monwabisi en Ciudad del Cabo, donde se interesaron por la labor de la oenegé “Waves for Change” (“Olas por el Cambio”) y conversaron con surferos en la arena de la playa.

Esta organización combina el surfing con una terapia para ayudar a jóvenes con problemas mentales que viven en comunidades problemáticas.

Harry y Meghan comparten con jóvenes en su segundo día de su visita por Sudáfrica. Foto/ The Grosby Group

La pareja real también visitó la mezquita de Auwal, la más antigua de Sudáfrica, y pasearon por el histórico y colorido barrio de Bo-Kaap, donde se sintieron “abrumados por la impresionante bienvenida” recibida en Ciudad del Cabo, según declararon en su cuenta de la red social Instagram.

Pero la moderna Ciudad del Cabo es solo la primera parada dentro de un viaje que también llevará al príncipe Enrique a Botsuana, Angola y Malaui, mientras que la duquesa y su hijo permanecerán en Sudáfrica.

Durante la estancia en este país, están previstos encuentros con el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, con la viuda de Nelson Mandela, Graça Machel, y con el arzobispo emérito y premio Nobel de la Paz Desmond Tutu, entre otras personalidades.

El resto del viaje pondrá el foco en el apoyo a proyectos solidarios, de conservación medioambiental y de lucha contra el sida, entre otros.

Además, el príncipe Enrique rendirá homenaje a su madre, la fallecida princesa Diana, siguiendo sus pasos en Angola. Allí, en un icónico viaje en 1997, Diana de Gales apoyó campañas de eliminación de minas caminando por los campos que estaban siendo limpiados.

El sur de África ocupa un lugar especial en la historia de los duques de Sussex, ya que Botsuana fue el destino de su primer viaje juntos cuando comenzaron su noviazgo en 2016.

En el Reino Unido, desde su matrimonio en 2018, la joven pareja real se ha visto sometida a un escrupuloso escrutinio, en especial en lo relativo a Markle, no exento de críticas.

La causa de la última gran polémica fue por utilizar un avión privado hasta cuatro veces en dos semanas para sus vacaciones.

Fue un gesto que algunos medios catalogaron de “hipócrita” porque la alta contaminación y el elevado coste de los vuelos contradice su público compromiso contra la pobreza y el cambio climático.

Está previsto que el 2 de octubre toda la familia vuele de vuelta al Reino Unido desde Johannesburgo.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones