“Siempre me gustó el libro como objeto”, Susana Reyes

La poeta tiene una larga trayectoria literaria en El Salvador, pero además es copropietaria y coordinadora general de Índole Editores. Trends destaca su trabajo por el desarrollo de las letras en el Día Mundial de la Poesía.

Foto Por Dylan Magaña

Por Diana Orantes

Mar 21, 2019- 11:44

En el año 1999, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) estableció el 21 de marzo como el Día Mundial de la Poesía, para apoyar la diversidad lingüística a través de la expresión poética.

Pero también es la ocasión para destacar a aquellos hombres y mujeres que se dedican a escribir como un oficio y por pasión. Tal es el caso de la poeta Susana Reyes (3 de noviembre de 1971, San Salvador), autora de “Postales urbanas” (2003), “Historia de los espejos” (2004) y “Los solitarios amamos las ciudades” (2013).

Te puede interesar:

Aquellas mujeres que salieron del círculo prescrito: un panorama internacional para nuestro día

“Pensaron enterrarnos. No sabían que éramos semillas”, Dinos Christianopoulus (Thesseloniki, Grecia (s. XX).

Actualmente su trabajo va más allá de la escritura, ya que es copropietaria de Índole Editores y desde hace más de dos años funge como coordinadora general. La autora conversó con Trends sobre la experiencia de estar al frente y los desafíos de este trabajo.

¿Cuáles son sus responsabilidades en Índole Editores?
Coordino todo el proceso de un título, ya sea que esté a cargo o no de todas las partes del proceso. Pero también solemos repartir las tareas y en ocasiones cada quien se enfoca en un libro en particular. Depende de las proyecciones que hagamos. Me ha tocado corregir, coordinar todo el proceso, editar, diagramar y, además, comercializarlos y llevar detalles administrativos y financieros. Toda la cadena.

¿Alguna vez soñó estar al frente de una editorial? ¿Cómo llegó esta oportunidad?
Siempre me gustó el libro como objeto. Amo todo el proceso de impresión, trabajé en una imprenta pero cuando conocí el mundo editorial y su complejidad era difuso en mi cabeza. Yo hacía libros para recitales, cosas pequeñas y paquetes que organizaba artesanalmente para dejar un recuerdo entre el público. Lo de la editorial llegó casi por añadidura, paulatinamente, diría yo natural, pero más como un reto, pues al inicio de Índole mi trabajo era más de apoyo en la corrección. Llegar a la planeación fue gradual en mi involucramiento con el sello.

¿Qué importancia tiene esto para su trayectoria profesional?
Todavía no la dimensiono, pero creo que los libros que hacemos son necesarios. Las oportunidades que hemos tenido de formación, proyección, etc. han llegado porque hemos sido constantes y serios. Creemos que lo que hacemos es necesario en este país. Aunque nos cuesta buena parte de nuestras propias vidas, esas que viven las gentes normales.

Reyes actúa en la obra de teatro “Toc Toc”. Foto EDH/ Lissette Monterrosa

Según su experiencia, o a partir de lo que ha visto ¿cuáles son las dificultades que usualmente encuentra una mujer para ascender a un puesto de este tipo y cuáles son las dificultades que halla una vez dentro?
Las de todas. Primero sumar jornadas, segundo perder cosas en la vida. Como en este caso la empresa es de propiedad nuestra no existen los problemas de ser subalternos, porque no tenemos una jerarquía así. Pero ser mujer sí me ha colocado en situaciones de descrédito.

Ser jefe de una editorial es un campo dominado por hombres, ¿cómo ha enfrentado eso?
Fue, como dije, una situación a la que tuve que llegar para hacer avanzar los procesos, pues estábamos creciendo en títulos y colecciones y había que descargar cosas, buscar la eficiencia del sello para cumplir tiempos, visionar y alcanzar metas. Esto se asocia a los hombres, y no es cierto porque ha habido grandes editoras. En este país hay varias editoras. Puede que en las grandes compañías haya más retos de crecimiento y lucha por la credibilidad o la equidad laboral financiera.

Te puede interesar:

Arte contemporáneo salvadoreño estará presente en la Bienal de La Habana

Una instalación de la artista y performista Alexia Miranda será expuesta en la décima tercera bienal de arte contemporáneo de la capital cubana. La pieza refleja la interconexión humana y la restauración social.

¿Algún escritor ha desconfiado de su capacidad en la edición?
Por supuesto, la mayoría, y algunas mujeres también. Yo no me opongo cuando no quieren trabajar conmigo, al contrario, no me gusta trabajar con quien no confía en mí. Para eso dividimos procesos, también para establecer una relación de confianza, comodidad y comunicación continua en función del producto final. La edición es un trabajo donde debe existir la confianza. Si no se logra no se puede hacer un buen título.

¿Cuáles son algunas actividades o publicaciones que ha gestionado para Índole y que han tenido impacto?
Cuando gestionaba para el Centro Cultural de España organicé actividades relacionadas con jornadas formativas de edición y corrección de libros, revistas, derecho de autor, editoriales nacionales de literatura, entre otras. En cuanto a libros, he tenido a cargo el Segundo índice antológico de la poesía salvadoreña, las dos colecciones de poesía “Los de la Casa” y “Onda Expansiva”, la colección de los libros Mini (su planeación, escogitación, selección, producción, aunque no la idea original), la colección de teatro; algunos de los libros que llevan el sello de coedición o apoyo de la Fundación Claribel Alegría.

¿Pasar a la parte administrativa le ha apartado de la escritura?
A veces. Siempre escribo, pero no siempre publico.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Familia, amigos y exempleados de Nayib Bukele están en el Gobierno
Noticias ¿Sueñas con vivir en otro país? 5 países de inmigración fácil para salvadoreños
Noticias Así será la mega ciudad que construye en El Salvador el líder de la iglesia la Luz del Mundo, detenido en EE.UU. por delitos sexuales