Carlos González es un tecleño que destaca como escritor y cantante

A lo largo de su vida ha conseguido más de las metas que soñó y por eso es un ejemplo a seguir para las nuevas generaciones. Con el apoyo de su esposa y sus hijos está construyendo un gran legado artístico, social y familiar.

Carlos González tiene una vida emocionante, escucharlo es conocer una gran voz de la experiencia. Fotos EDH / Francisco Rubio

Por Diana Orantes

Nov 03, 2020- 04:00

Carlos Roberto González Escobar es un salvadoreño muy conocido en Santa Tecla, donde cariñosamente le llaman el “Cheléctrico”.

Y no es para menos, tiene un historial impresionante: ha viajado a Europa muchas veces con su amada esposa, ha participado en cientos de comerciales de televisión nacional, trabajó como visitador médico en una empresa alemana durante 39 años, laboró con el gobierno de Holanda 17 años, fue alcalde interino de Santa Tecla por dos meses, nombrado orgullo cojutepecano gracias a su padre, es vicepresidente de la Asociación Pro Hospital Nacional San Rafael, ha publicado un libro y ha grabado varios discos.

TE PUEDE INTERESAR: Conoce las monedas salvadoreñas que tenían una obra del famoso artista Salvador Dalí en su reverso

En esta última faceta artística, su voz de tenor con la que canta boleros de Roberto Carlos o Luis Alcaraz, le permitió crear los discos “Mis recuerdos”, “Para el recuerdo”, “Como han pasado los años” y “De tal palo tal astilla” que obsequia a sus amigos más cercanos.
Cada disco contiene entre 12 y 15 temas y en algunos intervienen sus hijos. Por ejemplo, Carlos Roberto, quien es administrador de empresas, canta en español e inglés y su hija María Alejandra, licenciada en Arte y con una carrera como cantante, canta en inglés, francés, portugués y alemán.

González tiene colección de todos los discos que él interpretó, cantó su padre y crearon sus hijos.

El talento ha pasado de generación en generación ya que sus nietas —por parte de su hija Karla María, quien es la única que no se dedica al canto y ejerce como abogada en Holanda— tocan saxofón y la trompeta en la Sinfónica de la ciudad de Birdem, Holanda, mientras que un nieto residente en Miami toca marimba en la universidad.

En cuanto a su faceta de escritor, González editó hace siete o 10 años, aproximadamente, una obra en la que comparte algunas de sus experiencias de vida más divertidas y otras más difíciles.

El libro “Lo que tenía engavetado” lo regaló para su círculo de amigos, contiene historias y críticas a diversos momentos en su vida.

Los relatos están compilados en el libro “Lo que tenía engavetado”. Entre los textos hay uno llamado “Concierto, cena y frustración” que fue publicado en El Diario de Hoy; mientras que el artículo “Memorias de un visitador médico” fue publicado en Diario El Mundo.
Este libro lo regala entre sus seres queridos y su círculo de amistades.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones