Ingeniera aeroespacial salvadoreña narra cómo sobrevivió a accidente aéreo y lideró proyectos para la NASA

La salvadoreña Teti Gómez luchó por superarse y no ponerse límites para lograrlo. Comparte su experiencia en un libro, no por vanidad, sino para inspirar a la juventud a luchar contra los imposibles.

La salvadoreña escribió el libro durante la pandemia y narra su historia de superación.

Por Mario González

Nov 19, 2020- 18:32

Hablar de Teti Gómez es describir a una milenial salvadoreña más, procedente de una familia modesta y luchadora. Fue una colegial como todas, una universitaria soñadora, una joven idealista. Lo que la hace extraordinaria es que llegó a ser piloto comercial, sobrevivir a un aparatoso accidente aéreo en Costa Rica, graduarse en Estados Unidos como Ingeniera Aeroespacial tras liderar proyectos patrocinados por la NASA, construir una familia y residir ahora en Europa.

En el momento que quiera puede pilotear un avión ella misma y venir a traer a su familia en El Salvador para llevarla de paseo.

Todo esto no fue fácil. Implicó una vida de esfuerzo, de tristezas y alegrías, de incredulidad de otros, pero también de sueños y aspiraciones ¡Sin límites!, como se titula el libro de sus memorias que acaba de publicar.

Lee también:  Autora de canción del jingle de Kolashanpan recibe el título de Hija Meritísima de Santa Ana

Pero, como ella dice, más que un ejercicio de orgullo y amor propio, es un esfuerzo para conectarse con los salvadoreños de cualquier edad para que luchen por superarse sin límites, probar la inmensidad de sus capacidades y no conocer imposibles cuando de desarrollarse ellos, sus familias y El Salvador se trate.

Sus reminiscencias recogen su infancia, su paso por el colegio María Auxiliadora, sus vivencias de la guerra de los años 80 y los terremotos, su incorporación a la aviación comercial, el gane de una beca Fantel a la Excelencia Académica para estudiar en la Universidad de Arizona, el apoyo que tuvo de personas como el astronauta Don Pettit y la fatídica experiencia de estrellarse con su avión saliendo del aeropuerto Juan Santamaría, de San José, Costa Rica, y resultar casi ilesa junto a su compañero de vuelo, en 2001.

Teti puede darse el gusto de venir a El Salvador y llevarse de paseo a su familia o amigos, pilotando ella mismo el avión. Foto EDH / cortesía

“Teti Gómez es una salvadoreña orgullosa de serlo y orgullosa de haber nacido en la familia en que nací”, declaró la profesional en entrevista con El Diario de Hoy. Sus memorias tratan de “una niña que ha mirado siempre la vida con mucho optimismo y acumulado éxitos profesionales, pero sobre todo continúo conociéndome a mí misma y disfrutando de este paso por la vida”, agrega.

Teti Gómez junto al astronauta Donald R. Pettit. Foto Cortesía.

De niña y adolescente su pasión fue observar el firmamento, las estrellas y soñar con surcarlos un día. Su nombre es el mismo de una galaxia y de una de las lunas de Saturno.

Te puede interesar: Cristal, la embajadora, anuncia las noches de cabaret en diciembre

“Para quienes se detienen por los imposibles, yo soy el vivo ejemplo de que no hay límites para cuando alguien se lo propone y cuando tenemos la convicción de que Dios está de nuestra parte, nada puede estar en contra”, dice con emoción.

El libro de Teti Gómez recoge importantes pasajes como el accidente aéreo del que sobrevivió en 2001 -del cual informó El Diario de Hoy- hasta sus sueños de graduarse como Ingeniera Aeroespacial y volar a las estrellas. Foto Cortesía

“Gracias a Dios y lo que me enseñaron mis papás, en la vida no hay límites”, recalca.

Influye mucho en las personas la niñez que tuvieron y el ambiente en que crecieron, pero cuando alguien tiene la convicción, independientemente de las circunstancias, puede lograr sus metas, explica. “Siempre hay oportunidades, todo depende del entorno de tu mente y tu visión, que tu pensamiento genere actividades y oportunidades a tu alrededor… cuando el enfoque cambia y se abre una ventanita de oportunidad en la mente, ese es el primer paso para visualizar ese gran sueño que uno tiene y comenzar a construirlo, saliéndose del ciclo del pesimismo, de lo negativo y la desesperanza”.

“Sin límites” Superación juvenil Año: 2020. Autora: Teti Gómez. Distribución: Amazon Kindle. Quienes deseen conectarse con Teti Gómez pueden hacerlo en sus redes sociales en Facebook e Instagram: @sin.limites.sv

Teti recuerda cómo sobrevivió a la guerra de los 80 y los terremotos como cualquier salvadoreño y que no fue fácil. “Todos hemos sido creados con herramientas para labrar nuestras felicidad, no para ser infelices”, subraya con convicción.
“Cuando uno comienza a ver la vida con oportunidades, las oportunidades comienzan a ponerse enfrente de uno”, enfatiza. “Para todos hay oportunidades en la vida”.

No te pierdas: En Santa Isabel Ishuatán se cree que el árbol de amate es un portal que utilizan los muertos para seguir entre los vivos

Para Teti, la familia es clave para infundir en los hijos el sentimiento de que las posibilidades están allí y sólo hay que ir por ellas.

“Uno siempre debe poner su parte. Mi papá nos decía: ‘Dios hace casi todo, nosotros hacemos casi nada, pero si nosotros no hacemos el casi nada, Dios no puede completar el casi todo, aunque para Él no hay nada imposible”, reseña la profesional de la ciencia y el espacio.

“Yo no dejaba que mi visión se bloqueara sólo porque había nacido en un país pequeño y pobre… Yo soñaba con volar, con ser astronauta, llegar a las estrellas, pero nunca pensaba que todo eso era imposible”, remembra.

El libro recoge importantes pasajes como el accidente aéreo del que sobrevivió en 2001 -del cual informó El Diario de Hoy- hasta sus sueños de graduarse como Ingeniera Aeroespacial y volar a las estrellas. Foto EDH / cortesía

Teti está convencida de que Dios tiene grandes planes para ella, sobre todo al pensar que estuvo a punto de morir al caer el avión que pilotaba en 2001. ¿Por qué persistir en la aviación pese a esta experiencia? Era su pasión y, como les dijo a sus padres, “si muero haciendo lo que me gusta, volar, moriría feliz”. Y casi llegó ese momento…

“Soy ciudadana del mundo, no me limito a un lugar y espero ser inspiración para los demás, contribuir a la juventud de El Salvador”, enfatizó.

TE PUEDE INTERESAR: NASA selecciona a profesores y estudiantes de El Salvador para programa “Somos Astronautas”

“Mi deseo es que los salvadoreños abran su mente y que piensen que siempre hay posibilidades, que todos somos ciudadanos del mundo y el mundo está abierto para todos”, dice.

En lo personal, sus retos continúan, entre ellos escribir más libros y llegar a volar con propulsores en sus brazos y espalda.

Publicación de El Diario de Hoy de 2001 en la que Teti Gómez junto a otro piloto relataron el accidente de la avioneta que pilotaban y que casi les cuesta la vida. Foto Archivo EDH

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones