Encuentran fósiles de peces de hace millones de años en Chalatenango

El yacimiento excavado se ubica en la zona de El Paraíso. Los residentes piden el apoyo gubernamental para proteger dicho lugar de los saqueadores e impulsar la investigación científica.

Esta es una de las improntas de fauna marina descubiertas en la zona norte del país. Foto EDH / Cortesía Muhnes

Por Rosemarié Mixco

May 15, 2019- 08:56

Los biólogos del Museo de Historia Natural de El Salvador (Muhnes) descubrieron una serie de improntas fósiles —forma de preservación de materiales orgánicos en suelos de tipos sedimentarios— de fauna acuática en el municipio de El Paraíso, en el departamento de Chalatenango, que confirman que esa zona fue una fuente de agua hace dos millones de años aproximadamente.

En el yacimiento fosilífero se han localizado peces, hojas, grama y otros elementos vegetales, según lo detallado por los expertos del Muhnes.

“Hemos encontrado gran cantidad de peces, algunos de ellos completos. En otros casos, se observan espinas y un cráneo de bagre; se han recolectado hojas y  muchos fragmentos de grama y de ramas. Esto indica que este era un cuerpo de agua hace aproximadamente 2.5 millones de años. Son sedimentos de un fondo lagunar, porque no hay mucha evidencia de corrientes, sino que el suelo se fue asentando y quedó con unos horizontes muy planos. Este fue uno de los lagos intermontanos. El más grande del país. Actualmente, el río es parte de la cuenca del río Lempa”, explicó el técnico en paleontología Daniel Isaí Alvarenga, al referirse al lugar del hallazgo.

La conservadora Jennifer Benavides recupera una de las improntas de las epecies vegetales encontradas. Foto EDh / Cortesía Muhnes

Para recuperar las improntas, el Muhnes envió a los conservadores Jennifer Benavides y Ernesto Novoa a realizar el proceso de “conservación in situ”. Ellos recortaron cuidadosamente las piezas para luego trasladarlas al taller de conservación del museo, donde continuarán el trabajo necesario para protegerlas e identificar el taxón de cada una de las especies. “Si es posible hasta el género de los peces, o por lo menos hasta la familia, y así tener idea de cómo era el ambiente o qué tipo de fauna o flora era la que se encontraba en el lugar hace millones de años”, detalló Alvarenga,  quien trabajó con su colega Daniel Aguilar en dicho yacimiento.

Al respecto, la directora del Muhnes, Eunice Echeverría, manifestó que este tipo de descubrimientos son muy valiosos para la investigación científica de El Salvador, pues poco a poco se va revelando la historia natural de nuestro territorio. “En este caso,  cómo ha ido surgiendo la vida, qué especies a lo largo de la evolución se mantienen. Habría que ver si algunas especies de las cuales se han encontrado fósiles sobreviven actualmente, como ha sucedido con caimanes y venados, porque eso ayuda a entender los mecanismos que la fauna y flora han tenido para los eventos de cambio climático del pasado, y cómo poder enfrentar ahora este fenómeno natural”, subrayó.

A este hallazgo, podemos sumar el realizado en 2018, en el municipio de Metapán, Santa Ana, en donde se localizaron fósiles de un mar coralino de hace unos 120 millones de años. Hay que destacar que en este lugar, la empresa privada aportó una valiosa colaboración en las excavaciones y registro del patrimonio natural descubierto, y los pobladores se unieron a los técnicos que dirigieron el trabajo.

Los técnicos en paleontología Daniel Aguilar (acostado) y Daniel Alvarenga trabajan en la recuperación de los fósiles. Foto EDH / Cortesía Muhnes

Por supuesto, todos esos fósiles e improntas se suman al vasto patrimonio cultural que posee nuestro país, que urge ser protegido y difundido entre la población. La deuda gubernamental con el trabajo de investigación científica es muy alta. Además, no hay que olvidar que todo ese tesoro natural, artístico y cultural enriquecen la oferta turística del país, ofreciendo formas de desarrollo socioeconómico para los diferentes municipios.

“La paleontología al igual que la arqueología nos está permitiendo conocer el pasado y ver de qué manera podría implementarse para beneficio de la población local, un sitio donde la comunidad pueda comentarle a los turistas qué tipo de fauna y flora fósil se encuentra en el lugar, capacitar a guías turísticos locales, para que también la paleontología sea un medio de desarrollo en beneficio de la comunidad”, manifestó Echeverría.

En referencia a ello, el representante de una de las Adesco del municipio, José Galdámez, solicitó apoyo al Gobierno para poder conservar el yacimiento localizado y apoyar más excavaciones e investigaciones. “Nosotros hemos aprendido bastante porque hemos visto cosas que no nos imaginábamos que pasaran de esta manera. A mí me gustaría que lo dieran a conocer para que en un futuro podamos tener personas que puedan venir”, enfatizó.

Es importante recalcar que los sitios de riqueza paleontológica del país, al igual que los lugares con valor arqueológico, están expuestos a los saqueadores del patrimonio.

 

 

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias VIDEO: Los mitos y la casa Guirola de la Hacienda El Paraíso que muy pocos conocen
Noticias Agua de pepino, la bebida que hace maravillas en tu cuerpo
Noticias Así es el plan de Yamil Bukele para que la Selecta clasifique al Mundial 2022