Wagner Moura resucita al diplomático Sergio Vieira de Mello para Netflix

El actor brasileño regresa al mundo del cine con el filme “Sergio”, un rol que dista mucho de sus otros papeles.

Moura presentó el filme en el Festival de Cine Sundance 2020, el pasado febrero. / Foto Por EDH / AFP

Por David Villafranca / EFE

Abr 19, 2020- 05:30

De Pablo Escobar a Sergio Vieira de Mello, de dar vida a un criminal a interpretar a un héroe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Así afrontó Wagner Moura el reto de “Sergio”, una cinta de Netflix sobre este gran diplomático brasileño que, según defendió el actor, debería ser mucho más reconocido en su país.

“Es un héroe nacional, pero creo que la gente en Brasil debería ser más consciente de quién fue Sergio”, consideró Moura en una entrevista con Efe. “Y creo que esta película puede ayudar a eso”, añadió el intérprete brasileño.

Moura, quien alcanzó la fama mundial con la serie “Narcos” (2015 – 2017), afrontó con “Sergio” un proyecto muy personal como actor y también como productor.

Se trata de una cinta biográfica acerca de Sergio Vieira de Mello, un diplomático brasileño que trabajó durante décadas para las Naciones Unidas en la resolución de conflictos en lugares como Camboya o Timor Oriental y que murió en un atentado en Irak en 2003 cuando era el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Moura da vida a este experto humanitario en una película dirigida por Greg Barker y que cuenta con la cubana Ana de Armas como coprotagonista interpretando a la pareja sentimental de Vieira de Mello.

“Esta es una cinta que es parte de una especie de idea más ambiciosa que tengo de producir filmes sobre latinos que no refuercen los estereotipos sobre nosotros. Y creo que ‘Sergio’ es un primer paso extraordinario”, comentó.

“Sergio” viaja atrás y adelante en el tiempo: explora la misión del diplomático en Irak, en la que acabaría perdiendo la vida, pero también recuerda sus otras misiones en la ONU y las entrelaza con momentos cruciales de su vida personal.

“Su vida fue una aventura, aunque no fuera una aventura tipo James Bond”, bromeó Moura.

“Estaba sobre el terreno todo el tiempo. Su cosa era ir a cada lugar y mirar a las personas como personas y no como estadísticas o números”, indicó el también músico.

Moura detalló que el diplomático cambió mucho a lo largo de su trayectoria, desde sus años casi “revolucionarios” de estudiante en París durante mayo del año 68 hasta su desembarco en la ONU.

Una de las escenas de Wagner Moura junto a Ana de Armas en “Sergio”. Foto EDH / Netflix

“Creo que es algo que de alguna forma nos pasa a todos en cierto punto: la cantidad de idealismo cambia y él se convirtió en un tipo más pragmático”, argumentó.

“Creo que sabía que la ONU muchas veces no tiene el poder. Es una gran organización que a veces no se mueve todo lo rápido que debería para solucionar los problemas y que depende mucho de los países ricos. Pero, aun así, es una organización de derechos humanos que insiste en garantizar que a las personas se les trate con igualdad”, desarrolló.

Ante un diplomático que abogaba por el diálogo, la empatía y la serenidad, Moura no pudo evitar la risa al comparar la figura de Sergio Vieira de Mello con líderes actuales.

“Oh, Dios, es algo realmente fácil si lo comparas con Trump o Bolsonaro”, ironizó. “Fue un tipo de líder que ya no veo hoy en día, ni siquiera en la ONU”, añadió.

Por último, Moura habló sobre la compleja vida personal de su alter ego, una parte con mucho peso de “Sergio” y en donde sobresale el trabajo de Ana de Armas encarnando a la argentina Carolina Larriera.

“Ella fue muy importante para él. Nunca permitió que ninguna otra mujer, más allá de su esposa, se acercara tanto a él como Carolina (…) Cambió su vida cuando se conocieron en Timor Oriental”, explicó sobre una mujer que, pese a no haberse casado con Vieira de Mello, fue reconocida oficialmente como viuda suya.

“Para nosotros fue realmente difícil equilibrar el aspecto político de Sergio con su parte más íntima (…) Creo que la presencia de Ana de Armas es muy fuerte. Brilla de manera muy hermosa. Es una actriz extraordinaria (…) Nos hicimos amigos y fue un placer trabajar con ella: es una de las mejores actrices con las que he trabajado y trajo luz a la película”, finalizó.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad