Volvió Messi, brilló Ter Stegen: el Barcelona empató 0-0 ante el Borussia Dortmund

El argentino regresó de una larga lesión para los azulgrana, que sufrieron en Alemania para rescatar un punto, en el inicio de la fase de grupos de la Champions League 2019-2020. Todo el resumen de la jornada aquí.

Marco Reus, del Borussia (Izq.), detiene a Lionel Messi, del Barcelona. Foto EDH / AFP

Por Agencia EFE / Carlos López Vides

Sep 18, 2019- 04:00

La imponente actuación de Marc André Ter Stegen, que paró un penalti a Marco Reus en el minuto 56 y realizó cuatro intervenciones de mérito, permitió el martes al Barcelona sumar un punto en Dortmund (0-0), donde el Borussia mereció la victoria en el retorno de Leo Messi.

Sin Ter Stegen el Barça habría perdido. Fue el salvador de un equipo con un fútbol plano, que fue de más a menos y que, paradójicamente, tuvo una ocasión en el minuto 93 para llevarse el partido.

Pero es que al equipo de Ernesto Valverde le fallan los automatismos. Su fútbol no está afinado, sufre demasiado y solo se defiende con el balón, pero no intimida.

Jugaron los dos equipos con muchas reservas. El Borussia fue más fiel a su estilo, con un 4-2-3-1 elástico, buscando siempre la velocidad en las contras y aprovechando las entradas desde segunda línea de Jadon Sancho y Marco Reus.

El Barça se basó en la posesión, en arriesgar casi nada y en desbravar la salida del rival. Pero poco a poco los de Valverde se fueron sintiendo más cómodos. Ansu Fati era protagonista desde la derecha y se vieron las primeras conexiones entre Griezmann y Luis Suárez.

La mejor ocasión del primer tiempo fue una indecisión del Barça y una rápida transición en la que Sancho puso el balón sobre Reus y solo la habilidad de ter Stegen impidió el 1-0 en el 25’.
Antes del final del primer tiempo, el Dortmund tuvo dos llegadas, pero sin peligro. Para entonces Jordi Alba se había lesionado, lo sustituyó Sergi Roberto y Semedo pasó a jugar por la izquierda, banda en la que también estaba Ansu Fati.

En el segundo tiempo, el Dortmund creyó en la victoria y los azulgrana cada vez jugaron más a merced del rival. El Barça solo remató una vez a puerta, justo en los primeros minutos del segundo tiempo después de una jugada individual de Luis Suárez (min. 48).

A partir de entonces, fue un monólogo del Dortmund, sin abrumar, pero sin levantar el pie. La jugada del partido se produjo en el minuto 55, cuando Jadon Sancho forzó un penalti innecesario a Semedo.

Tiró Reus, pero paró Ter Stegen; en apariencia, se adelantó al disparo del rival, pero paró su cuarta pena máxima de las seis que le han lanzado en la Champions.

La entrada a media hora del final de Leo Messi y de Rakitic le dio más registros al Barça, pero el equipo de Favre siguió en lo suyo, con un buen remate de Reus (75’), un disparo al travesaño de Brandt (77’) y otro remate de Reus a bocajarro salvado por Ter Stegen en el 78’.

Hasta ahí llegó el Dortmund. Se estiró al Barça en el último cuarto de hora, tuvo el balón y ya no sufrió más. Incluso Messi, en el 94’, tuvo el gol en la última jugada.

En el otro juego del grupo, el Slavia Praga sorprendió en Milán y sacó un empate de 1-1 de casa del Inter. El nigeriano Olayinka anotó al 63’ para el equipo checo, pero igualó al 90+2 Nicoló Barella.

El show de Haland

El RB Salzburgo arrasó 6-2 al Genk belga en Austria, victoria en la que brilló con luz propia el noruego Erling Håland, autor de un triplete: abrió la cuenta al minuto 2, aumentó al 34 y dejó otra perla al 45.

Le apoyaron en la producción goleadora el surcoreano Hwang Hee-Chan (36’) y el húngaro Dominik Szoboszlai, en un excelente debut para los dirigidos por el técnico estadounidense Jesse Marsch.

Por el equipo visitante, maquillaron la paliza los tantos del colombiano Jhon Janes Lucumí (al 40’) y de Mbwana Ally Samatta, de Tanzania (52’). Para el segundo tiempo, en el Genk ingresó Ianis Hagi, hijo del famoso futbolista rumano de los 90s George Hagi, pero poco pudo hacer ante el poderío de los “toros rojos”.

La exhibición del Salzburgo no opaca el buen triunfo del Nápoles, en el San Paolo, frente al vigente campeón de Europa, el Liverpool: los de Jürgen Klopp cayeron por 2-0.

El 0-0 se rompió hasta el 82’, después de una falta de Robertson sobre Callejón (que pareció simular) y Dries Mertens anotó desde el punto penal; y selló Fernando Llorente al 90+2. El mexicano “Chucky” Lozano fue titular para los italianos.

Timo Werner guió al Leipzig

El RB Leipzig amanece hoy en lo alto del Grupo G, gracias al acierto de su delantero alemán Timo Werner, quien aprovechó las asistencias del danés Yussuf Poulsen (69’) y el austríaco Marcel Sabitzer (78’) para firmar la victoria por 2-1 en casa del Benfica, en el estadio lisboeta de Da Luz, en Portugal.

El suizo Haris Seferovic, que saltó desde la banca al 76’ en lugar del argentino Franco Cervi (ex Rosario Central), marcó el único gol para las águilas del Benfica al 84’.

Y en el Groupama Stadium, en suelo francés, el Olympique de Lyon tuvo que remontar para sacar el empate frente al Zenit ruso. El iraní Sardar Azmoun marcó al 41’ para la visita, pero igualó para los lyoneses el holandés Memphis Depay (penal, 51’).

El mexicano Álvarez hace historia en el Ajax

Edson Álvarez debutó ayer para el Ajax en la Champions League y se metió en la historia al hacerlo con gol, en el triunfo por 3-0 en Amsterdam sobre el Lille francés.

El Ajax, que sorprendió al planeta fútbol al entrar a las semifinales de la Champions pasada, se impuso con las anotaciones de Quincy Promes (18’), del mismo Álvarez (disparo con barrida desde la derecha, que se incrustó pegado al palo opuesto, al 50’) y del argentino Nicolás Tagliafico (violento cabezazo al 62’).

Mientras que el Valencia, que venía de sufrir una abultada derrota a manos del Barcelona por 5-2, supo reponerse en su primer partido europeo de la campaña y sorprendió al Chelsea, en el estadio Stamford Bridge de Londres, por 1-0.

En jugada ensayada, Dani Parejo cobró un tiro libre en 3/4 de cancha y la prendió de zurda el español Rodrigo para vencer a Kepa, al 74’. Y cuando los “blues” tuvieron un penalti para igualar las acciones, el recién ingresado Barkley mandó la bola encima del travesaño, al 87’.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad