Virginia aprueba licencias de conducir para indocumentados

Miles de salvadoreños serían beneficiados con esta medida, celebrada por la comunidad.

Por Tomás Guevara

Feb 18, 2020- 21:20

Organizaciones que luchan por los derechos de los inmigrantes celebran el voto favorable de los proyectos de ley B-1211 y SB-34, aprobados tanto en la Casa de Representantes como el Senado Estatal de Virginia, con lo que se abre el paso a la concesión de licencias de conducir para vehículos automotores no comerciales a inmigrantes que no tengan un estatus legal en el país.

La aprobación de esta legislación a mediados de la pasada semana, puesta en alta prioridad de las organizaciones que por muchos años han luchado porque Virginia diera permisos de conducir a indocumentados, como lo hace Maryland y el Distrito de Columbia; sin embargo, fue hasta que ambas cámaras fueron ganadas por el Partido Demócrata en noviembre cuando se vislumbró la gran posibilidad que ahora celebran.

Edgar Aranda, director ejecutivo de la Coalición de Organizaciones Latinas de Virginia, VACOLAO, reconoce que el tiempo era justo y prudencial para poner esta necesidad en primera línea y que ahora deben trabajar para que llegue al escritorio del gobernador.

Su organización calcula que unas 250 mil personas que viven en el norte de Virginia, que contempla los condados de Prince William, Fairfax, Arlington y las ciudades de Manassas, Alexandria entre otros, todos partes del Área Metropolitana de Washington y con densa población salvadoreña, podrán ser beneficiados una vez entre en vigencia la ley en enero de 2021.

“El Departamento de Vehículos de Virginia (DMV) necesitaría un tiempo para ajustar toda la parte logística para que se pueda implementar, y nosotros lo entendemos, pero el paso es importante y estamos listos para trabajar en esa etapa final”, comenta Aranda.

El salvadoreño Jonathan Cano, organizador de Centreville Immigration Forum, explica que los proyectos de ley que entraron amparados por representes que dieron compromiso previo a la comunidad hispana antes de los comicios de 2019, donde Virginia se convirtió en estado demócrata, en parte también porque los legisladores han entendido la importancia de esta ley para las familias inmigrantes.

“Son miles de personas que necesitan en su día a día tener permiso para conducir, porque hay zonas donde no hay transporte público, y es mucho más seguro para todos; además el estado de Virginia pierde al tener mucha gente que ha sacado licencias de Maryland y declara impuestos en el estado vecino para tener derecho a una licencia, cuando esos fondos deberían quedar aquí”, comentó Cano.

Antes de pasar al escritorio del gobernador Northam ambas cámaras consolidarán la propuesta en un solo texto, en principio tienen algunos matices de diferencias, por ejemplo el proyecto aprobado por la Casa de Representantes con 57 votos a favor y 22 en contra, estipula que los inmigrantes podrán solicitar licencias de conducir sin tener que mostrar un estatus legal en el país, un borrador muy similar al aprobado por Nueva York, el año pasado, con una serie de requisitos para demostrar que residen en el estado y que han pagado impuestos.

Por parte del Senado, cuyo voto fue más ajustado de 22 a favor y 18 en contra, estipula que la concesión de un permiso especial para conducir que no es una licencia, muy similar al otorgado por Maryland y el Distrito de Columbia.

Las licencias en Washington DC y las de Maryland especifican en la parte superior que corresponden a esa categoría, y se advierte que no son válidas para ingresar a edificios federales ni abordar aviones. En el caso de Virginia, la medida entraría en vigencia justo cuando se está actualizando el padrón de los conductores con el Real-ID, ley federal que obliga a los estados a unificar la base de conductores con un documento de valor federal.

Pese a ese camino que aún falta por sortear los representes de organizaciones celebran como un triunfo que haya pasado ya el voto de las dos cámaras, y que se apreste al Congreso para llegar al gobernador.

Aranda advirtió en enero reciente cuando hacían cabildeo para que las propuestas entraran en agenda de la Sesión Legislativa – 2020, de que la ventana de oportunidad era escasa para antes de primavera, pues con la campaña electoral para las presidenciales, el tema sería una distracción.

Días antes de la aprobación en Virginia, el Departamento de Seguridad Nacional, DHS, movió ficha advirtiendo al estado de Nueva York, que sus ciudadanos no podrán participar del programa Global Pass que permite a los viajeros minimizar los controles y tiempos de espera en los aeropuertos; según la advertencia la ley de licencias para indocumentados impide a DHS ingresar a las bases de datos para los ciudadanos de Nueva York y poder verificar antecedentes. El estado ha dicho que acudirá a los tribunales para rechazar esa amenaza si el gobierno federal no desiste.

Te recomendamos
Consulta por teléfono sobre el subsidio de $300 ofrecido por el Gobierno ante emergencia
Marta, la vendedora que no recibió el bono de $300: “Grité por la angustia y decepción de no tener dinero”
Cómo identificar las diferencias entre el coronavirus, la gripe y las alergias
¿Cómo cortarte el cabello durante la cuarentena? Los mejores consejos para lograrlo
VIDEO: Alberto Laresca, el imitador salvadoreño de Selena Quintanilla

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad