Violencia deja nueve homicidios en la zona Oriental

Los crímenes se cometieron entre la noche del miércoles y la tarde de este jueves. Cuatro ocurrieron en San Miguel, dos en La Unión, dos en Morazán y uno en Usulután.

José Vicente Guillén, de 25 años, y José Feliciano Hernéndez Castro, de 20, fueron asesinados en San Juan Nonualco, La Paz. Foto/ Francisco Campos

Por David Marroquín/Gadiel Castillo/Ilianan Ávila

Nov 22, 2019- 04:30

La zona Oriental del país vivió una oleada de homicidios entre la noche del miércoles y la mañana de este jueves. Las autoridades fiscales y policiales registraron nueve personas asesinadas en los cuatro departamentos de esa región.

El incremento de la violencia obligó a las autoridades policiales a suspender los días libres (licencias) y los permisos de los policías para reforzar el plan Control Territorial.

Entre las víctimas en la zona Oriental figura José Gustavo Alfaro Castillo, entrenador de fútbol del equipo del cantón Moropala, El Tránsito en San Miguel.

En el cantón El Amate también de San Miguel, asesinaron a David Ernesto Aparicio Cañas, un supuesto pandillero de 23 años.

En el mismo departamento, el cadáver de Víctor José Enriquez Machado fue hallado ayer por la mañana en la carretera Longitudinal del Norte, entre Ciudad Barrios y San Luis de La Reina.

Por la tarde, otro hombre fue acribillado a balazos en el caserío Los Cocos, cantón El Niño de San Miguel. Fue identificado como José Eliseo Martínez Ramírez, de 60 años.

En otro hecho, Edwin Alexander Lobos Amaya, un supuesto pandillero de 20 años, fue asesinado la noche del miércoles en el cantón Tierra Blanca, de Jiquilisco, Usulután. El ataque se produjo en las cercanías de la base rural de la Policía.

En el cantón Gueripe de Concepción de Oriente en La Unión, asesinaron a Jairo Daniel Flores Velásquez, de 21 años. El móvil sería que se negó a entrar a la pandilla. Se dedicaba a vender carne.

David Ricardo Martínez, de 37 años, también se convirtió en víctima de la violencia. A él lo asesinaron en el caserío Los Maculis, cantón El Jagüey, de Conchagua, La Unión.

En el departamento de Morazán hubo dos asesinatos. Uno de los homicidios ocurrió en el cantón El Bejucal de Sociedad. La víctima fue identificada como Hermés Jonathan Andrade Melgar, un supuesto pandillero de 25 años.

El otro crimen ocurrió en cantón Tijeretas de Torola. La víctima fue identificada como José Nelson Portillo Márquez, de 45 años, quien estaba en el pick up placas P-32-042.

Violencia siguió en Occidente
Las autoridades policiales registraron tres homicidios en la zona Occidental del país. Ayer por la tarde asesinaron a un menor de 14 años en la finca Las Aradas del cantón Ojo de Agua en Chalchuapa, Santa Ana.

El adolescente, cuyo nombre no fue proporcionado, fue atacado a balazos, según la oficina fiscal de Santa Ana. Las autoridades desconocen las razones del asesinato y si el joven pertenecía a alguna pandilla.

Otros dos asesinatos se registraron en los municipios de Atiquizaya y El Refugio; en el departamento de Ahuachapán.

César Alonso Hernández Galicia, de 27 años; fue asesinado en la colonia Jardines del Refugio de El Refugio; mientras que a Tito Hermes Jaco Trujillo, lo acribillaron a balazos en las afueras de Atiquizaya.

Las autoridades fiscales y policiales reportaron que diez personas fueron asesinadas en el transcurso del miércoles pasado. Otros nueve homicidios fueron registrados hasta ayer tarde.

Además, los registros de la Policía detallan que 84 homicidios ocurrieron en 20 días de noviembre, 89 menos que en el mismo período de noviembre del 2018 en el que se cometieron 173 crímenes.

Te recomendamos

Movistar Salen a la luz reveladoras imágenes de la hija de Lucero y Mijares, así se ve a sus 14 años
Movistar ¿Recuerdas a “Lady frijoles”? Tras ser deportada, ahora es presentadora de TV y emprendedora en Honduras
Movistar Fuertes revelaciones: Así es la vida de Melania Trump en la Casa Blanca

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad