ConTextos clausura proyecto de habilidades

Jóvenes retornados y de centros escolares finalizaron proyecto “Marca Personal”, que les ayudó a identificar sus virtudes para sobresalir en un entorno cambiante.

Los participante compartieron sus sueños durante la jornada.

Por Alejandra García

Feb 14, 2020- 04:30

USULUTÁN. La ONG ConTextos clausuró en Usulután el proyecto “Marca Personal”, el cual comprendió cinco talleres, en donde jóvenes retornados y de centros escolares aprendieron a conocerse para potenciar sus habilidades y sobresalir en su entorno.

El proceso se realizó con el apoyo de el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia (ISNA) y se llevó a cabo desde el Centro de Atención de Niñas, Niños y Adolescentes Retornados (CANAF).

Dentro del programa se guió a los participantes a conocerse e identifiquen el lugar en el que se encuentran, pensando en lo que desean aportar a su comunidad, desde sus cualidades e historia.

La jornada consistió en un conversatorio-desayuno, en el que los participantes entablaron diálogos con una metodología diseñada por ConTextos, partiendo de la empatía frente a sus historias.

“Al sentarnos en las mesas de diálogo conducidos por los jóvenes que participaron en el programa, pude apreciar lo capaces de poder liderar las mesas, siendo muy desenvueltos y explícitos al proyectarse y compartir sus experiencias”, dijo Gloria Raskosky, directora País ConTextos.

Los adolescentes mostraron las destrezas que desarrollaron durante los cursos como una manera auténtica para expresarse, compartir sus logros y sueños, expresar las huellas que quieren marcar, hablar sobre su verdad y el progreso en sus habilidades socioemocionales.

“El proyecto responde a destacar habilidades en adolescentes, fomentar la lectura y tener un pensamiento crítico. Les muestra que todo lo que se propongan puede ser alcanzado. Genera un espacio para socializar, fomentar la cultura de paz, respeto a la dignidad humana de las personas y motiva a la auto superación dentro de nuestro país”, expresó Merari Carranza, coordinadora de Protección de Derechos, ISNA, Usulután.

Estos jóvenes, que han pasado por situaciones difíciles, al finalizar este proceso reflejaron sus cambios contando sus historias y siendo los moderadores de la conversación.

“Haciendo un trabajo articulado logramos brindar atención integral, que contribuya al cumplimiento de derechos de los adolescentes con los que trabajamos y fortalecemos a las familias, haciéndoles parte del proceso”, explicó Carranza.

Los representantes del proyecto aseguraron que antes los integrantes no se expresaban abiertamente sobre sus vidas, ni se reconocían con valor y voz fuerte para su comunidad; sin embargo, en esta actividad platicaron, fueron escuchados, cuestionados y abiertos al diálogo.

“Nuestros jóvenes saben que este programa ha sido el inicio de un caminar en la vida, donde llevan claro su valor, su fuerza, su historia y su habilidad de participar activamente en sus comunidades. Nos compartieron sus anhelos, sus propósitos y sus ganas de apoyarse unos a otros”, afirmó Raskosky.

“Me lleno de esperanza y alegría compartir con ellos la mañana de la clausura y el inicio de sus vidas con propósito y seguridad”, agregó.

A partir del 2011, la organización ConTextos ha trabajado en escuelas nacionales de todo el país, beneficiando a más de 900 jóvenes afectados por violencia de pandillas, más de 1,500 docentes y más de 54,000 estudiantes de distintos centros educativos.

Te recomendamos

El festival “Foodsion Suprema 2020” llega cargado de sorpresas y esto es lo que debes saber
7 preguntas y respuestas frecuentes sobre el coronavirus
Frijoles, el beneficioso y tradicional alimento que favorece tu salud
5 maneras infalibles para ahuyentar los zancudos por las noches

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad