INFOGRAFÍA: Tratamiento contra tumores del útero rompe con tabúes, ¿en qué consiste?

La embolización es una alternativa desarrollada desde 2012 en el Seguro Social y hospitales privados, sin embargo muy pocas mujeres conocen sobre el procedimiento

Xiomara Cruz se sometió al tratamiento y quedó embarazada. Foto EDH/ Yessica Hompanera

Por Evelia Hernández

Nov 17, 2019- 21:00

¿Es usted de las mujeres que sufren de dolor pélvico, sangrados abundantes durante el período menstrual, sensación de presión pélvica, orina con frecuencia o siente dolor al mantener relaciones sexuales? Estos síntomas, según la médica radióloga intervencionista, Ethel Rivas Zuleta, están asociados a fibromas o miomas uterinos (tumores).

Sin embargo, desde su experiencia, advierte que la mayoría de mujeres desconoce que estos fibromas son benignos, así como el método para tratarlos, lo que sigue manteniéndose como un tabú entre esta población.

Para la intervencionista, el desconocimiento que tienen las mujeres salvadoreñas sobre los tumores en el útero se debe a “un tema cultural. Las mujeres no hablamos este tipo de cosas porque nos da pena”, manifestó.

De acuerdo con Rivas Zuleta, en El Salvador las mujeres no tienen claro que se pueden tratar y disminuir los síntomas de hemorragias, dolores pélvicos y la sensación de orinar con frecuencia, a través de la embolización uterina, un tratamiento que desde 2012 ya se comenzó a implementar en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social y en hospitales privados.

“Con la embolización se logra que los fibromas reduzcan de tamaño. Lo que se logra es que si estaba haciendo compresión y tenía que orinar, la embolización disminuirá en un 50 % el tamaño del tumor y los síntomas; es decir, ayudará a que tenga menos hemorragia y haya menos dolor. Lo más importante es que se mejora la calidad de vida”, explicó la profesional.

Ethel Rivas, médica del Instituto Salvadoreño del Seguro Social. Médicos de América Latina impartieron un simposio de embolización de la arteria uterina para manejo de fibromas y patologías uterinas como una alternativa a la extirpación del útero. El evento estuvo a cargo de la doctora Ethel Rivas Zuleta del Instituto Salvadoreño del Seguro Social. Foto EDH/ Yessica Hompanera

¿En qué consiste el tratamiento?

La embolización de los fibromas uterinos es un método, realizado por medio de un cateter, para obstruir la sangre que llega a estos tumores y reducirlos de tamaño.

“El útero tiene arterias que llevan sangre y es la que nutre esos fibromas. Como radiólogos intervencionistas vemos esa arteria que va a nutrir ese fibroma y lo tapamos con unas pelotitas. Lo que hacemos (es que) prácticamente los infartamos y eso (fibroma) se vuelve pequeño”, aseguró Rivas Zuleta.

Para la especialista, es importante que toda mujer que tenga hemorragia y dolor, con diagnóstico de fibromas uterinos, consulte con un ginecólogo y conozca que tiene diferentes opciones de tratamiento para los tumores benignos, y mediante la evaluación médica iniciar con la mejor alternativa de tratamiento.

Entre otras alternativas se encuentran los tratamientos hormonales (pastillas anticonceptivas); sin embargo, hay mujeres que no pueden tomar hormonas, o mujeres que deciden no hacerlo. También hay las quieren quitarse el útero y otras que desean conservarlo. Y para esas que deciden conservar su útero está la alternativa de la embolización de fibromas.

“Con la cirugía, que es la extracción de la matriz, se van a seguir quitando los úteros a las mujeres. Lo importante es que cuando vayan a donde un ginecólogo y tienen fibroma van a preguntar por las alternativas de tratamiento”, indicó Rivas Zuleta.

¿Qué son los fibromas?

Conocidos como miomas, los fibromas son tumores benignos que se encuentran en las paredes internas del útero y es la razón principal de extirpación de la matriz. Rivas Zuleta aseguró que una mujer puede llegar a tener fibromas desde que inicia su menstruación, “porque son hormonodependientes.

Eso sí, aseguró que hay “picos” donde se desarrollan más, en edades superiores a los 35 y 40 años. “La mayoría de mujeres tienen un fibroma, lo que pasa es que no dan síntomas”, afirmó Rivas.

En una encuesta focalizada en una pequeña porción de pacientes, la intervencionista consultó sobre el padecimiento a 56 mujeres mayores de 18 años. En el análisis indagó si las mujeres conocen qué es un fibroma uterino y qué es la embolización, y el 98 % contestó que no sabían ambos puntos.

Además, preguntó si las mujeres sabían cuáles son los riesgos de tener fibromas, a lo que un 55 % dijo que no sabía, mientras que el 27 % aseguró no creer que haya riesgos.

Otro de los puntos que señaló la radióloga es que la mayoría de las mujeres a las que incluyó en la consulta le dijeron que no les habían dado otra opción de tratamiento distinta a la extirparon del útero.

Rivas Zuelta manifestó que desde 1995 se hizo el primer estudio sobre la embolización, y en El Salvador se inició con el tratamiento desde el año 2012.

Las instituciones médicas con capacidad para desarrollarlo son el Instituto Salvadoreño del Seguro Social y el hospital de Diagnóstico. En ambos centros de salud se ha logrado hacer el procedimiento a siete pacientes, mientras que en el sector público aún no se implementa; sin embargo, se está iniciando un proceso de educación en hospitales escuelas para que los médicos en formación conozcan sobre la embolización uterina, según al médica.

“La mayoría de mujeres vamos a tener fibromas a lo largo de nuestra vida hormonal, lo importante es que El Salvador fue beneficiado con un programa académico educativo, y mi mensaje principal es hacia las mujeres: tenemos que informarnos qué es lo que nos van hacer y cuáles son las opciones que tenemos para cuidar de nuestra salud”, incentivó Rivas Zuleta, al manifestar que las mujeres pueden preguntar sobre el tratamiento.

Una de las beneficiadas con este procedimiento, cuando tenía 34 años de edad, es Xiomara Cruz. Ella quería conservar su útero porque quería embarazarse. “Con el procedimiento puede bajar su fertilidad. Todo depende del tamaño y localización”, indicó Rivas Zuleta.

Xiomara se sometió al tratamiento y ahora está embarazada.

En el país solo se ha logrado desarrollar el procedimiento a siete mujeres, mientras la cantidad de histerectomías (extirpación de tumor) sigue siendo alta, explicó Rivas Zuleta.

“La importancia es que las mujeres conozcan la opción, nosotros con el procedimiento no le estamos diciendo que es lo mejor, que es mejor que la cirugía, sino que usted tiene que conocer las alternativas, es lo más importante la educación hacia la mujer, que las mujeres sepamos que tenemos otras opciones para manejar algunas enfermedades”, dijo la médica.

El precio a nivel privado del procedimiento ronda los $7,000; sin embargo, las mujeres afiliadas al Seguro Social pueden optar por el tratamiento.

La cirugía que se desarrolla es semi ambulatoria porque la paciente se queda hospitalizada un día y no se realiza ninguna herida grande. Dentro de las complicaciones que puede haber es que no se emboliza de todo el tumor, además del riesgo de infección en mujeres diabéticas o que tienen baja su inmunidad. “Sin embargo, son bien bajos los riesgos al compararlos con otros procedimientos como la histerectomía”, dijo la intervencionista.

La embolización del útero está enfocada para desarrollarse en una mujer que ya tuvo hijos, agregó.

Te recomendamos

Movistar Salen a la luz reveladoras imágenes de la hija de Lucero y Mijares, así se ve a sus 14 años
Movistar ¿Recuerdas a “Lady frijoles”? Tras ser deportada, ahora es presentadora de TV y emprendedora en Honduras
Movistar Fuertes revelaciones: Así es la vida de Melania Trump en la Casa Blanca

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad