Teniente del Ejército habría sido asesinado por rencillas con subsargento

El sospechoso mantenía una relación con una empleada de la Fuerza Armada que en 2018 denunció haber sido violada por varios oficiales en un cuartel.

El subsargento Manuel de Jesús Velasco Mejía está siendo procesado judicialmente como sospechoso del asesinato del teniente Rivas Ayala. FOTO EDH/ARCHIVO
El subsargento Manuel de Jesús Velasco Mejía está siendo procesado judicialmente como sospechoso del asesinato del teniente Rivas Ayala. FOTO EDH/ARCHIVO

Por Jorge Beltrán Luna

Dic 06, 2019- 04:00

Un arranque de celos podría haber llevado a que el subsargento Manuel de Jesús Velasco Mejía asesinara al teniente Benny Andrew Rivas Ayala, por lo cual fue enviado a prisión preventiva el miércoles anterior por el Juzgado Décimo de Paz de San Salvador, afirmaron fuentes militares que pidieron reserva de su identidad.

El crimen fue cometido al atardecer del pasado 31 de octubre, en momentos en que el oficial se disponía a entrar a su vivienda, localizada en la colonia La Rábida, al norte de San Salvador. El oficial murió 11 días después de haber recibido varios disparos.

De acuerdo con las fuentes, los celos del subsargento surgieron luego de que encontrara en el teléfono de su compañera de vida, una conversación que había sostenido con el oficial, quien estaba asignado a la pagaduría de la Brigada Especial de Seguridad Militar (BESM, exGuardia Nacional), indicaron los informantes.

La compañera de vida del subsargento Velasco Mejía también es parte de la Fuerza Armada; tiene un empleo administrativo desde hace un par de años en la BESM.

Según los informantes, no era la primera vez que el subsargento Velasco Mejía se involucraba en problemas entre sus compañeros de armas.

Los antecedentes

A finales de noviembre de 2018, se conoció públicamente que al interior de un cuartel, una mujer había sido violada por varios oficiales.

En aquel momento, la Fiscalía General de la República, confirmó que había recibido una denuncia de un caso de violación que involucraba a elementos militares en el hecho, tanto como la víctima y los agresores.

Días después, el entonces ministro de la Defensa Nacional, David Victoriano Munguía Payés, confirmó que existía tal denuncia y que institucionalmente se estaban haciendo las averiguaciones sobre los hechos denunciados.

“Yo aclaré la vez pasada que este no es un episodio de violación en donde las personas acusadas violaron simultáneamente a la supuesta víctima. Nosotros hemos continuado las investigaciones y, en la medida en investigaciones avanzan, tenemos que tener la versión de la víctima y de las personas que han sido acusadas”, dijo Munguía Payés el 28 de noviembre de 2018, según se consignó en una publicación de este periódico.

“Hasta el momento no tenemos de forma definitiva la idea totalmente clara de lo que sucedió, solamente las versiones de una y otra parte”, agregó el ministro, según publicó este Diario el 29 de noviembre del año anterior.

A más de un año después de que la Fiscalía General de la República recibiera la denuncia, no se conoce los resultados de la misma; tampoco el ministerio de Defensa ha informado los resultados de la investigació de la que habló Munguía Payés.

La denuncia en Fiscalía y Derechos Humanos

De acuerdo con fuentes militares, la denuncia contra varios militares por la supuesta violación sexual contra la empleada administrativa, estaba basada en hechos falsos,planeados por el subsargento Velasco Mejía.

Las fuentes indican que Velasco Mejía y la empleada administrativa comenzaron una relación sentimental, de repente, el subsargento encontró varias imágenes que mostraban que ella había tenido relaciones sentimentales (en momentos diferentes) con algunos oficiales de la Brigada Especial de Seguridad Militar, de forma consentida.

Fue entonces que la empleada administrativa recibió presiones de Velasco Mejía para que acusara a los oficiales de haberla violado.

Luego de planear todo, la mujer fue a la Fiscalía, el 19 de noviembre de 2018 y puso la denuncia.

Cuando el Alto Mando se enteró de eso, inició las investigaciones; los oficiales denunciados admitieron haber mantenido romances con la empleada administrativa pero sostuvieron que en ningún momento se trató de violación sexual.

Ante eso, el Alto Mando ordenó llamar a la denunciante, quien llegó acompañada del subsargento.

En ese momento, según las fuentes, a la denunciante le hicieron ver lo que habían averiguado y la conminaron a que retirara la denuncia y que a cambio le darían una plaza con un mejor salario.

En esa misma cita, el subsargento pidió que lo enviaran a una misión internacional, de lo contrario su compañera de vida continuaría con la denuncia.

Al final, las cosas se calmaron. La denuncia no prosperó, el sargento y la empleada continuaron en sus puestos y con su relación, afirman las fuentes.

Las fuentes consideran que el teniente Rivas Ayala pudo haber sido asesinado por error, pues quienes lo conocieron lo describen como un oficial responsable, honesto y opinan que tal vez el subsargento malinterpretó la comunicación que hubo entre él y la empleada administrativa.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones