Director niega que los reos en el Psiquiátrico estén revueltos

Osiris Luna dijo que contagiados y sospechosos están en el mismo pabellón pero separados. PDDH dice hay hacinamiento y pide protocolo.

Reos en el pabellón Psiquiátrico en Soyapango. Según las autoridades más de la mitad han resultado contagiados con COVID-19. FOTO EDH/ Archivo.

Por Jaime López

May 30, 2020- 04:00

Las autoridades penitenciarias negaron este viernes que los pacientes contagiados por el COVID-19 y los no confirmados estén mezclados en el mismo pabellón de reos del hospital Psiquiátrico, localizado en Soyapango. En ese pabellón se ha detectado que de 117 pacientes 58 están contagiados.

Debido a ese contagio repentino y masivo, el Juzgado Tercero de Vigilancia Penitenciaria de San Salvador, a cargo del referido pabellón, realizó una audiencia especial el jueves para que los encargados rindieran un informe sobre como se estaba abordando los contagios y las medidas sanitarias impulsadas dentro del pabellón.

Entre las autoridades convocadas estuvo el director de Centros Penales, Osiris Luna Meza, el director del hospital Psiquiátrico, el ministro de Salud, Francisco Alabí, el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, José Apolonio Tobar Rodríguez, la Fiscalía General de la República y la Procuraduría General de la República, con miras a que ofrecieran sus informes sobre las medidas que se estaba aplicando para evitar la propagación de la enfermedad en ese lugar.

Luna Meza aseguró que además de estar separados los pacientes positivos, a todos se les ha dotado de insumos como mascarillas y de todo el material de protección, al igual que al personal de salud que los atiende.

“Las personas están separadas; los positivos de los sospechosos”, sostuvo el director.

Dijo estar consciente de que los casos asintomáticos son los que vulneran los niveles de salubridad y el pabellón, por estar circunscrito al hospital, puede representar algún tipo de riesgo.

Aclaró que los pacientes en ese pabellón por su condición mental se vuelven más vulnerable y no se pueden trasladar a otros centros de contención.

En esas condiciones, los reos son separados solo dentro del mismo pabellón, aclaró.

“Tenemos toda la garantía que se está cumpliendo todo el protocolo sanitario y tienen atención inmediata con un epidemiólogo y un internista del Ministerio de Salud quienes están pendientes de la evolución de cada uno de ellos”, añadió.

El director de Centros Penales afirmó que en los demás casos que se han presentado por COVID, los reos han sido separados y llevados a sitios aislados.

Al respecto, el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, José Antonio Apolonio Tobar, afirmó que en el pabellón psiquiátrico hay hacinamiento, porque su infraestructura es para 40 reos y hay 117 y eso lo vuelve un sitio con un alto riesgo de contagio.

Tobar ha sugerido que por la infraestructura del Psiquiátrico es necesario y oportuno el traslado de los pacientes positivos a otro lugar.

El procurador cuestionó que tampoco esté definido un protocolo en caso de que los pacientes presenten complicación y se establezca a qué cuidados intensivos los llevarían, quiénes los trasladarían, el equipo de protección y el tipo de vehículo que se utilizaría; no se ha dicho el personal que los recibiría y cómo procedería el centro de atención frente a su condición especial. Todo en función de cumplir con el derecho a la vida y la salud de esas personas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad