En San Julián, un joven fue baleado por policía que le pidió soborno de $50 para no enviarlo a albergue

Ocurrió el viernes en San Julián. El policía le disparó dos balas con su fusil; una le destrozó el hueso de una pierna. Jefes policiales no quisieron hablar.

Por Jorge Beltrán Luna

Abr 11, 2020- 22:00

Alfredo Isaac Canesa Flores, de 19 años, fue herido de bala en sus dos piernas; un agente policial le hizo dos disparos, luego de que el joven se resistiera a entregarle 50 dólares a cambio de no ser llevado a un centro de contención por violar la cuarentena, relatan testigos del caso.

El hecho ocurrió entre las 2:00 y 2:30 de la tarde del viernes anterior en el cantón Chilata, municipio de San Julián, de Sonsonate, donde reside la víctima junto a su familia.

Alfredo y Eduardo R. salieron en sus motocicletas con el fin de repostar combustible, pero a pocos metros, sobre la calle principal del cantón, fueron detenidos por un retén donde había cuatro policías.

En principio, les dijeron que los detenían por violar la cuarentena y por no llevar mascarilla.

“Tenían un retén y lo detuvieron. Un agente lo hirió con balas de fusil. Cómo a alguien se le ocurre balear a otro solo porque se le antoja. Mi hijo había estado trabajando en la colonia Guadalupe”.

Alfredo Canesa, papá

Sin embargo, testigos del hecho aseguran que los policías estaban violentos desde antes de que detuvieran a los dos jóvenes. “Se notaba que algo les pasaba, como que andaban enojados porque cuando registraron un taxi, levantaron los asientos con bastante violencia”, indicó un testigo.

Doris T. asegura que estaba en su vivienda cuando recibió una llamada del teléfono de su hijo, Eduardo. Al responder la llamada, le sorprendió lo que escuchó porque no era la voz de su hijo.

“Señora, si quiere ver a su hijo por última vez, venga ya, porque si no, lo va a ver hasta dentro de un mes”. La mujer se fue y encontró que los dos policías tenían retenidos a los dos jóvenes, y uno de los policías le preguntó a qué p… había llegado. Ella le explicó que le habían llamado y que era la madre de Eduardo.

Alfredo Canesa, padre del joven baleado, pide a la PNC investigue por qué a su hijo lo baleó un policía. Foto EDH / Jorge Reyes

Un policía moreno, alto y delgado le dijo a Eduardo que le quitara las tuercas (de la placa de la moto) con los dedos.

Él solo pudo quitarle una. Cuando el policía le dijo que se diera prisa, el joven le dijo que no podía; el agente le asestó un golpe con la mano en la cabeza. Alfredo no le dijo nada.

“Pasate 50 varas”

Luego, ese mismo policía le dijo a Eduardo que se fuera, el joven pidió que le devolviera los documentos de la moto.

“Y vos pensás que así por así te la vas a llevar. Pasate 50 varas“, le dijo el policía. Alfredo le respondió que no andaba (dinero), pero el agente, que ya había revisado la cartera, le dijo que ya le había visto que andaba y que quizá ni a su nana (madre) le había dado”, relatan.

Alfredo andaba en su cartera 160 dólares que recién le habían pagado por un trabajo que había hecho. Según familiares y vecinos, el joven trabaja en la albañilería y es muy conocido en el lugar por su trabajo.

Ante la negativa de Alfredo de entregarle el soborno, añaden, el policía le ordenó que hiciera flexiones de pecho (pechadas); pero de inmediato, le pegó dos golpes con la mano y Eduardo cayó boca abajo.

Entonces el policía le acercó la boquilla del fusil a las piernas y le hizo dos disparos. Luego se alejó caminando como si no había hecho nada, ante la mirada de los otros tres policías que no hicieron nada por detenerlo.

“Y vos pensás que así por así te la vas a llevar, no. Pasate 50 varas. Allí andás, ya te vi la cartera. De seguro ni pisto le has dado a tu nana porque decís que ayer te pagaron y ahí andas billete ”.

Doris T., al atribuirle la frase a policía agresor

Doris T., al ver a Alfredo que se desangraba, llamó a una hermana y le explicó lo sucedido. Fue en el carro de la hermana de Doris T. que trasladaron al herido. Dos policías se subieron al mismo pick up mientras el que lo había baleado y otro, se quedaron en el lugar.

De acuerdo con fuentes policiales, los cuatro agentes pertenecen a la Policía Rural.

El Diario de Hoy solicitó información del caso al jefe policial del puesto de San Julian y de la Base de la Policía Rural de Sonsonate, que está en el cantón San Isidro, de Izalco. Ambos argumentaron que era un caso que estaba en proceso y que no estaban autorizados para hablar del asunto.

Alfredo, el albañil

En el cantón Chilata hay pandilleros, como en casi todo El Salvador. Pero ningún vecino habla en mal de Alfredo. Y no es por temor. Hablan de él como un joven respetuoso sin vínculos con grupos criminales.

Aseguran que Alfredo es un buen albañil, además de ser electricista y mecánico de obra de banco. Lo califican como un joven trabajador, alejado de problemas y que no lo creen capaz de haber provocado la ira del policía que le pegó los balazos.

Su padre, que también se llama Alfredo, ayer dijo sentirse preocupado porque hoy iban a operar a su hijo y no sabe los gastos que tendrán que hacer, por lo que pidió que las autoridades investiguen el caso.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones