Salud reporta 11 personas quemadas por pólvora

Del total de quemados, 6 son infantes, desde bebés hasta niños de 9 años. El hospital Rosales atendió un paciente con riesgo de amputación.

Las quemaduras por pólvora provocan lesiones físicas y psicológicas para los infantes, ya que los tratamientos son dolorosos. Foto EDH / Archivo

Por Evelia Hernández

Dic 16, 2019- 21:35

El Ministerio de Salud, a través de su reporte epidemiológico, informó que hay 11 personas lesionadas con pólvora, la mayoría son infantes entre 0 a 9 años de edad.

Aunque la cantidad total de lesionados por esa causa es menor a la del año pasado se destaca que los registros actuales alertan que hay más niños víctimas de la pólvora que el año pasado. Este año son 6 casos, mientras que el año pasado fueron 2, en el mismo lapso.

Entre los lesionados hay un infante menor de un año, otro entre los 1 a 4 años y cuatro niños entre los 5a 9 años.

Los 5 casos restantes son paciente entre los 10 a 29 años de edad. Las atenciones de quemaduras por pólvora fueron registradas entre el 1 de noviembre y el 7 de diciembre.

El año pasado en el mismo lapso el reporte fue de 15 quemados.

Alcidés Gómez, jefe del Servicio de Cirugía Plástica del hospital Rosales, informó que hay pacientes amputadas a causa de explosivos.

“Hay un joven que sufrió un daño por pólvora prohibida, prácticamente la mano se la mutiló. Las lesiones por pólvora son lesiones mutilantes, son lesiones, en su mayoría por cohetes que están prohibidos y llegan sobre todos los jóvenes con las manos destruidas”, dijo el cirujano plástico.

El boletín epidemiológico de Salud alerta que las lesiones que causa la pólvora son en su mayoría de segundo grado y que las áreas más afectadas son las extremidades superiores, manos, cabeza y ojos.

De los 11 casos reportado este año, seis personas tienen lesiones de segundo grado, lo que implica daño en las capas de la piel, provocan dolor e inflamación y formación de ampollas.

Foto EDH / Archivo

Tres personas tienen quemaduras de primer grado, las cuales son leves.

Y dos más tienen quemaduras de tercer grado, las cuales afectan la capa profunda de la piel y carbonizan, hay riesgo de que la piel quede insensible.

El reporte también expone que de los 11 pacientes atendidos uno se quemó con buscanigua y otro con un silbador, ambos son productos prohibidos.

Además reporta 3 lesionados con morteros, 2 con cohetillos, uno con estrellita, otro con pólvora china, el resto de casos no fue especificado.

“La gente no logra comprender el daño que hace la pólvora, las autoridades no han logrado crear conciencia en los padres ante ese tipo de daño. Existe una ley que regula el uso de pólvora, pero nadie respeta. Entonces las personas quemadas por pólvora llegan con daños graves a cirugía plástica”, expusó el doctor Gómez.

El cirujano plástico añadió que la mayoría de pacientes son hombres jóvenes y niños que “llegan con las manos, los dedos destruidos, quedan mutilados, los tratamiento son largos, porque se hacen las reconstrucciones posibles; luego que se hacen los injertos de piel tienen que hacer fisioterapia”.

Los casos de personas quemadas por pólvora fueron reportados en los departamentos de Santa Ana, Chalatenango, San Salvador, La Paz, Cabañas, San Miguel y La Unión.

Gómez comentó que al hospital Rosales llega una gran cantidad de pacientes quemados por cohetes de vara, debido a que les estalla en la mano. “Con una lesión por un artefacto explosivo, las personas terminan con una gran discapacidad. Normalmente nosotros vemos entre septiembre y octubre llegan mucha gente de fábricas clandestinas de pólvora, no tienen ninguna cobertura de Seguro Social y no tienen ni la mínima protección cuando se trabajan en ese tipo de situaciones”, denunció el galeno.

En el 2018 hubo un total de 177 personas quemadas a causa de fuegos pirotécnicos.

 

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad