Salud en nivel de alerta por aumento de males respiratorios

Médicos infectólogos privados señalan que la mayoría de casos son por influenza AH1N1. En la atención privada reportan una muerte por virus AH1N1, aunque Salud la descarta.

Por Susana Joma

Oct 26, 2019- 05:30

Los médicos infectólogos privados, Jorge Panameño e Iván Solano Leiva, mostraron ayer su preocupación ante el hecho de que, según muestran los últimos reportes del Ministerio de Salud (Minsal), la cifra de casos de Infecciones Respiratorias Agudas registrados en el sistema de salud se encuentra en un punto en el que el país se está moviendo entre los niveles de epidemia y alerta.

Ambos especialistas matizan ese panorama con un incremento en la cifra de muertes que Salud reporta a causa de las neumonías.

Según el boletín del Minsal de la semana epidemiológica 42 (que va del 13 al 19 de octubre), en este periodo se reportaron 43,235 casos de IRAS (un incremento del 4 %) y en lo que va del año se han acumulado 1,594.485 casos.

El informe advierte que se está ante un nivel de alerta a causa de estas infecciones; no obstante, el boletín de la semana epidemiológica 41, que abarcó del 6 al 12 de octubre, mostró 49,064 casos, que de acuerdo al doctor Solano Leiva fue una cifra que llevó a un pico epidémico.

El reporte epidemiológico más reciente detalla que, en lo que va del año, se han registrado 826 personas fallecidas por neumonía, frente a los 792 reportados en el anterior.

“Este problema (de incidencia de las infecciones respiratorias agudas) ya supera al (del) dengue por mucho”, afirmó de forma categórica el doctor Jorge Panameño.

El galeno, al igual que su colega Solano Leiva, coinciden en que la mayoría de IRAS están vinculadas con la presencia del virus AH1N1, lo cual repercute en la situación de las neumonías.

“Nosotros, en lo privado, hemos identificado ya con pruebas de biología molecular, es decir detectando el material genético del virus, que la mayor parte de casos de infecciones respiratorias que estamos viendo son influenza AH1N1, y además que la mayor parte de estos casos de neumonías que tenemos están asociados a esta influenza, ya registrándose letalidad”, explicó Panameño.

Hasta ayer por la tarde las autoridades de Salud no habían confirmado muertes por neumonía relacionadas con la influenza provocada por el Virus H1N1; Solano Leiva afirmó, como ya lo había hecho en una entrevista matutina, que sí se ha registrado un fallecimiento por esa causa en la atención privada.

“Yo no puedo descartar o asegurar que no hayan otra personas que hayan fallecido a causa de la gripe por influenza, pero sí le puedo afirmar de la persona que he dicho que falleció en un hospital privado a causa de la gripe AH1N1, porque yo fui parte del equipo que trató a esa persona”, subrayó Solano Leiva.

El especialista apuntó que si bien en Salud no hablan de la circulación del virus AH1N1, los mismos reportes epidemiológicos en lo que alude a la vigilancia de laboratorio de los virus aislados, señala claramente que ese es el que más está circulando.

Los infectólogos exhortaron a los titulares de Salud que de cara a esta situación implementen acciones para prevenir más muertes.

Solano Leiva es de la opinión que en la campaña de vacunación que esa cartera lanzará en los próximos días bajo el nombre “Ponte al día”, no se limite a aplicar dosis contra el neumococo, el rotavirus, sarampión, rubéola, paperas, poliomielitis y otras, sino que también incluya la vacuna para prevenir la gripe por influenza.

“Lo más lógico es que el ministerio debería vacunar contra la influenza, hacer un esfuerzo de vacunación, porque por cierto las coberturas de vacunación contra influenza, tanto en los niños menores de 5 años como en los mayores de 60 años en nuestro país son sumamente bajas, porque si fueran coberturas adecuadas en este momento no estaría causando tantos estragos el virus de la influenza AH1N1”, insistió.

Sin embargo, Panameño sostiene que en este momento la incidencia de este virus ya “es imposible pararlo con vacuna, porque la vacuna tarde 14 días en hacer efecto”, y si alguien se expone al virus, como el periodo de incubación va de 25 horas a 7 días, no hay garantía de que le alcance a hacer efecto.

Panameño explicó que en este momento ya lo indispensable es que en el sistema de salud pública y el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) cuenten con medicamentos antivirales, en este caso el oseltamivir, para manejar a los pacientes, dado que a los enfermos de alto riesgo, entre ellos mayores de 60 años, diabéticos, fumadores, obesos, hipertensos, embarazadas, personas que tengan problemas con el corazón, los riñones o con defensas bajas de cualquier índole, tienen un riesgo elevado de morir.

Agregó que las autoridades sanitarias se deben asegurar que en el sistema público e ISSS, los médicos cuenten con el método de diagnóstico adecuado, la prueba que permite identificar la presencia del virus AH1N1, el protocolo para suministrar el fármaco a los pacientes.

De acuerdo a lo expresado por Panameño, “la situación es complicada” porque en el mercado privado, incluyendo los hospitales de ese sector, no hay disponibilidad del oseltamivir. Tampoco hay pruebas rápidas de isopado nasal para detección de antígenos de esa influenza.

“Esto es una situación extremadamente compleja y preocupante porque si no hay medicamento se va a morir más gente de la que ya se murió”, lamentó Panameño.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad