Incendio: Mercado San Miguelito SELECTA: 100 años de una pasión POLÍTICA: Reformas a la Constitución NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador

Cuídese de hacer contacto con estos animales marinos cuando visite las playas

A principios de marzo se identificó una proliferación significativa de una especie de medusa en la Bahía de Jiquilisco, Usulután.

Por Susana Joma | Mar 27, 2021- 22:05

Gusano de Fuego se encuentran bajos rocas y si se toca, puede causar punciones con su pelillos que provocan malestares de diferente intensidad. Fotos EDH cortesía biólogo J. E. Barraza

En pleno verano y en vísperas de las vacaciones de Semana Santa, muchos salvadoreños, retando al coronavirus, ya hacen planes para ir a disfrutar al mar con su familia y amigos, en busca de soltar el agobio y la tensión por la pandemia.

Sin embargo, más allá de las precauciones para evitar el contagio de Covid-19 también deben hacer lo propio para no sufrir accidentes a la hora de jugar o nadar en las aguas costeras, debido a la presencia de animales que, si bien son muy importantes para el ecosistema marino, pueden representar riesgo para los humanos en un momento dado.

El biólogo marino José Enrique Barraza explica que en las primeras semanas de marzo fue notable en la Bahía de Jiquilisco, Usulután, la proliferación de una especie de medusas transparentes, con tonos rosados, que pueden causar quemaduras.

Un especialista en biología marina afirma que en las primeras semanas de marzo fue notable en la Bahía de Jiquilisco, Usulután, la proliferación de medusas transparentes, con tonos rosados, que puede causar quemaduras. Imágenes cortesía de José Enrique Barraza.

 

“Tiene unos brazos, por decirle así, que parecen como si fueran brócoli; tienen también una especie de cabecita que parece como que han partido un melón a la mitad”, expone sobre este animal marino.

Podría interesarle: ¿Conoces las hermosas cascadas del lago de Ilopango?

El especialista, quien visitó la Bahía de Jiquilisco justo el pasado 9 de marzo, dice que se trata de una medusa que todavía no ha sido nombrada, ni identificada en el país. Lo único que se sabe es que es de la familia Lobonematidae.

Por experiencia propia afirma: “No es letal, afortunadamente, pero sí quema y dependiendo de la sensibilidad de la gente puede ser mayor o menor la reacción del cuerpo; a alguien sensible puede darle una quemada más intensa”.

Ese día registró que había de 5 a 10 medusas por metro cúbico de agua. La especie, según detalla, puede alcanzar un tamaño de entre los 5 y 20 centímetros.

“Es algo (el ciclo biológico de la medusa) que ocurre usualmente en esta época, cuando la temperatura del agua después que está fría empieza a calentarse un poquito”, indicó.

Esta especie de medusa, aún no determinada en el país, que pertenece a la familia Lobonematidae (medusa coliflor) que causa quemaduras en la piel, se reproduce en la Bahía de Jiquilisco, Usulután, así como en La Unión. Fotos EDH cortesía biólogo J. E. Barraza

Su presencia puede durar alrededor de quince días en lo que se cumple su ciclo, pero quedan larvas entre los troncos y piedras.

El doctor Barraza, quien es investigador asociado al Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación (ICTI), de la Universidad Francisco Gavidia, externó que esta medusa también suele verse en la Bahía de La Unión, en el Golfo de Fonseca, y suele nacer tanto en esta época como cuando hay intensas lluvias (septiembre – octubre).

Estas medusas son carnívoras, depredadoras que se alimentan de zooplancton, larvas de peces, larvas de cangrejos, larvas de gusanos, todo lo que caiga en sus tentáculos.

Puede leer: Playa La Ventana y El Carrizal, los tesoros costeros inexplorados de Jucuarán, Usulután

Según describió, en general las medusas, también conocidas como aguas malas o chichicaste, a través de sus extensiones largas inyectan proteínas tóxicas a sus presas, peces o invertebrados, y esas sustancias son las que pueden afectar a los nadadores, bañistas, buzos o turistas cuando los toquen de forma voluntaria o involuntaria.

“En general, lo más recomendable es no tocar ni manipular las medusas que puedan aparecer en la playa. De igual forma se debe evitar nadar o introducirse al agua si se observan. En caso de quemadura por medusa, es recomendable tomar fotografía, de ser posible, y dirigirse al centro de salud más cercano para la atención respectiva y mostrar imagen de la medusa”, indicó.

Sin embargo, el biólogo afirmó que los bañistas no solamente deben cuidarse de las aguas malas sino que, además, de otras especies que están en la playa, entre ellos gusanos poliquetos que tienen veneno, cuyos cuerpos están recubiertos de setas quebradizas que pueden penetrar la piel humana. Entre ellos está el gusano de fuego, (Pareyrythoe spirocirrata) que es común en El Salvador.

Diadema mexicanum (erizo rayado) Posee espinas largas y puntiagudas con toxinas. Los juveniles presentan un patrón de bandas oscuras y claras, los adultos son oscuros. Se encuentran en grietas y huecos en zonas rocosas. Si se experimentan varias punciones, se debe acudir al médico. Fotos EDH cortesía biólogo J. E. Barraza28

De igual manera se debe tener cuidado con erizos de mar que habitan en zonas rocosas y cuyas espinas fácilmente penetran la piel humana, causando molestias de diferente intensidad; uno de ellos es el erizo rayado (Diadema mexicanum), cuya punción es dolorosa.

Barraza describe que otros animales marinos que pueden provocar quemaduras, si se entra en contacto con ellos, son los hidrozoos, animales que viven en grupos formando estructuras parecidas a árboles de diminuto tamaño y coloración traslúcida en los fondos rocosos, pero que por su color y dimensión no se pueden distinguir a simple vista en pozas y peñascos.

Tal vez le interese: Terry, el guía de cuatro patas del peñón de Comasagua

En la lista de las especies a las que se debe tener respeto están varios peces cuyas espinas pueden contener alguna toxina o bacteria patógena, como el caso de la raya (Urotrygon cimar), que generalmente están en fondos blandos de esteros; el pez escorpión (Scorpaena mystes) que se encuentra camuflado entre las rocas; e incluso los bagres de la familia Ariidae que descargan en los muelles, pues tienen espinas que lastiman.

Chrysaora sp. (Medusa de brazos largos) Causa quemaduras en la piel humana, pero no es letal.

El biólogo marino señaló que si la persona recibe una punzada de raya o de estos otros peces debe buscar atención médica.

“Como toda la biodiversidad del planeta, tienen mecanismos de captura de presas o defensa contra depredadores. Si las vemos no nos acerquemos. Si aparecen un gran número de especímenes en las playas, basta con notificar a las autoridades policiales o de salud más cercanas”, recomendó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Animales Peligrosos Bahía De Jiquilisco Comunidades Playas Semana Santa Usulután Vacaciones Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad