Reo burló seguridad de la cárcel y mató con silenciador al asesino de diputados salvadoreños

Ministerio Público secuestró los videos donde aparece con vida el exdiputado, Manuel Castillo, antes de ser asesinado. Defensa de sospechoso dice que fotografías donde aparece su cliente están borrosas.

Foto EDH / Archivo

Por Óscar Iraheta

Dic 16, 2019- 21:40

El supuesto asesino del exdiputado, Manuel de Jesús Castillo Medrano, burló la seguridad del penal de Pavón al ocultar una arma 9 milímetros, con un silenciador adaptado y un cargador de 15 tiros, sin ser detectado por los custodios y los sistemas de seguridad de la prisión.

Las autoridades encontraron horas después el arma con que Édgar Coz Chonay, de 44 años, habría asesinado al exparlamentario condenado a 203 años de cárcel, por ser el autor intelectual del asesinato de los diputados salvadoreños al Parlamento Centroamericano Eduardo d’Aubuisson, William Pichinte y José González, así como su conductor, Gerardo Ramírez, cometido en febrero de 2007 en la finca Villa Canales en Guatemala.

El letal ataque del domingo se realizó cuando Castillo Medrano salió de una reunión que tuvo con el mismo director de la prisión en el interior de su oficina.

Las primeras investigaciones revelan que el expolítico originario de Jutiapa, un pueblo cercano a El Salvador, tenía asignado dos custodios que lo protegían, sin embargo, a la hora del ataque no estaban en el lugar.

La policía de Guatemala afirma que el reo Chonay, quien estaba condenado a 60 años de cárcel por un triple homicidio, es el principal sospechoso de haber asesinado de tres disparos en la cabeza al exdiputado guatemalteco, el domingo anterior en el interior de la cárcel.

Coz Chonay fue entrevistado por las autoridades, tenía lesiones en su rostro que fueron provocadas por los policías cuando fue detenido. Periódicos de Guatemala publicaron que el sospechoso negó las acusaciones.

“Yo no maté a Manolito. Yo solo de vista lo conocía, sólo vendo frutas dentro de la cárcel”, expresó el reo cuando era remitido a los tribunales.

Los fiscales del Ministerio Público procesaron la escena con trajes especiales de color blanco hasta las 11:30 de la noche del domingo, según los medios locales. El crimen se registró en el sector conocido como de aislamiento y su cadáver quedó tendido en el jardín.

Los fiscales secuestraron los vídeos de la prisión donde se mira aún con vida al exparlamentario cuando pasea por los accesos a la oficina del director de la cárcel.

Investigadores de la DINC de Guatemala recabaron pruebas de la escena donde fueron asesinados tres diputados salvadoreños al Parlacen y su motorista. Foto/ Archivo

Las imágenes están siendo analizadas y por ahora solo se compartieron algunas fotografías. En estas, se observa a Castillo en un área de la cárcel de Pavón en lo que serían sus últimos minutos de vida, según lo informó el sitio en internet www.soy503.com

En las evidencias que presentó el MP, también se explicó que se observa al reo sindicado del asesinato, Édgar Coz Chonay. Pero el abogado defensor cuestionó las imágenes indicando que son borrosas y no se puede distinguir si se trata de su defendido, agrega el sitio de noticias.

Las autoridades y el presidente de la República aún no se han pronunciado sobre el hecho y su móvil. El vocero de Centros Penales brindó varios detalles pero aún no se ha establecido cuál fue el móvil del hecho.

Sin embargo, el hijo del exdiputado, Manuel Alfredo Castillo, señaló a los presuntos responsables de la muerte de su padre.

Castillo, quien acudió a la morgue del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), para reclamar el cuerpo de su padre, dijo que los responsables son Oscar Edilberto Pineda, excandidato a alcalde de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y Ronald Alfredo Castillo García.

“Hago responsables a Ronald Alfredo y a Oscar Pineda, ellos le pagaron al director del penal, Selvin García y a la jefa operativa para que le dieran muerte a mi padre. Ellos fueron los autores. Quieren quitarnos nuestras propiedades en Jutiapa, ellos estuvieron detrás de la muerte de mis tíos Enrique y Dina Castillo Medrano, asesinados en 2013”, dijo Castillo a los periodistas.

Esta es la tercera víctima de la familia Castillo. En enero de 2013, el alcalde de Jutiapa, Enrique Castillo, fue asesinado cuando se encontraba en una barbería. Meses después, su hermana Dina Castillo Medrano, de 52 años, fue atacada cuando salía en su motocicleta.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad