Productores de cacao mejoran productos al fermentar las semillas

El rubro del cacao va adquiriendo mayor demanda en el mercado, de ahí que los productores dicen que necesitan una ley con la cual puedan recibir apoyo.

Foto EDH / Iliana Avila

Por Iliana Ávila

Jun 10, 2019- 04:30

Desde hace un año, el joven Hansi Torres elabora productos artesanales con base de cacao y manteca de cacao, entre ellos jabones acompañados de avena, romero, rosa mosqueta y leche de cabra, su precio no supera los 2 dólares.

“Anteriormente elaboraba jabones con base de otros productos, pero luego surgió la idea de agregar chocolate. Usamos el cacao para hacer los jabones y la manteca para hacer labiales. Nos ha ido bastante bien, el producto es aceptado para las personas que lo prueban”, comenta Hansi Torres.

Sin embargo, la materia prima principal que utilizan no siempre es fácil de adquirir, además de que el procedimiento es artesanal y de eso depende el precio de los productos.

En la zona oriental del país existen 720 familia que han logrado cultivar 350 manzanas de cacao, ubicadas en los departamentos de Morazán, San Miguel y Usulután, agrupadas en 9 cooperativas y productores individuales.

Las familias productoras, junto a los emprendedores, buscan la aceptación de los productos derivados de cacao en el mercado nacional, para ello realizan pequeñas ferias con el apoyo de Alianza Cacao.

Claudia Martínez Ruiz y su familia dieron vida al emprendimiento Chocolates Pinita´s, en Chinameca San Miguel, y son miembro de la Cooperativa de Jucuapa, Usulután. “Desde que Alianza Cacao nos impulsó nos ha ido bien porque nos han invitado a diferentes ferias y eso nos ayuda a darnos a conocer, ya tenemos un mercado popular en la zona de oriente”, expresó Claudia Martínez.

El chocolate que Claudia distribuye es de cacao fermentado, su sabor es mas fuerte y en el proceso le agregan menos azúcar para que las personas puedan degustarlo bien.

Los productores recomiendan el caco fermentado para el consumo de chocolate; y para fines cosméticos o medicinales, el cacao lavado.

“Desde que se corta la mazorca, la semilla debe de entrar en un proceso de fermentación y un buen secado, también la variedad de la semilla influye en el aroma y dulzura del cacao, la gente es lo que busca. Algunas personas no tiene tiempo de fermentarlo e inmediatamente van a lavarlo y tirarlo a que se seque, es mas fácil y menos costoso; pero su saber es diferente”, explica Sergio Orellana, productor proveniente de San Pedro Nonualco, La Paz.

Olga Nely Bardales, presidenta de Asprocacao, asegura que el cacao fermentando y secado adquiere los sabores naturales de los arboles de sombra que se le han plantado al rededor de la planta, ya sea cítrico, florales o maderables, así es el sabor de cacao. A la fecha no existe una marca de distinción entre el cacao lavado y el fermentado.

Los productores asociados dijeron que el jueves de esta semana presentarán una propuesta de anteproyecto de ley a la Asamblea Legislativa en donde se establezcan apoyos para el sector.

“Los cafetaleros tienen su ley, nosotros también en cuanto a los impuestos de importación y exportación, obtener apoyo del gobierno y obtener un presupuesto para los productores” dijo Olga Nely Bardales, presidenta de Asprocacao.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad