Pandilleros en Vista al Lago se disfrazan de evangélicos

Tenían misión de vigilancia y cobro de extorsión en la colonia Santa Lucía y alrededores. La Policía capturó el jueves pasado a un joven a quien lo identifican como hijo de un pastor evangélico de la zona. El detenido es acusado de ser parte de la estructura de la MS.

Por Oscar Iraheta

Ago 10, 2019- 04:00

Supuestos pandilleros que operan en la residencial Vista al Lago, en Ilopango, se hacen pasar como integrantes de una iglesia evangélica de la zona para evitar persecuciones y cometer delitos sin provocar mayores sospechas, según lo confirmó la policía y vecinos.

Según las fuentes policiales, la agrupación Tecolotes Locos Salvatruchos de la pandilla MS permitió que varios de sus integrantes asistieran a una iglesia de la zona pero sin dejar de ser parte de la estructura que controla las extorsiones en Vista al Lago y las colonias cercanas como la Santa Lucía.

Los informantes aseguran que entre las funciones que tenían los pandilleros que asistían a la iglesia era de controlar quiénes eran las personas que circulaban en las calles del sector de la Santa Lucía.

La Policía también arrestó a una mujer que no tenía documentación de la vivienda donde habita desde hace cinco años. Foto EDH / archivo

Además viajaban en las busetas y registraban a pasajeros para evitar que otros pandilleros contrarios entraran al territorio que domina la MS en la zona de Vista al Lago.

Los registros los hacían en el sector de la cancha de esa urbanización y el lugar conocido como la entrada de la finca que se encuentra a varios metros de donde las autoridades han encontrado varios cementerios clandestinos.

Las fuentes declararon que varios de los integrantes de la iglesia evangélica participaron en el rapto de un joven de 20 años de edad aproximadamente y de un anciano de 75 años, cuando fueron bajados desde la unidad de transporte de forma violenta.

Sin embargo, nadie realizaba investigaciones y el control de la Policía en la zona era casi nulo, según los vecinos que denunciaban los hechos de violencia.

Los supuestos cristianos de la pandilla participaban en predicaciones al aire libre en varias calles de la colonia Santa Lucía, en Soyapango, San Martín y en otros sectores de Ilopango, siempre bajo el control de la MS.

Las fuentes de la Policía Nacional Civil (PNC) asegura que de esa forma los supuestos evangélicos mantenían vigilados los sectores, ya que con la apariencia de religiosos, podrían tener más movimiento en las zonas.

Sin embargo, estos sujetos no tenían mayores misiones de parte de los cabecillas de la estructura y eran sacados de otras actividades delictivas más fuertes que realiza la estructura en el lugar.

La Mara Salvatrucha mantiene un control de “posteo” (vigilancia) con horarios y apodos de los pandilleros que realizan esas funciones, según las fuentes policiales.

En estas tareas ocupaban a los pandilleros evangélicos, estos controlaban el sector de un Instituto de la zona y alertaban de la presencia de las patrullas policiales y carros sospechosos en todo el corredor de la MS en el bulevar del Ejército, el cual era controlado desde la comunidad 22 de Abril hasta Las Palmas, en Ilopango.

Los sujetos tenían comunicación fluida a través de teléfonos celulares en red y llamadas en grupos, según la Policía.

Cobraban la extorsión y manejan negocios para la pandilla

Los supuestos cristianos además cobraban la extorsión en varios negocios y en un depósito de bebidas situado en uno de los pasajes de la residencial Vista al Lago.

También, las tiendas situadas entre la cancha, el tercer ciclo y por la Cruz Roja de la Santa Lucía.

Las fuentes policiales sostuvieron que varios pandilleros integrantes de la iglesia también tienen talleres de motos, venta de accesorios para vehículos y otros negocios de los que obtienen dinero la pandilla.

El Diario de Hoy publicó el jueves pasado una investigación sobre la operatividad de la MS para extorsionar y para usurpar más de 500 casas, las cuales alquila a 50 dólares mensuales cada una.

En el operativo en Vista al Lago participaron varias unidades elite de la Policía y Fuerza Armada. Foto EDH / archivo

La noticia provocó que un grupo de 110 soldados, 70 agentes y unidades elite de la PNC realizaran registros a más de 130 viviendas en la Vista al Lago para constatar la legalidad con que han sido ocupadas.

El caso ha causado indignación en redes sociales. Algunos ciudadanos afirman que este hecho delictivo de usurpar casas se repite en otras zonas residenciales de municipios de San Salvador como Ayutuxtepeque y Soyapango.

Durante el operativo, la Policía capturó a diez personas que fueron identificadas como: Rosa Irma Rivas Torres, de 45 años; Digna Esperanza Valeriana Perlera, de 25 años; Roselia Isabel Granados Martínez, 26; Estefani Daniela Bonilla Romero, 26. Además de Douglas Alberto Vásquez, de 47 años; Cecilia del Carmen Molina, de 46; Jorge Luis Mancua Orellana, de 20; Benjamín Antonio García Chávez, de 18; Amílcar Geovani Canizález Guardado, de 24 años y Josué Abraham Amaya Ticas, 19 años.

Los ocho detenidos enfrentarán la justicia por el delito de utilización u ocupación ilegal de inmueble porque no presentaron escrituras de compra-venta ni tampoco contrato de arrendamiento de las viviendas donde residían.

El referido delito está contemplado en el artículo 345-A del Código Penal, el cual establece que la usurpación de un inmueble es cuando no se tiene escrituras de compra ni tampoco contrato de alquiler de la propiedad.

Durante la captura de los sospechosos, varios de ellos aceptaron que pagan 50 dólares a los supuestos dueños de las viviendas, pero no les entregan recibos y no tienen contratos firmados por abogados.

Detienen al hijo del pastor, quien es procesado por otro delito

La Policía confirmó que Amaya Ticas, apodado El Tenebroso, fue parte de la estructura de la MS en Vista al Lago y las colonias aledañas desde hace tres años, está dentro de los capturados por el mismo delito, ya que no presentó documentación legal de la casa donde vivía.

Amaya Ticas negó ser pandillero y dijo que su padre era quien paga el alquiler de la casa donde residía.

Sin embargo, al realizarle el registro, los policías encontraron que el joven tiene un brazalete electrónico en su pie izquierdo, ya que es procesado por el delito de agrupaciones ilícitas en un juzgado especializado de San Salvador.

Usurpación de casas en Vista al Lago

500 viviendas

Una estructura de la pandilla MS ha usurpado 500 casas situadas en la colonia Vista al Lago, situada en Ilopango, por las que cobra alquiler de $50 por cada una.

Amaya Ticas aparece como imputado en un proceso judicial número 1026-UDCV-2018-SV.

Según los registros policiales, fue detenido el pasado 24 de mayo junto a 35 pandilleros más ligados al rapto y asesinato de los soldados Saúl Humberto Turbín Gómez, de 24 años; Leonidas Enrique Morales Morán, de 22 años; Nelson Omar Díaz López, de 22, y Wilfredo Pérez López, de 26, cometido con lujo de barbarie el 10 de octubre de 2016 en Vista al Lago.

Hasta la fecha no se ha confirmado si los restos de los militares están dentro de los 13 extraídos del cementerio clandestino en la zona.

Pese a la acusación formal, el sospechoso se encuentra procesado en libertad y solo debe presentarse a firmar al referido juzgado, no salir del país, entre otras restricciones, según fuentes judiciales.

Los otros supuestos pandilleros e integrantes de la iglesia evangélica capturados junto con el hijo del pastor siguen detenidos.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad