Encuentran el cadáver de uno de los pandilleros que se fugó de Apopa

Ronal Edgardo Durán Durán era pandillero de la 18R y estaba acusado de violación.

El director de la Policía dijo que de los diez reos que se fugaron, cinco estaban detenidos por el delito de homicidio agravado, cuatro por extorsión y uno por violación. Hasta esta mañana, la Policía confirmó que recapturó a dos de los diez fugitivos y que continúan con el operativo de búsqueda. Foto EDH/ Cortesía

Por Óscar Iraheta

Jun 21, 2020- 04:30

La noche del viernes encontraron el cadáver de Ronal Edgardo Durán, pandillero de la 18R, alias “El Diablo”. El hallazgo sucedió en la colonia Popotlán, informó Rogelio Rivas, Ministro de Justicia y Seguridad.

Durán , acusado de violación, era uno de los diez reos que se fugaron de las bartolinas de la delegación policial de Apopa el pasado jueves. Dos más fueron recapturados el viernes, informaron las autoridades.

Mauricio Arriaza Chicas, director de la Policía Nacional Civil, afirmó que los pandilleros que se fugaron el jueves de una sede policial, tenían más de seis meses de planificar el escape, según las investigaciones que realizó la inteligencia policial.

Entre los delincuentes hay cinco acusados por el delito de homicidio agravado, otros cuatro por extorsión agravada y uno más por violación.

El acusado de violación llegó deportado al país el pasado marzo.

Arriaza Chicas afirmó que todos los mareros son considerados de alta peligrosidad, ya que pertenecen a estructuras como la que opera en Valle Verde, Aguilares, Guazapa, El Tikal, Santa Teresa Las Flores y otras colonias peligrosas del municipio de Apopa.

Al parecer varios de los reos se colgaron con fuerza y lograron abrir espacios donde se salieron hacia la parte alta de una de las celdas, nadie escuchó cuando los diez hombres se fugaron sobre techos de lámina.

Uno de ellos, destrabó una lámina y logró salir hacia el techo de la delegación policial donde funciona la Unidad Institucional de Atención Especializada Unimujer-Odac. Luego lo hicieron los otros nueve.

Ya en los techos, lo diez pandilleros caminaron por el trayecto de dos casas hasta llegar a donde funciona la sede de Comandos de Salvamento del municipio de Apopa. Antes doblaron un alambre razor y se lanzaron al patio de la casa donde se encontraban dos socorristas de turno. Varios pandilleros amarraron a los dos socorristas, mientras que otros ingresaron a las habitaciones donde se vistieron con ropa de los socorristas. Luego robaron cascos, mascarillas, carnés de identidad, botas militares, 16 camisas con logos de la unidad de socorro, insignias, y otros artículos de uso exclusivo de los Comandos.

Los pandilleros también robaron celulares, dinero en efectivo y otras pertenencias de los socorristas. Dos de ellos intentaron encender dos motocicletas que estaban en el cochera de la casa, pero no lo lograron.

Los sujetos tomaron las llaves de la ambulancia placas 123-012, se subieron haciéndose pasar como socorristas y huyeron sobre la céntrica 4a. Calle Poniente hasta salir hasta a la carretera Troncal del Norte.

Luego tomaron hacia el norte y a la altura del kilómetro 16, en la zona de la calle antigua al municipio de Guazapa, dejaron abandonada la ambulancia. En el interior de la ambulancia fueron encontrados varios cascos y otros objetos que pertenecen a los socorristas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad